lunes 23.09.2019
ORGANIZACIóN MUNDIAL DE LA SALUD

Hacia una Nueva Gobernanza por la Salud Global

Oscar Lanza | La doctora Margaret Chan afirma que “el mundo necesita un guardián de la salud mundial, un protector y defensor de la salud, incluyendo el Derecho a la Salud".

Hacia una Nueva Gobernanza por la Salud Global

La Asamblea Mundial de la Salud (AMS/WHA) es el órgano supremo de toma de decisiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que anualmente se reúne en Ginebra (Suiza) en el mes de mayo de cada año, a la cual asisten delegaciones de los 194 Estados miembros. Bolivia, al igual que otros países, estará presente en tan importante evento. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) es es el organismo de Naciones Unidas (NU) especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial. Inicialmente fue establecida por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas que impulsó la redacción de los primeros estatutos de la OMS. La primera reunión de la OMS tuvo lugar en Ginebra (Suiza) en 1948.

La OMS es la autoridad mundial directiva y coordinadora de la salud dentro del sistema de las Naciones Unidas. Es responsable de proporcionar liderazgo en los asuntos sanitarios mundiales, configurar la agenda de investigación en salud, establecer normas y estándares, articular opciones de política basadas en la evidencia, prestar asistencia técnica apoyo a los países y vigilar las tendencias sanitarias. Por ello, su actual Directora, la Dra. Margaret Chan, afirma que “el mundo necesita un guardián de la salud mundial, un protector y defensor de la salud, incluyendo el Derecho a la Salud."

EL SIGLO XXI Y LAS REFORMAS DE LA OMS

La crisis de la OMS fue evidente ya en el año 2009, al solicitar prestamos contra futuros ingresos a fin de mantener sus operaciones. La fue la congelación de las contribuciones básicas y la consecuente dependencia de contribuciones vinculadas a actividades que los donantes desean priorizar. En términos de salud global es la insuficiencia de sus recursos equivale  solo al coste de la ejecución de un gran hospital en Europa o los EE.UU.. En comparación a ello, el costo de una epidemia como Ébola o SARS resulta trivial l(4). Las reformas actuales de la OMS se encuentran en una dirección que amenaza con reforzar la influencia de los donantes, y sólo puede amplificar la influencia de las corporaciones en la agenda de la OMS.

Por ello la OMS ha emprendido una serie de reformas a fin de estar mejor preparada para hacer frente a los retos cada vez más complejos de salud que plantea  el escenario mundial en el siglo XXI. Desde viejos problemas que se resisten a desaparecer, hasta nuevas amenazas para la salud pública, exigen que la OMS ejerza su liderazgo para responder a este entorno cambiante.

LA AGENDA DE LA ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD 2015

La agenda de la 68ava. AMS/WHA 2015 incluye importantes temas, como ser: la implementación de reformas en la OMS/WHO, el involucramiento de actores no estatales, los métodos de trabajo de los órganos de gobierno dentro la OMS, el monitoreo de los alcances de las metas del milenio, la problemática de las enfermedades no transmisibles, los resultados de la segunda conferencia sobre nutrición celebrada el 2014,la salud materno infantil la nutrición de niños pequeños, el diseño de indicadores en este tema, la resistencia a los anti microbianos, la implementación de las regulaciones internacionales en salud,  situación del brote de ébola, malaria, dengue, el plan de acción global para vacunas, los informes sobre violencia y salud, la epilepsia como problema global,la salud y adolescencia, la polución del aire y sus consecuencias, el cambio climático y la salud, la estrategia global y plan de acción sobre salud publica, innovación y propiedad intelectual, entre otros varios trascendentes tópicos.

SALUD GLOBAL: DESAFIOS ACTUALES DE LA OMS (WHO) y de la AMS(WHA)

Con el objetivo alcanzar para todos los pueblos el grado más alto posible de salud la OMS fue fundada en 1948. Luego de mas de 5 décadas de existencia, la salud mundial enfrenta hoy nuevos desafíos y registra el surgimiento de nuevas organizaciones, nuevas iniciativas, nuevos actores, algunos de ellos con enorme  influencia en el rol de la OMS como autoridad directiva y coordinadora de la salud mundial.

