<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
miércoles. 08.02.2023
EDUARDO MADINA

“La crisis es la excusa del PP para alcanzar sus máximos ideológicos”

El secretario general del Grupo Parlamentario Socialista reconoce que su momento más amargo de la legislatura que acaba fue el día de la votación de los ajustes, cuando el PP “intentó llevar al país a un escenario de precipicio”.

entrevista, madina, congreso, nuevatribuna
Eduardo Madina

En febrero de 2012 se cumplirá el décimo aniversario del intento de asesinato por parte de ETA de Eduardo Madina. Diez años después, el dirigente socialista se declara “un poco agnóstico en materia de perdón” pero se muestra convencido de que la banda terrorista está a las puertas de su derrota definitiva, un éxito que en buena parte atribuye al Gobierno de Zapatero y al del lehendakari Patxi López. El diputado, que volverá a encabezar la lista del PSOE por Vizcaya, reconoce que su momento más amargo de la legislatura fue el día de la votación de los ajustes, cuando el PP “intentó llevar al país a un escenario de precipicio”.

Es viernes por la tarde y Eduardo Madina nos recibe en su despacho del Congreso de los Diputados donde ha ejercido desde abril de 2009 de ‘número dos’ del Grupo. A dos díasde que se disuelvan las Cortes, el diputado vasco confía en que el proyecto del candidato Alfredo Pérez Rubalcaba, cale en ese grueso de votantes que en las pasadas elecciones autonómicas y municipales decidieron retirar su apoyo al PSOE. A su juicio, la crisis económica se ha convertido en una excusa para el PP para alcanzar sus “máximos ideológicos”, por eso hace un llamamiento a ese votante descontento con la advertencia de que en estas elecciones hay mucho en juego.


Nuevatribuna.es | Este lunes se disuelven las Cortes y se da carpetazo a una legislatura que ha estado marcada por la crisis económica y por los duros ajustes que ha tenido que acometer el Gobierno de Zapatero. El Grupo Socialista ha tenido que adoptar decisiones no siempre bien entendidas por los votantes. En este sentido y como secretario general del Grupo en el Congreso, ¿cuál ha sido su momento más amargo?

Eduardo Madina | El día del ajuste, el 27 de mayo de 2010, el día del anuncio de las medidas de ajuste, porque creí que si fallaba un único voto el país podría terminar intervenido, como ha pasado por ejemplo en Portugal, que un gobierno socialdemócrata envía a la Cámara un programa de ajuste de gasto y una oposición de derechas como en Portugal vota que no y consigue ganar una votación. Conclusión, el país termina intervenido. No he vivido una jornada parecida en toda la legislatura a la de esos días previos y a la de esa votación, el día del ajuste.

¿Pero más por temor a que no saliera o también por el hecho de las medidas tan duras que se habían tomado?

Por temor a que aunque tomando esas medidas en un decreto, con el coste que tenía en términos electorales, de no conseguir una mayoría en el Congreso, el país terminara como han terminado Grecia, Irlanda y Portugal que es lo que intentó el PP, llevar al país a un escenario de precipicio como ha sucedido en Portugal. Lo uno, pero sobre todo lo otro, mi peor día.

Pero lo cierto es que el Gobierno y el PSOE han tenido que tomar medidas muy duras que han dejado a muchos votantes socialistas bastantes descontentos. Las encuestas reflejan esos datos. Sin embargo, su partido ha lanzado un mensaje de optimismo. El comité de campaña de Rubalcaba afirma que hay 3,5 millones de indecisos y que es a ellos a los que hay que dirigir los mensajes. ¿Cuál es su opinión? ¿Se da la batalla por perdida como creen algunos? ¿Está el PSOE deprimido, de “brazos caídos”?

No tenemos transferencia electoral notable, hacia el PP, hacia IU o hacia otros sitiosNo hemos tenido ni tenemos un problema de que votantes en otro momento del PSOE hayan encontrado en otros partidos una mejor opción de voto. Ese problema no lo tenemos, no tenemos transferencia electoral notable, hacia el PP, hacia IU o hacia otros sitios. Tenemos una transferencia de no voto, hacia la abstención, de gente que ha decidido en las últimas elecciones municipales y autonómicas no votar al Partido Socialista. Tenemos una parte de nuestro electorado que sumada formó algo más de 11 millones en las elecciones de 2008 y que decidió no participar en las ultimas municipales. Y además tenemos una crisis que es una amenaza directa a la forma que nos hemos decidido dar en Europa. Eso es lo que está en juego en esta película. Es un cuestionamiento de la forma de vida con cohesión y bienestar social, con servicios públicos, con distribución de la riqueza, una forma de vida clásica, exclusivamente de Europa y que está en cuestión. Así que, nos vamos a presentar a estas elecciones diciendo a esos que no vinieron en las ultimas elecciones municipales que vengan con nosotros a defender nuestra forma de vida, la de la cohesión social, la de distribución de la riqueza, la de la educación, Madrid es un ejemplo; la de la sanidad, Cataluña y Murcia son otro ejemplo. Para la defensa de esto que somos, apelaremos a que vuelvan a acudir a las urnas quienes en las últimas elecciones no acudieron.

