viernes 06.12.2019
GALICIA: PRESUPUESTOS DE EMPLEO DE 2016

Evolución y contexto en el que se hacen estos presupuestos

Con las políticas de Alberto Núñez Feijoo, Galicia ha perdido 253.382 empleos, 63.015 más que la media estatal.

Evolución y contexto en el que se hacen estos presupuestos

Cuando queremos analizar la política que se hace, el modo más claro de hacerlo es analizando los presupuestos. Si los objetivos políticos no se traducen en objetivos presupuestarios, estamos hablando de discurso que encubre la realidad. Son los números los que muestran la importancia de unos temas sobre otros. Para analizar los presupuestos de un año, debemos relacionarlos con la serie, con la riqueza, con el empleo y ver qué efectos tuvieron. Este será el objetivo de este primer artículo sobre los presupuestos de empleo para 2016.

grafico1Las grandes cifras de los presupuestos desde 2001 se ven en el gráfico de la izquierda. Para hacer propaganda, este gobierno dice que en los presupuestos de 2016 aumenta el gasto no financiero en 437 millones y disminuye el gasto en deuda en 473 millones sobre 2015. La realidad es que Feijoo gasta en deuda 1.205 millones más que lo que se encontró en 2009 y el gasto no financiero es 2.688 millones menos que en 2009. El gasto en deuda aumentó en un 306% y el gasto no financiero disminuyó un 24%

grafico2Todos nos acordamos de Feijoo en la oposición diciendo que el anterior gobierno gastaba lo que no tenía. Él hizo que el gasto de la Xunta pasara del 19,8% del P.I.B. al 15,8%. Pero la deuda pasó de ser el 6,22% del PIB gallego al 18,53%. El ahorro de Feijoo le llevó a multiplicar por tres el porcentaje de PIB que significa la deuda. Esto supone pasar de una deuda de 3.584 millones de euros a otra de 10.210 millones. En este momento la deuda es superior a todo el gasto no financiero de la Xunta. Esta sí que es una losa muy pesada que deja Feijoo. Si en la oposición bramaba por una deuda que equivalía al  31,4%,  ¿qué diría, de continuar en la oposición, con deuda que él deja que supone el 117,2% do gasto?

¿Qué hace Feijoo con el dinero, que con un recorte muy fuerte de los presupuestos todavía aumenta la deuda? La respuesta está en el aporte del Estado. En 2009 el Estado aportaba a Galicia  5.617 millones de euros, la mitad del gasto no financiero. La previsión de los presupuestos de 2016 es que este se reduzca a solamente 2.259 millones, el 25,9% del gasto no financiero. La respuesta a la pregunta no está en Galicia, está en Madrid. Con el gobierno de Rajoy, entre 2012 e 2015, Galicia ha recibido 8.531 millones mientras en los  cuatro años anteriores había recibido 19.110 millones.

Mientras Feijoo tachaba de desleal a Zapatero con Galicia recibiendo más de 19 mil millones, calla frente a Rajoy que le aporta menos da mitad. A Galicia no le va nada bien Rajoy. Además Feijoo ahora anda la idea de bajar los impuestos. Si su partido está recortando las transferencias a las comunidades, un recorte superior al 50%, y él en Galicia baja los impuestos, ¿con que se va a financiar la sanidad, la educación, el empleo, la dependencia, y tantos otros servicios públicos?

grafico3La afectación de los recortes al conjunto de la economía fueron los que cabía esperar: en la medida en que el recorte del gasto de la Xunta es más permanente, el PIB se resiente en un importe similar al recortado. En los últimos tres años el PIB gallego disminuyó en relación con el de 2009 con una diferencia inferior al 5% sobre la disminución al gasto de la Xunta. Los recortes tuvieron un efecto de contractura obvia. Si en una situación de recesión el gasto público se contrae, ocurre lo que nos aconteció: desaparece el equivalente a un de cada cinco empleos a tiempo completo.

Con las políticas de Feijoo Galicia perdió 253.382 empleos, 63.015 más que la media estatal

Feijoo llegó al gobierno haciendo promesas de solucionar el problema del empleo. Al final de esa campaña electoral llegó incluso a hablar de solucionar el paro en 45 días. Para ver que pasó en el mercado de trabajo mostraremos el tercer trimestre de la EPA de 2015. Este es el último dato que tenemos y lo compararemos con los mismos trimestres de 2008, último tercer trimestre del bipartito y de 2011, último tercer trimestre anterior a la reforma laboral y a la llegada de Rajoy al gobierno do Estado.