En la Conferencia de Alma-Ata en 1978, los ministros de salud de 134 países, en colaboración con la OMS y UNICEF, se fijo el objetivo de lograr "Salud para todos en el año 2000" identificado Atención Primaria de Salud (APS) como la estrategia para lograrlo (1). Sin embargo hoy, transcurridos los años, en un mundo cada vez mas globalizado, surgen nuevas amenazas para la salud, mientras persisten las disparidades en salud (3, la injusticia social en el acceso a los servicios de salud y al socorro sanitario, en buena parte del planeta.

El tema no es solo financiero, si no de voluntad política de los estados. El proyecto de presupuesto de la OMS para los 2 próximos años( 2016-2017) prevé un gasto de alrededor de USD 2.2 Billones/año, que es considerado insuficiente (2). Los ingresos para cubrirlos no están asegurados, se esta obligada a entrar en un “dialogo de financiación”.  

Se estima que ya cerca del  80% de los gastos de la OMS es proporcionada por “donantes”, incluidos países ricos e instituciones filantrópicas (2), mientras que su financiación por parte de los estados miembros para su funcionamiento se ha estancado, con el riesgo de convertir a la OMS en dependiente de tales “contribuciones voluntarias” que generan susceptibilidad en organizaciones de la Sociedad Civil (SC) activas en promover el Derecho a la Salud sobre si se están abriendo las puertas a una re- interpretación de la  constitución de la OMS, y sobre la conveniencia o no, que una organización intergubernamental como la OMS  incluya actores y caritativas fundaciones del sector privado, sin el riesgo de mayor influencia en decisiones de carácter normativo, de aprobación de estándares en salud, generación de conocimientos, de brindar información independiente, confiable basada en evidencia y si podrá en este escenario seguir ejerciendo su rol como principal  abogado independiente de la salud mundial.

Su rol de proveer asistencia técnica a gobiernos en varios aspectos, debe incluir una visión genuina de Derechos Humanos, de mayor Justicia Social, equidad, de contribución al empoderamiento comunitario de la salud, para que la voz de aquellos menos favorecidos, vulnerables sea amplificada y escuchada en sus foros. Es que estos aspectos no serán afectados por la influencia de algunos de los nuevos actores interesados en que la OMS resulte mas bien un “brazo operativo de proyectos” que involucran tales proveedores de las “contribuciones voluntarias”?

Estas son algunas preocupaciones e interrogantes que la AMS debe considerar en el marco del proceso de reforma y que requieren, ciertamente, de un minucioso análisis por parte de las delegaciones de los estados miembros, para decidir sobre  los mecanismos de gobernanza de la OMS, así como sobre sobre sus políticas, la estructura, las prioridades de la OMS, su financiamiento y en general, sobre  su rol mismo en cuanto a contrarrestar presiones orientadas a expandir el mercado. Por ello, es necesario tomar en cuenta y fortalecer los aportes de  organizaciones de la sociedad civil de interés publico, genuinamente comprometidas con el ejercicio del Derecho a la Salud, para evitar la captura corporativa de las decisiones en salud.

LA SOCIEDAD CIVIL Y LA AMS/WHA 68

El reciente brote de ébola puso en evidencia la crisis y las limitaciones estructurales de la OMS, debidas, entre otras, a restricciones presupuestarias. 

Los activistas por el Derecho a la Salud, congregando a voluntarios, trabajadores, profesionales de salud, lideres sociales,  académicos, de varios países del mundo, seguirán con atención las deliberaciones de la 68ava Asamblea Mundial de la Salud (AMS/WHA), a través de redes como el Movimiento por la Salud de los Pueblos (MSP/PHM), la Red de Investigación, Docencia e Investigación de Salud en América Latina (Red IDESAL), Justicia, Salud y Desarrollo )Bolivia), entre varias otras,  atentas y cuidando por la democratización, la buena gobernanza mundial de la salud  y la  responsabilidad publica.

Hacia una Nueva Gobernanza por la Salud Global
Comentarios