sábado 27/11/21
DíA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL CONSUMIDOR

Dietas saludables: La captura corporativa

Oscar Lanza | La selección de nuestra diaria comida, el hecho y modo de alimentarse son la expresión de los valores, la cultura, las relaciones sociales y la autodeterminación de las personas.

consumo1

La selección de nuestra diaria comida, el hecho y modo de alimentarse son la expresión de los valores, la cultura, las relaciones sociales y la autodeterminación de las personas. El acto de alimentarse debería encarnar por tanto la soberanía de decisión de los consumidores y usuarios, pero la imposición de estilos de vida, la continua inestabilidad en los precios de  los alimentos, entre otros factores conducen a una mayor inseguridad alimentaria mundial, que afectan con mayor dureza a aquellas personas con menores ingresos.

Según expertos, se entiende por alimentación saludable aquella que permite alcanzar y mantener un funcionamiento óptimo del organismo, conservar o restablecer la salud, disminuir el riesgo de padecer enfermedades, asegurar la reproducción, la gestación y la lactancia, y que promueve un crecimiento y desarrollo óptimos. Una alimentación saludable debe ser satisfactoria, suficiente, completa, equilibrada, armónica, segura, adaptada, sostenible y asequible (1).

Una dieta saludable ayuda a proteger no solo la desnutrición y/o malnutrición, sino también contra las denominadas enfermedades no transmisibles (ENT), como ser la obesidad, diabetes, enfermedades del cardiacas, cerebrales, cáncer y otras (2). En la sociedad actual, asistimos a una proliferación de dietas poco saludables, que sumada a la reducción de la actividad física, contribuyen al incremento de los riesgos globales para la salud.

Las prácticas alimentarias saludables deberían empezar  a temprana edad con la lactancia materna, cuyos beneficios contribuyen no solo al bienestar del recién nacido, sino a lo largo de la vida, evitando variadas patologías como enfermedades infecciosas, el sobre peso, enfermedades crónicas,  la  obesidad,  etc.

A diez años del lanzamiento de la Estrategia Global sobre Dieta, Actividad Física y Salud propuesta por al Organización Mundial de la Salud (OMS),  hasta ahora, ningún país ha tenido éxito en revertir de manera importante el aumento de problemas tales como la enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad, diabetes y otras, que los países de ingresos bajos y medios, resultan responsables de cerca del 75% de muertes, afectando a 28 millones de personas (8).

EL DERECHO AL ALIMENTO Y A UNA DIETA SALUDABLE

Es inaceptable que en un mundo de abundancia más de 800 millones de personas cada día se acuesten con hambre cada noche, mientras la obesidad en todo el mundo se ha duplicado desde 1980. En el año 2014, se estimó que más de 1,9 billones de adultos, mayores de 18 años, tenían sobrepeso (5). De ellos más de 600 millones eran obesos. En el 2013 se consideraba que.42 millones de niños menores de 5 años, tenían sobrepeso o eran obesos. En contraste, cerca de 150 millones de niños sufren de retraso en el crecimiento debido a la carencia de nutrientes y aproximadamente 800.000 bebés mueren cada año por no ser amamantados adecuadamente La injusticia en cuanto al acceso a información y orientación  en salud independiente es mas que evidente y en los medios de comunicación este tema no se aborda suficientemente.

Muchos países de bajos y medianos ingresos enfrentan hoy en día una "doble carga de  enfermedad”, pues los Países en Vía de Desarrollo (PVD) deben enfrentar problemas derivados de la pobreza como ser enfermedades infecciosas, tuberculosis, desnutrición, etc y al mismo tiempo afrontar un rápido aumento de factores de riesgo generados por hábitos de consumo y estilos de vida, importados e impuestos desde occidente como “moda y que provocan inusitada carga de ENT (enfermedades no transmisibles), como obesidad y sobrepeso.