Para evitar la trampa de los parciales que viene provocado la reforma laboral, (dividen un puesto de trabajo de 40 horas entre tres personas a 10 horas y dicen que hay más empleo), los datos de empleo irán referidos a las horas habituales trabajadas.

En 2008 en Galicia habitualmente se trabajaban 46,13 millones de horas a la semana. En 2011 el número de horas disminuyó en un 11,6% y fueron 5,33 millones de horas menos; en este último trimestre la disminución fue de 4,15 millones, el 10,2% de disminución.

Desde que llegó Feijoo a solucionar el problema del empleo, Galicia perdió el equivalente a 253 mil puestos de trabajo a tiempo completo, el 20,6% de las horas de trabajo con las que se encontró. Se han destruido uno de cada cinco puestos de trabajo que había, el equivalente a 255.382 empleos a tiempo completo. Si en 2008 Galicia representaba el 6% do conjunto del Estado, en 2015 cayó hasta el 5,6%.

En el conjunto del Estado la pérdida fue del 15,6%, uno de cada siete. Si las políticas de Feijoo hicieran que no hubiera esa diferencia, habría 2,29 millones de horas más, el equivalente a 63.015 empleos a tiempo completo.

Los sectores estratégicos de Galicia, entre los más castigados

grafico4La mayor diferencia se viene produciendo en el sector primario. Mientras en el Estado se produce una pérdida del 17,4% de las horas trabajadas, en Galicia llegó hasta el 50,9%. Hay el equivalente a 54.399 puestos de trabajo a tiempo completo menos. En 2008 el sector primario gallego suponía el 13,3% de este sector en el conjunto del Estado. En el último trimestre supone el 7,3%. Esta pérdida de peso traduce la destrucción de 35.744 empleos más de los que se habrían destruido si el comportamiento del sector primario gallego fuera similar al de la media estatal.

La industria manufacturera perdió el 27,9% de las horas de trabajo, más de una de cada cuatro, y el equivalente a  58.475 empleos a tiempo completo. Su peso en la economía galega desciende; de suponer el 17% del trabajo, al 15,5%. Entre sus actividades cabe destacar:

  • La industria alimentaria pierde el 29,8% de las horas de trabajo, unos 14.414 puestos, y veinte puntos más que la media estatal (una diferencia equivalente a 9.607 puestos más).
  • La industria del textil y confección pierde el 51,7%, unos 11.768 puestos, 15 puntos más que la media estatal.
  • La fabricación de otro material de transporte (la construcción naval, principalmente), frente a una pérdida del 3,1% en el Estado, presenta en Galicia una caída del 32,5%;  esta diferencia supone la eliminación de unos 4.063 empleos más si la evolución se asemejara a la media estatal.
  • Las industrias de la madera y del mueble pierden el 55,6% de su trabajo, 18.545 puestos y 2.842 más que si su evolución se asemejara a la media estatal.
  • Entre las actividades que menos empleo se destruyó cabe destacar la industria da automoción que tuvo una pérdida del 1,1%, 222 puestos, frente la registrada de media en Estado de un 9,7%
  • En segundo lugar es necesario citar la metalurgia y la fabricación de productos metálicos que en Galicia experimentaron una pérdida del 9,6%, 2.363 empleos menos, mientras la media estatal fue del 40,9%.

La industria de electricidad, agua y gestión de residuos mientras en la media del Estado tuvieron un crecimiento del 15,4%, en Galicia perdieron el 31,7%, unos 4.810 empleos.

El sector de la construcción y sus afines de extracción y fabricación de minerales no metálicos tuvieron una pérdida de la mitad de sus horas habituales de trabajo, el equivalente a 85.845 puestos de trabajo a tiempo completo. Con todo, esta pérdida fue 7,3 puntos inferior al de la media del Estado.

El sector  servicios es quien tuvo un mejor comportamiento tanto en el Estado como en Galicia. Con todo perdió el 8,3% de sus horas habituales, el equivalente a 61.867 puestos a tiempo completo. De mantener una pérdida similar al de la media estatal, el 5,5%, habría 20.656 empleos a tiempo completo más. Dentro de este sector, quien presenta una mayor caída son las actividades financieras y de seguros, que pierden el 31,9% de su trabajo, el equivalente a 8.015 empleos. La pérdida  media del Estado fue del 12,9%.

grafico5Es tremendamente preocupante la composición por edad y sexo con el que queda el mercado de trabajo. Se ha perdido el 55% del trabajo de los menores de 30 años. Hay 139.130 puestos de trabajo menos ocupados por jóvenes. Para hacernos una idea de lo que supone esa pérdida de presencia, desde 2008 hasta hoy los menores de treinta años pasaron de trabajar una de cada cinco horas a una de cada diez.

