<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 19.08.2022
DEFINE COMO “CAUSA NACIONAL” PARA LA LEGISLATURA LA RECUPERACIÓN DEL EMPLEO PROMOVIENDO UN “GRAN ACUERDO”

“No me voy a dejar ganar”, advierte Rubalcaba

Arropado por Zapatero, Felipe González, los ministros y demás dirigentes socialistas, el candidato a la presidencia del Gobierno cerró este domingo la Conferencia Política del PSOE pidiendo a los suyos que trabajen para "quitarle la careta al PP" y para combatir su "estrategia" contra los servicios públicos, dando así la batalla digan lo que digan las encuestas.

Puede ser que ganemos o que perdamos pero yo no me voy a dejar ganar, ni vosotros os vais a dejar ganar

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba, ha llamado este domingo a los socialistas a "quitarle la careta al PP" y combatir su "estrategia" contra los servicios públicos y a dar la batalla, digan lo que digan las encuestas.

"Al final los ciudadanos deciden, puede ser que ganemos o que perdamos pero yo no me voy a dejar ganar, ni vosotros os vais a dejar ganar y voy a decir más, no nos van a ganar en ganas de ganar, jamás nos van a ganar en eso", ha proclamado al final de su discurso de clausura de la Conferencia Política del PSOE.

Rubalcaba ha definido como "causa nacional" para la legislatura la recuperación del empleo y se ha comprometido a promover un gran acuerdo -con comunidades autónomas, partidos políticos, empresarios y sindicatos-, advirtiendo de que no tiene sentido que se reclame una acción unitaria para salir de la crisis en el seno de la UE y en España haya políticas divergentes.

Además ha hecho una defensa cerrada de la sanidad y la educación públicas. "Tenemos un gran problema, el empleo; un gran objetivo, la igualdad; y un gran aliado, el cambio", ha remachado el candidato en su discurso.

De cara al 20 de noviembre, Rubalcaba quiere presentar "ideas claras, propuestas claras y cuentas claras" y confrontarlas con las del PP, aunque ha visto difícil confrontar con un rival, Mariano Rajoy, que sólo dice "dependes".

"No somos iguales"

Estoy con los que quieren una salida justa de la crisis

Su objetivo, convencer a los españoles de que no es igual que gobierne el PSOE o que gobierne el PP, porque mientras que de los ocho años de gobiernos del PP no se recuerda nada en materia de pensiones mínimas o sanidad obligatoria, el PSOE es el partido "de las transformaciones, los derechos y las libertades". "Estoy con los que quieren una salida justa de la crisis", ha dicho; "no somos iguales y conviene que hagamos esta lectura".

El PSOE, ha proclamado, ha "conseguido que todas las creencias sean legales y que ninguna sea la ley", ha defendido el consenso constitucional y los de los estatutos autonómicos, y el pacto antiterrorista. "Un partido que ha sido capaz de unir a los españoles cuando los españoles lo hemos necesitado", ha proclamado. Por eso, ha calificado las próximas elecciones de "encrucijada", casi tan importantes como las de 1977.

No busquéis en mí nostalgia ni resignación

Rubalcaba ha rechazado que haya que volver a 1996 -como dice el PP aludiendo a su primer gobierno-, recordando que "no todo fueron ventajas", pero ha ido más allá y se ha opuesto a toda "nostalgia". En su opinión, del siglo XX, que fue de guerras y persecuciones racistas, sólo hay que rescatar una cosa para llevarla al XXI, el Estado del bienestar. "No busquéis en mi resignación, ni nostalgia ni melancolía", ha avisado.

A su juicio, el mundo está inmerso en un cambio cuyo eje es el conocimiento y, por eso, puede cambiar para ser "mejor, más justo y más igualitario", pero ha advertido de que "no tiene por qué ser así, depende de quien gobierne", así que ha pedido a los suyos que lo transmitan a los españoles: "Esta es nuestra batalla, la del 20 de noviembre, y la tenemos que dar pensando en los ciudadanos, que son los dueños del voto".

Ante el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el expresidente Felipe González y la plana mayor del PSOE, Rubalcaba ha hablado ante los suyos durante casi una hora, aunque ha recortado su discurso, y de hecho ha asegurado que eso es "lo único" que va a recortar.

La sanidad intocable

Hay que dejarles sin excusas, quitarles la careta

Pasando a las políticas concretas, Rubalcaba ha tildado de "intocable" la sanidad pública, se ha comprometido a dar "un paso adelante" en su defensa y ha advertido de que el debate sobre su financiación no es técnico, sino ideológico. "Si quieren copago o privatización que lo digan, pero que no digan que es porque no tenemos dinero. Hay que dejarles sin excusas, quitarles la careta", ha remarcado.

Así, ha puesto como ejemplo a la Comunidad Valenciana y a la de Madrid para denunciar que los recortes en sanidad y educación no son por la "herencia" recibida, sino por "querencia". Además, se ha propuesto "obligar" a las comunidades autónomas a gastar en sanidad las partidas destinadas a ello: "Fórmulas las hay y si no las hay las inventaremos".

En su opinión, lo que están haciendo los 'populares' en sanidad y educación no es sólo un "disparate" sino una verdadera "estrategia" para denigrar los servicios públicos, denigrando a los profesores de la educación pública como en su día, ha opinado, hicieron con la sanidad en la persona del doctor Montes, cuando era jefe de cuidados paliativos en Leganés (Madrid).

"No lo vamos a permitir", ha aseverado. Rubalcaba ha dejado claro que la educación es la "niña bonita del candidato" y ha insistido en que no hará grandes reformas si llega al Gobierno, pero sí mejorará "lo que importa" y trabajará en la formación de "personas, ciudadanos, trabajadores y emprendedores", que sepan "entender lo que leen, trabajar en equipo y hablar idiomas".

Rubalcaba ha defendido el papel de las mujeres en la sociedad y en la política -"no quiero que estén, quiero que decidan"- y las políticas de conciliación y ha dedicado buena parte de su discurso a la "gran causa" de crear empleo. De entrada, se ha propuesto no hacer más reformas laborales hasta aplicar la actual "para ver cómo funciona".

Acabar con el fraude fiscal en la legislatura

El candidato ha defendido sus planes de crear un impuesto a los grandes fortunas y a los bancos para crear empleo, recordando que para combatir el déficit también hay que hablar de los ingresos, aunque sea "delicado", y no sólo del gasto. Ha defendido también la reciente reforma de las pensiones como garantía de que no habrá que congelarlos y se ha comprometido a luchar contra el "grande fiscal".

En este punto, ha hecho valer su gestión contra la criminalidad al frente del Ministerio de Interior para decir que, de igual manera, se compromete a "luchar contra el gran fraude fiscal, a acorralarlo y terminar con él en la próxima legislatura".

Junto a un gran acuerdo político, social y empresarial, que ha justificado en que el empleo depende de muchos actores, ha adelantado que pondrá en marcha tantas políticas de empleo como situaciones distintas existen -jóvenes con o sin formación, mujeres jóvenes, desempleados mayores-.

Rubalcaba ha reconocido que no puede prometer que "mañana" se van a crear "millones de empleos, porque no es verdad", pero sí ha hecho hincapié en que el PSOE, igual que ha hecho en estos años de crisis, ofrece la "certeza" de que los desempleados tendrán subsidio, además de hospitales de calidad, educación para sus hijos y pensiones aseguradas.

“No me voy a dejar ganar”, advierte Rubalcaba
Comentarios