#TEMP
lunes. 27.06.2022
POSPONEN SU ENTRADA EN BENGHAZI

Las fuerzas de Gadafi cercan la capital de los rebeldes

El hijo del líder libio asegura que no tienen miedo a la resolución de la ONU. El viceministro de Exteriores libio advierte de que “Cualquier país que entregue armas a los rebeldes tendrá que ser responsable”.

Saif al Islam Gadafi, hijo del líder libio, Muamar Gadafi, ha asegurado que a su país no le da miedo la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU por la que se autoriza la intervención militar y la imposición de una zona de exclusión aérea para proteger a los civiles de los ataques del Ejército gubernamental.

Las palabras del hijo de Gadafi han sido transmitidas por la cadena de televisión Al Arabiya, que no precisó el lugar ni el momento exacto en que fueron pronunciadas.

El Ministerio de Defensa libio ha amenazado con represalias inmediatas, incluso más allá de las fronteras del país, en caso de que haya una intervención militar internacional.

Muamar Gadafi, ha anunciado este viernes que el Ejército va a rodear Benghazi pero, de momento, no va a entrar en la 'capital' de los rebeldes, según informó la cadena de televisión Al Arabiya.

Asimismo, el hijo de Gadafi anunció el envío de fuerzas "antiterroristas" a Benghazi con el objetivo de desarmar a los rebeldes que controlan la ciudad y aseguró que el Ejército ayudará a los civiles que huyan de esta localidad del este del país.

AGRADECIMIENTO DEL GOBIERNO LIBIO A LOS PAÍSES QUE NO APOYARON LA RESOLUCIÓN

El viceministro de Exteriores de Libia, Jalid Kaim, ha asegurado que la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es un "desafío" para la comunidad internacional. Así lo ha manifestado en una rueda de prensa, transmitida por la cadena Al Yazira.

En lo que supone la primera reacción del régimen de Muamar Gadafi a la resolución de la organización internacional, Kaim ha destacado la protección a la población civil y la unidad del territorio libio, como dos aspectos del texto en los que coinciden las aspiraciones de la comunidad internacional y de las autoridades libias.

"Nuestra intención es proteger a los civiles en cualquier parte del país. El Ejército y las fuerzas de seguridad solo quieren proteger a los civiles y garantizar la vida", ha aseverado. El viceministro ha comunicado directamente esta misma idea al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon.

No obstante, ha advertido de las consecuencias que tendría armar a la oposición. "Cualquier país que entregue armas a los rebeldes tendrá que ser responsable, porque ayudará a que los libios se maten unos a otros", ha alertado, en referencia a una eventual intervención militar.

Asimismo, el político ha mostrado su agradecimiento a los cinco países que se han abstenido en la votación de la resolución, estos son Brasil, India, Rusia, China y Alemania. "¡Qué sorpresa!", ha dicho en relación a este último. Los diez miembros restantes del organismo han apoyado la iniciativa.

La rueda de prensa ha terminado de forma abrupta cuando un grupo de personas, situadas al fondo de la sala y enfundadas en banderas libias, ha comenzado a gritar consignas. "Esto es una celebración, estamos seguros de nuestro líder", ha comentado Kaim, al aclarar que eran manifestantes pro-gubernamentales.

Las fuerzas de Gadafi cercan la capital de los rebeldes
Comentarios