Por otra parte los niños en los Países en Vías de Desarrollo (PVD) ingresos son más vulnerables debido a la inadecuada asistencia prenatal, la precaria orientación en cuanto a nutrición del lactante y del niño pequeño, están más expuestos y son víctimas de  la voracidad comercial y publicitaria casi ilimitada, resultado de legislaciones débiles o incumplidas que toleran el consumo de productos cuestionados, como ser con alto contenido de grasas, alta cantidad de azúcares, alto contenido de sal, pobres en micronutrientes, de alta densidad energética, que tienden a ser de bajo costo, pero de baja calidad en cuanto a nutrientes, mientras sus autoridades de salud los toleran, resultando los consumidores los afectados por falta de protección efectiva del estado, generando un preocupante aumento de obesidad infantil y problemas de desnutrición y malnutrición (5).

ALGUNOS DATOS UTILES

La ingesta de energía (calorías) debe equilibrar el gasto de energía. La evidencia indica que la grasa total no debe superar el 30% de la ingesta total de energía para evitar el aumento de peso. El consumo de grasas debería estar alejado de las grasas saturadas, reemplazándolas por grasas insaturadas (3), y por la eliminación de grasas trans en la industria (4). Hay que limitar la ingesta de azúcares libres a menos del 10% de la energía total (2, 5).Se sugiere una reducción adicional a menos del 5% de la energía total (6) para beneficios de salud adicionales.

Mantener la ingesta de sal a menos de 5 g por día ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares en la población adulta (7).

La OMS (Organización Mundial de la Salud)  junto a los Estados miembros, han acordado promover la reducción de la ingesta de la población mundial de la sal, en un 30% y así detener el aumento de la diabetes y la obesidad para el 2025.

QUIEN CONTROLA LO QUE COMEMOS? - FACTORES QUE PROMUEVEN UNA DIETA NO SALUDABLE

Ciertamente que la avidez por mayores ganancias resulta uno de los factores  determinantes para la expansión de dietas no saludables. Esther Vivas en su libro ”el negocio de la comida: ¿Quién controla nuestra alimentación?” (9) estima que en los 100 últimos años ha desaparecido el 75% de la diversidad agrícola, señala que una serie de empresas clave a nivel internacional controlan y dominan el mercado de la agricultura y la alimentación. Es bien conocido que Monsanto, Cargill, Nestlé, Mars Incorporated, Mondelez International Inc.,, Associated British Foods plc,Coca Cola, PepsiCo Inc., Danone, Carrefour, General Mills Inc., Auchan, Unilever,Kellogg's Company,  Mercadona se encuentran entre las principales(10). Desde las semillas, esencia de la vida y la agricultura, hasta la venta y consumo individual, cada uno de los tramos de la cadena agroalimentaria está monopolizado y controlado por unas pocas multinacionales, que deciden, con su poderosa influencia en los mercados, qué comemos, cómo lo comemos, qué precio pagamos por ello. Así, lo que comemos tiene muy poco de alimento y mucho de producto alimentario (9).

La voracidad comercial, la publicidad, la moda, el aumento de la producción de alimentos procesados, la rápida urbanización, la prisa, presionan hacia un consumismo irracional poco  ético, que conduce a cambios de estilos de vida y patrones de alimentación, factores que entre otros inducen a la preferencia por dietas no saludables. La gente asi, está consumiendo más alimentos ricos en energía, grasas saturadas, grasas trans, azúcares libres o sal / sodio, y consumen menos frutas, verduras y fibra dietética y granos enteros.

CUIDANDO POR UNA DIETA SANA Y EQUILIBRADA

La composición exacta de una dieta sana y equilibrada varia en función de las necesidades individuales (por ejemplo, edad, sexo, estilo de vida, el grado de actividad física) etc.

