Nuevatribuna

LUCHA CONTRA EL ESTADO ISLÁMICO

ONU advierte de la dificultad de predecir futuros ataques de ISIS

La red terrorista cuenta en la actualidad con más de 20.000 miembros en Iraq y Siria.

"el grupo terrorista aún representa una amenaza seria y significativa al operar desde la clandestinidad y el alcance que aún tiene", advierten los expertos de la ONU

ISIS está vencido, pero no muerto”, advierte la ONU. Expertos de las Naciones Unidas alertan de que la lucha contra el Estado Islámico continúa en diversos frentes y que se ha transformado en una red terrorista oculta difícil de predecir.

En la presentación del séptimo informe del Secretario General sobre la amenaza que plantea el Estado Islámico para la paz y la seguridad internacionales, el secretario general adjunto de la Oficina contra el Terrorismo, Vladimir Voronkov, aseguró que “ISIS continúa presentando un serio desafío, especialmente debido a su transformación en una red secreta, las actividades de sus afiliados regionales y la compleja amenaza planteada por el regreso y la reubicación de combatientes terroristas extranjeros y sus familias”, según recoge el portal de la ONU.

Voronkov indicó que actualmente se calcula que ISIS cuenta con más de 20.000 miembros en Iraq y Siria, repartidos de forma bastante equitativa entre ambos países. Esa fuerza se nutre de manera importante de miles de combatientes terroristas extranjeros. Muchos de ellos han vuelto a sus países o se ocultaron en algún otro mientras esperan la llamada para volver a la actividad cuando las circunstancias lo permitan. 

Por todo ello, destacó que a pesar de que ISIS se encuentra en plena retirada en Iraq y Siria, el grupo terrorista aún representa una “amenaza seria y significativa” al operar desde la clandestinidad y el alcance que aún tiene.

“La creciente amenaza de la red mundial del ISIS, en particular de combatientes extranjeros terroristas, será diversa y difícil de predecir”, sentenció Voronkov. “Uno de los peligros que estos plantean a su retorno es la experiencia adquirida en zonas de conflicto, como habilidades para preparar dispositivos explosivos improvisados dispositivos y acondicionar drones para ser usados como armas”.

Fuente: ONU