domingo. 26.05.2024
JOSÉ MANUEL FREIRE

“Aguirre está poniendo en riesgo la sanidad pública madrileña”

Ha sido fichado por Tomás Gómez para la lista del PSM a la Comunidad de Madrid. Médico de profesión y ex consejero de Sanidad del Gobierno vasco, José Manuel Freire alerta del riesgo de que el PP gane las elecciones del 22M ya que “se llegaría a un punto de no fácil retorno en la privatización”. 

Nuevatribuna.es | Usted ha coordinado el Libro Blanco de la Sanidad en Madrid que servirá de base al programa electoral del PSM en materia de política sanitaria. ¿Cuáles son las líneas fundamentales de este informe?

José Manuel Freire | El Libro Blanco está organizado en torno a estos cinco grandes ejes estratégicos cada uno de los cuales está desarrollado en un capítulo del libro. Son estos: 

1. En primer lugar, el ‘buen gobierno’ para la sanidad pública de Madrid, porque es la necesidad más urgente y lo que tiene mayor poder transformador. Se trata de hacer bien las cosas: con transparencia y rendición de cuentas; sin improvisaciones, preguntando a los profesionales y con responsables que lo son por su valía y no por su carné. Trabajar así es garantía de buenos resultados, de servicio de calidad y eficiente, como demuestran los países nórdicos.

2. El segundo eje es hacer de Madrid una ‘comunidad saludable’: revitalizar la Salud Pública, la prevención, la protección y la promoción de la salud, haciendo de la buena salud y de la calidad de vida ligada a ella, una de las grandes prioridades de toda la política pública de Madrid.

3. El tercer eje es la ‘ciudadanía sanitaria’: los planteamientos para hacer real que pacientes y ciudadanos sean el centro de la sanidad pública, que ésta responda de verdad.

4. El cuarto eje es el rediseño a fondo del Servicio Madrileño de Salud, restaurando y reforzando las Áreas de Salud, con los principios de buen gobierno, apoyando la profesionalidad de los sanitarios, para que toda la sanidad pública pueda funcionar bien.

5. Finalmente, el quinto eje trata de cómo buscar un nuevo contrato social con los profesionales, agentes económicos y sociales, y con los pacientes y ciudadanos para una sanidad pública de calidad y eficiente. El punto de encuentro serían los valores de la sanidad pública y del buen gobierno, buscando consensuar reglas de buen gobierno y buena gestión, gobierne quien gobierne.

Estos puntos expresan bien cuáles son a nuestro entender los objetivos que debieran marcar la sanidad de Madrid, y los instrumentos para lograrlos.

¿Y cuáles son, a su juicio, los principales problemas de la sanidad en Madrid?

La sanidad de Madrid es buena a pesar de sus problemas, pero el gobierno actual la está poniendo en riesgo. Nuestra sanidad tiene problemas que son comunes, con distinto nivel de intensidad, a la sanidad de cualquier región desarrollada, pero que aquí no son abordados como sería preciso.

Además tiene problemas muy propios y más preocupantes: debidos a la forma tan incompetente e ideologizada con la que los gobiernos del PP han gestionado la sanidad de Madrid durante estos años. El gran síntoma de estos problemas es la desmoralización de muchos profesionales, e incluso cuadros de la sanidad de Madrid. Las causas de ello son muchas y se potencian entre sí: la infrafinanciación de sanidad en Madrid (una de las más bajas per cápita de toda España); el sectarismo ideológico que reflejó el caso Leganés y a diario se manifiesta en la ocupación partidaria de cargos de responsabilidad, sin importar competencia; la privatización de hospitales y servicios sin justificación ni transparencia alguna; la descapitalización técnica de la Consejería y sus medidas tipo Área Única; el mal funcionamiento en temas clave para los pacientes: citas, ambulancias, listas de espera, etc. Todo ello tiene consecuencias tan preocupantes como la expulsión hacia la medicina privada de miles de madrileños con recursos, poniendo en peligro la solidaridad en la que se basa cualquier sistema de buena sanidad pública.

Si el PSOE gana las elecciones, ¿cuál debería ser la primera medida a adoptar en materia de sanidad?

Formar un equipo cuya trayectoria, solvencia profesional y credibilidad personal devuelva la confianza a profesionales y ciudadanos de que gobernaremos la sanidad pública de Madrid con honestidad y competencia, de acuerdo con los principios del buen gobierno que propugnamos.

A raíz de un estudio elaborado por la consejería y que se conoció hace unos días, el PSM ha alertado de las intención del PP de recortar prestaciones y servicios en caso de que ganen las elecciones del 22 de mayo. ¿Es cierto que el PP tiene un ‘programa oculto’ en el que también incluye introducir la figura del copago?