Para los adultos, se indica que una dieta saludable debe contener: Frutas, verduras, legumbres (como lentejas, frijoles), nueces y granos enteros (por ejemplo, sin procesar maíz, mijo, avena, trigo, arroz integral). Al menos 400 g (5 porciones) de frutas y verduras al día (2). Las papas, yuca y otras raíces amiláceas no se clasifican como frutas o verduras. Menos del 10% de la energía total de azúcares libres (2, 5), equivalente a 50 g (o alrededor de 12 cucharaditas rasas), pero posiblemente menos del 5% de la energía total de los beneficios de salud adicionales (6). La mayoría de los azúcares libres se añaden a los alimentos por el fabricante, cocinero o consumidor, y también se pueden encontrar en azúcares presentes de forma natural en la miel, jarabes, zumos de frutas y zumos de frutas concentrados. Menos de 30% de la energía total de la grasa (1, 2, 3). Las grasas no saturadas (por ejemplo, se encuentran en los aceites de pescado, aguacate o paltas , nueces, girasol, canola y oliva) son preferibles a las grasas saturadas (por ejemplo, se encuentran en las carnes grasas, mantequilla, palma y aceite de coco, crema, queso, manteca y manteca de cerdo) (3).

Las grasas trans industriales (que se encuentran en los alimentos procesados, comida rápida, bocadillos, comida frita, pizza congelada, pasteles, galletas, margarinas y pastas para untar) no son parte de una dieta saludable. Menos de 5 g de sal (equivalente a aproximadamente una cucharadita) por día (7) y el uso de la sal yodada.

Para los bebés y niños pequeños: en los primeros 2 años de vida de un niño, la nutrición adecuada reduce el riesgo de muerte y de las ENT en desarrollo. También fomenta un mejor desarrollo y crecimiento saludable y el desarrollo en general.

Los recién nacidos, infantes y niños pequeños deben recibir Lactancia Materna en forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y luego prolongarla hasta los 2 años o más, junto a alimentos complementarios. La sal y azúcares no deben añadirse a los alimentos complementarios.

SISTEMA ALIMENTARIO HEGEMONICO Y EL MODELO  DE PRODUCCION AGRO INDUSTRIAL SESGADO

La Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (ICN2) se celebró entre 19 la 21 Noviembre, 214, en la Sede de la FAO en Roma,( Italia) abordando el análisis de todas las formas de malnutrición. Más de 2.200 participantes representando a gobiernos, organismos de sociedad civil y el sector privado estuvieron presentes. Al final de tal conferencia, muchos expresaron que si bien fue un paso positivo, al abordar la malnutrición ampliamente, el evento, sin embargo, no estuvo libre de decepciones, ya que no se tuvo en cuenta las causas fundamentales de la malnutrición como ser que el actual sistema alimentario internacional es hegemónico y esta guiado por un modelo de producción agroindustrial  sesgado e incapaz de responder a las necesidades de salud y  a los urgentes problemas de desnutrición y/o malnutrición actuales..

La primacía de los acuerdos de comercio propuestos por la OMC (Organización Mundial de Comercio), el dominio de las industrias sobre el Codex Alimentarius, afectan, entre otros, el pleno ejercicio del Derecho a la Salud y el Derecho al Alimento, así como el apoyo a modelos actuales de agroalimentación, la promoción de los monocultivos, junto a la permisibilidad de las autoridades internacionales y nacionales para la expansión de organismos genéticamente modificados (OMGs), la tolerancia al acaparamiento corporativo de la tierra, los océanos, lagos, ríos y recursos acuáticos la falta de inversión en la producción de alimentos a pequeña escala, han provocado, entre otros, el desplazamiento y empobrecimiento creciente de los pequeños productores en todo el mundo y en especial en el sur. La falta de respeto a la movilidad de muchos productores, su sedentarización forzada, la falta de respeto a la tenencia comunal de sus recursos naturales, la privatización, el desmantelamiento de estructuras de gobierno y de la capacidad de interpelación de organizaciones de la sociedad civil y del movimiento Consumidores han causado la situación actual de malnutrición, desnutrición y  daño ambiental, con consecuencias irreversibles en los sistemas productivos. Muchos gobiernos parecen hoy más interesados en la “salud de su economía” que en la salud de sus pueblos. Se requiere, por tanto mayor gobernanza y participación democrática en los  temas relacionados a alimentos y nutrición, así como un marco regulatorio global más transparente.