El grupo de edad entre 30 y 44 años, perdió el 20% de las horas  de trabajo que tenía en 2008. Hoy hay el equivalente a 105.991 puestos de trabajo a tiempo completo menos que en 2008. Pese a ello, su presencia en el total de empleo se mantiene en términos similares. Si en 2008 trabajaban el 43,7% de las horas, hoy es el 44,3%. Es en los grupos de más edad, entre 45 y 54, y de más de 55 años, donde se produce un cambio: los hombres pierden un 9% y un 10% de sus horas y las mujeres aumentan un 5% y un 26% respectivamente. Lo que se produce es un envejecimiento. Si en 2008l as personas de más de 44 años trabajaban algo más de una de cada cuatro horas, el 27%, hoy es una de cada tres, el 33%.

Y, de acabar con paro en 45 días, a duplicar los 110.054 parados que había, hasta llegar a las 222.636 personas de ahora. Pero hay más personas que demandan empleo. Las personas paradas aumentaron en este tiempo en  112.582 personas más, pese a la salida de muchas de ellas a buscar empleo o a trabajar en otros países. Las personas que trabajan menos de 20 horas y buscan completar una jornada insuficiente, aumentaron en 9.389. Las personas desanimadas que quieren trabajar pero que no buscan porque creen que no lo encontrarían, aumentaron en 13.304. Juntos, hacen que de solucionar el paro en 45 días se pase a 135.275 más buscando trabajo y sumen un total de 338.720 personas. Además con la reforma laboral hicieron la reforma de prestaciones, recortándolas. Hay en Galicia 162.838 personas paradas sin prestaciones. La proporción de parados protegidos pasó de dos de cada cinco a uno de cada cuatro, del 40,2% a solamente el 26,2%. La desprotección de los parados pasa a ser el problema más acuciante.

Todo este desastre es fruto de las políticas neoliberales de Feijoo y de la Reforma Laboral de Rajoy. Y todo esto, para cambiar la distribución de las rentas.

grafico6Una de las maneras de analizar la riqueza de Galicia, es  en su PIB, viendo como se reparte entre los salarios y el excedente empresarial. La Reforma Laboral modificó el sistema de reparto de las rentas, haciendo que el coste de la crisis recayera en los asalariados. Sus salarios cayeron en los últimos cuatro años, desde que se aprobó la reforma, un 7,9% y esto ocurría mientras el excedente empresarial caía solamente 1,5%.  Del total del PIB que se reparte, excluyendo los impuestos, los salarios pasan de suponer el 51,4% al 49,7%. Pierden 21 mil millones de euros, por solamente los 3,7 del excedente empresarial La Reforma Laboral logró fundamente su objetivo: modificar la distribución de riqueza haciendo que por cada euro que de perdiese el excedente empresarial, los salarios perdieran seis.

A modo de resumen, el entorno en el que se presentan los presupuestos se caracteriza por:

  • La realidad es que gasta en deuda 1.205 millones más que el gasto que se encontró en 2009 y el gasto no financiero es 2.688 millones menos que en 2009. Un aumento del gasto en deuda de 1.205 millones de euros, un 306% más que cuando llegó al gobierno, y una reducción del gasto no financiero en 2.688 millones de euros, un 24% menos.
  • La deuda pasó de ser el 6,22% del PIB gallego al 18,53% y el gasto no financiero de la Xunta del 19,8% del P.I.B. al 15,8%.
  • Rajoy redujo la aportación del Estado a los presupuestos de la Xunta en 19.110 millones, en los cuatro años anteriores, la reducción había sido de 8.531 millones de euros. Recortó un 50% de dicha aportación.
  • Con las políticas de Feijoo Galicia perdió 253.382 empleos, 63.015 más que la media estatal.
  • Se envejeció el mercado de trabajo al perderse el 55% de trabajo de los menores de 30 años y las personas de más de 44 años que trabajaban algo más de una de cada cuatro horas, el 27%, hoy trabajan una de cada tres, el 33%.
  • Las personas paradas aumentaron en este tiempo en 112.582 personas, de las que solamente uno de cada cuatro, o 26,2%, perciben prestaciones.
  • Y todo esto para que por cada euro que perdiese el excedente empresarial, los salarios perdiesen, esperando que ocurra lo mismo cuando haya crecimiento, que por cada euro que suban los salarios, el excedente empresarial suba seis.

Comentarios