El documento que hemos visto es real, ha salido de una Subdirección General de la Consejería de Sanidad y no es creíble que sea un borrador improvisado por un funcionario ocioso… El documento tiene fecha del 10 de diciembre de 2010, y se titula “Límites a la cobertura de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud”. Obviamente no tengo medios de saber si el PP tiene o no un programa oculto, pero este texto es muy real y propone recortar prestaciones muy concretas, que van desde vacunas a sillas de ruedas, pasando por la comida de los enfermos en los hospitales. Y esto, obviamente no es un juego. Sería un grave error dejar pasar el tema sin alertar a la población de su gravedad, de lo que puede suceder en la sanidad si el PP gobernara de nuevo en Madrid a partir de mayo.

Entonces, ¿está en peligro la sanidad pública madrileña por las políticas del PP?

Si el PP siguiera en el gobierno de la Comunidad otra legislatura más, la situación de la sanidad de Madrid llegaría a un punto de no fácil retorno en su privatización, en su pérdida de equidad y calidad, en la desmoralización de los profesionales, y en la deserción de clases medias de la sanidad pública. Esto es lo que nos jugamos en las elecciones del 22 de mayo. Que nadie se equivoque: las elecciones autonómicas son para elegir gestores de nuestros servicios públicos básicos, no son un referéndum sobre Zapatero, ni sobre política económica, como le gustaría plantearlas a la Sra. Aguirre y al Sr. Rajoy.

Según UGT, el coste de los hospitales madrileños que introducen formas de gestión privada supone más del doble que el de los hospitales tradicionales enteramente públicos, ¿qué opina sobre esto?

Es bien sabido que el sistema de escogido por el PP de Madrid para construir y gestionar los hospitales nuevos ha sido de financiación y gestión privadas. Es un sistema mucho más caro, tanto aquí como en el Reino Unido, donde hay un informe reciente del Parlamento británico que lo dice claramente. Lamentablemente aquí en Madrid (al igual que en Valencia) el oscurantismo y la falta de transparencia con el que se gestiona la privatización nos impide tener datos fiables, evaluar y comparar, y esto en pleno territorio Gürtel no augura nada bueno: ya veremos lo que nos encontramos después de mayo.

¿Qué problemas está trayendo la Ley de Área Única?

La idea en sí misma es descabellada y sin justificación técnica alguna. Pero además, su puesta en marcha ha sido de una improvisación tan escandalosa que la ha hecho peor y ha sublevado incluso a los directivos más adictos. Ha generado un auténtico caos en los centros. Su impacto negativo lo están notando los pacientes (especialmente ancianos) que sufren un sistema de citaciones que no está pensado para ellos; los médicos que no saben qué personas tienen en sus listas y tienen que hacer visitas domiciliarias a pacientes que no conocen; los médicos coordinadores de las Unidades

Docentes de Medicina de Familia que han dimitido en bloque. En fin, la verdad es que nadie en la Atención Primaria entiende por qué han tenido esta ocurrencia.

En estos días en los que se está hablando tanto de la contaminación atmosférica, ¿qué medidas se podrían adoptar de forma urgente?

La primera medida urgente en estas situaciones es alertar a la población sobre el peligro sanitario existente, indicando por todos los medios posibles las medidas concretas que tienen que tomar los grupos de personas más vulnerables (niños, ancianos, pacientes con enfermedades cardiovasculares y respiratorias). Esto es lo más eficaz: es de efecto inmediato, salva vidas y evita sufrimientos.

Es lo primero que hay que hacer, por pura responsabilidad ante los ciudadanos y por obligación democrática de transparencia. Lamentablemente no se ha hecho así en Madrid; una vez más, la calidad de la política, su transparencia y el buen gobierno dan pautas claras de actuación incluso en temas aparentemente técnicos.

La justicia ha reabierto el ‘caso lamela’ por la denuncia puesta por Luis Montes. ¿Qué derivadas cree que está teniendo en la asistencia en Madrid de los cuidados paliativos?

Me alegra mucho que finalmente la justicia haga justicia al Dr. Montes: la merece él, sus compañeros y sobre todo los pacientes. Con el “caso Leganés” y la persecución a sus médicos, el gobierno del PP-Aguirre ha puesto su ideología sectaria por encima del derecho de las personas a una muerte digna con una atención profesional y humana. El Dr. Montes tiene razón: después del acoso que sufrió por parte del infausto Sr. Lamela, muchos pacientes en Madrid han tenido una muerte muy dura, que pesará sobre las conciencias de los responsables... Que quede claro: el futuro gobierno socialista de la Comunidad tratará estos temas con sentido humanitario y con decisión: garantizando el derecho de toda persona a cuidados paliativos y a recibir la ayuda sanitaria necesaria para que cuando llegue la muerte esta sea sin sufrimiento, digna, y en lo posible rodeada de los seres queridos.

“Aguirre está poniendo en riesgo la sanidad pública madrileña”