La actual situación y la tendencia alimentaria ha dado lugar a impactos ambientales profundamente negativos como ser la erosión del suelo y la contaminación, acidificación de los océanos, la pérdida de la fertilidad, reducción de la biodiversidad y el cambio climático.

La elaboración de cualquier plan de políticas, programas y medidas sobre alimentación y nutrición debe ser la comprensión inequívoca y el respeto a los derechos de los consumidores a una alimentación adecuada a la salud, a una  nutrición apropiada, el acceso a agua segura y potable, como derechos humanos fundamentales. Las personas somos titulares de derechos y los estados son titulares de deberes con la obligación de respetar, proteger y cumplir estos.

LA CAPTURA CORPORATIVA DEL ESPACIO POLITICO

Los Gobiernos debilitados, son presas más fáciles para la “captura corporativa del espacio político”. Se observa con alarma la disminución continua de la gobernanza, desmantelando paulatinamente muchos de los avances para la protección efectiva de los Consumidores, como en el caso de Bolivia, mientras se registra un aumento significativo en las asociaciones público-privadas y el progreso de las iniciativas  “filántropo-capitalistas” que con frecuencia dan lugar a grupos de presión empresariales fortalecidas al ganar influencia.  Esto conlleva a la reducción del espacio  para una la rendición de cuentas de los gobiernos no solo en relación con los alimentos, la nutrición, si no en cuanto a otras obligaciones de Derechos Humanos. La política pública debe estar  dirigida a cuidar el interés público y es fundamental para ello, abordar plenamente el tema de conflicto de intereses. La creciente criminalización de los movimientos sociales con respecto a la protección de Derechos Humanos, Derechos de los Consumidores, protección de la alimentación y la defensa de la nutrición, resulta  totalmente inaceptable.

LA INFORMACION, LA COMUNICACION

Es necesario aplicar regulaciones más estrictas que prohíban la comercialización de productos no saludables, ultra-procesados con alto contenido de azúcar, grasa y / o saladas, incluidas la leche de fórmula y lactantes y alimentos para niños pequeños promovidos a los padres, los niños y jóvenes. Los derechos de los consumidores incluyen el acceso a información independiente, imparcial, adecuada, equilibrada, basada en evidencia y la educación del consumidor resulta fundamental, para evitar la influencias nocivas en el tema de alimentación y nutrición alertando a las personas sobre potenciales los riesgos.

PROPUESTAS PARA LA ACCION

  • Brindar apoyo pleno a la propuesta Convención Global para la Promoción  y Protección de Dietas Saludables, formulada por el Movimiento Mundial de consumidores.
  • El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CFS)  de FAO debe reafirmar su rol para ser un espacio crítico donde la coherencia de políticas sobre seguridad alimentaria y la nutrición tengan un fuerte enfoque de Derechos Humanos.
  • Los Estados miembros de NN.UU. deben garantizar que en la agenda de desarrollo post 2015 (ODS) se reafirme el Derecho a la Salud y el Derecho a la Alimentación y que sus indicadores resulten coherentes con los imperativos de seguridad alimentaria y nutricional.
  • Los Estados miembros de la OMS deben presentar informes periódicos a la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) sobre el grado de cumplimiento de los compromisos asumidos en cuanto a políticas de salud y nutrición cuidando la primacía de dietas saludables, ante los saludables negocios.
  • El Consejo de Derechos Humanos debe efectuar un estrecho seguimiento a las políticas de salud, alimentación y nutrición de los estados, cuidando  por el pleno ejercicio de los derechos de los consumidores.
  • Hay millones de ciudadanos hambrientos y desnutridos, sin ingresos suficientes para comprar suficientes alimentos nutritivos para ellos y sus familias. La solución no es proporcionarles suplementos alimenticios. La nutrición debe estar enraizada en los sistemas alimentarios locales basados en la soberanía alimentaria.
  • Los consumidores tienen derecho a conocer, en términos fáciles de entender, el contenido nutricional de los alimentos y bebidas a ellos ofertadas, así como una información completa e independiente sobre su origen, composición, la presencia de sustancias potencialmente nocivas, así como ingredientes de cultivos de OGM en cualquier nivel de la cadena de producción.
  • La nutrición no se puede separarse de los alimentos. La separación artificial de la nutrición de los sistemas alimentarios (incluidos los sistemas alimentarios tradicionales), la salud, el medio ambiente y la agricultura es alentada por el actual modelo económico de libre mercado, que plantea soluciones técnicas y basadas en productos y que ignoran el aspecto económico, ambiental, social, sanitario y cultural como  determinantes.
  • Una Nutrición adecuada requiere promover dietas saludables, bajo un régimen ecológico y socialmente justo de alimentos que no promueva la privatización, y ponga las necesidades de los productores de alimentos a pequeña escala en el centro de soluciones.  Esto incluye la necesidad de un mayor apoyo de las comunidades .Todas las personas tienen derecho a una alimentación sana, segura y libre de químicos.
  • El concepto de "responsabilidad social corporativa" está siendo manipulado  como instrumento para proteger a corporaciones de su verdadera responsabilidad con la complicidad de algunos estados miembros. Los consumidores deben ejercer mayor control social sobre este instrumento.
  • Los ciudadanos consumidores debemos mostrar mayor  preocupación social por la toma de control corporativo de los sistemas alimentarios, que han logrado hacer que la nutrición se haya convertido en una industria en sí misma, generando enormes beneficios, no a través de la provisión de alimentos nutritivos naturales, sino debido a la sustitución por costosos suplementos y alimentos excesivamente procesados que no responden a las verdaderas necesidades nutricionales de las comunidades.
  • La caracterización de "emergencias" nutricionales en situaciones de crisis y o en circunstancias de crisis prolongadas, promueven y refuerzan los programas de “ayuda” y las "soluciones" que tienden a ser llevadas a cabo sin consultar a las comunidades locales, y no satisfacen las necesidades nutricionales reales de las comunidades afectadas, creando una preocupante dependencia.

Referencias y Bibliografía:

1.- GREP-AEDN, grupo de expertos en nutrición - Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas España – 2005

2.-OMS – Dieta Saludable  Nota descriptiva N ° 394 , Actualizada enero 2015 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/en/

3.-Las grasas y los ácidos grasos en la nutrición humana: informe consulta de expertos. Roma: Organización para la Alimentación y Agricultura de Naciones Unidas; 2010 (FAO: Alimentación y Nutrición 91). http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/en/

4..- Nishida C, Uauy R, editores. OMS actualización científica sobre los ácidos grasos trans (AGT).European Journal of Clinical Nutrition, 2009, 63 Suppl 2: S1-S75.

5.- WHO - Obesity and overweight - Fact sheet N°311 - Updated January 2015 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/en/

6.- Moynihan PJ, Kelly SA. Efecto sobre la caries de la restricción de la ingesta de azúcares: revisión sistemática para informar a las directrices de la OMS. J Dent Res, 2014 93: 8-18.

7.- Guía: El consumo de sodio para adultos y niños. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 2012.

8.- OMS Enfermedades no transmisibles Nota descriptiva - Enero de 2015 - http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs355/es/

9.- Esther Vivas,”el negocio de la comida. ¿Quién controla nuestra alimentación?”- Icaria editorial,  España, 2014 - http://arainfo.org/2014/12/esther-vivas-lo-que-comemos-tiene-muy-poco-de-alimento-y-mucho-de-producto-alimentario/

10.- Las 10 corporaciones que dominan el mercado alimenticio mundial Publicado: 24 ago 2014 - http://actualidad.rt.com/economia/view/138126-companias-dominio-mercado-alimenticio-mundial  

Dietas saludables: La captura corporativa
Comentarios