Se habla mucho de que Mariano Rajoy pueda llegar a hacer a nivel nacional, si gana las elecciones, lo que están haciendo todas las comunidades donde gobierna el PP, de recortes de servicios públicos y derechos sociales; y sobre todo de poner en peligro el Estado del Bienestar.

Creo que el capitalismo financiero (se le puede dar mil formulaciones porque este tiene zonas sanas, otras menos sanas, zonas más higiénicas o menos, en un marco es cierto de desregulación), amenaza, por las circunstancias en las que estamos, por colocar un interrogante a la sostenibilidad de la forma de vida europea. Es verdad que los desequilibrios por la caída de la actividad económica han colocado a todos los gobiernos europeos en una situación complicada. Las circunstancias económicas se han convertido en una losa para los gobiernos, pero se convertirán en una excusa para el PP. A lo mejor para nosotros no han sido ninguna losa, para el PP si llegara a gobernar, será una excusa, una excusa con la que llegar a sus máximos ideológicos que sin estas circunstancias económicas no podrían haber hecho. Por tanto, cuidado con lo que nos jugamos, donde en Madrid estamos viendo solo un pequeño ejemplo; donde en Cataluña con el cierre de quirófanos y el cierre de hospitales estamos viendo otro pequeño ejemplo; donde en Murcia los anuncios de la posibilidad de que haya que pagar por ir al médico han sido formulados como globos sonda pero sabemos que lo están estudiando. Las elecciones para la defensa, por primera vez en treinta años, del modelo social europeo adaptado a este país, hacen que sean las más importantes de las que hemos vivido, sin ninguna duda.

Cambiemos de tercio. ¿Cómo valora la decisión adoptada por la Audiencia Nacional de revocar el conocido como caso ‘chivatazo’ al no encontrar indicios suficientes de delito?

"ETA está a las puertas de su derrota definitiva"Primero con lógica, porque creo que aquí algunos han decidido durante una etapa hablar de que se traicionaba a los muertos y ahora que se pactaba con ETA a través de un chivatazo en un bar, para no hablar de la noticia real que, yo como ciudadano vasco y como persona que sabe de lo que habla cuando habla del terrorismo de ETA, veo nítidamente, y es que en estos siete años la noticia clara es que ETA está a las puertas de su derrota definitiva, está a un paso de entrar en una fase de sin vuelta atrás, en un punto de no retorno, hacia una fase de disolución. Y no hay más que mirar la realidad que tenemos hoy y la realidad que teníamos con ETA cuando gobernaba Aznar; y no hay más que ver cómo está ETA hoy y como estaba en 2001 o 2002; y no hay más que ir Euskadi y dar un paseo y ver cómo está aquello en términos de serenidad, en el ambiente político, en el paisaje vasco, no hay ‘kale borroka’, no hay extorsión, ETA está en un tregua que ya no recuerdo con cuantos adjetivos, en fin, estamos en otro escenario. Convendría que, como esa es una grandísima noticia, le permitiéramos a una sociedad como esta que ha sufrido tanto, la vasca, y la española, que disfrutara un poco del momento que está viviendo, después de tanto sufrimiento, disfrutar un poco de este momento en términos de situación del terrorismo podría ser estupendo y no lo van a permitir porque es un éxito del Gobierno. Conclusión, primero traicionamos a los muertos, después nos chivamos a ETA en el bar Faisán porque a última hora nos dio por colaborar a todos con ETA. Va, es una locura. Creo, que la decisión del Pleno de la Sala, con la excepción de algún medio de comunicación y del PP, todos veíamos que tenía bastante lógica jurídica.

Y sobre otra sentencia también reciente. Hace unos días usted reconoció que no estaba “eufórico” con la condena a Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga por tratar de reconstruir la ilegalizada Batasuna. ¿Le hubiera gustado que salieran absueltos?

“No me siento especialmente eufórico ahora que han condenado a Otegi”Dije y repito que lo que me gustaría es que todo el mundo aceptara y respetara las sentencias que emitieran los tribunales más allá de que le gusten más o menos. Y es muy curioso ver cómo los mismos portavoces del PP insultaron con palabras brutales a algunos magistrados del TC por emitir una sentencia del tema Bildu que no compartían. Los mismos que ahora están eufóricos con una sentencia condenatoria para diez años de Otegi con una disparidad de criterios sobre una visión de la sentencia de ETA absolutamente brutal. Yo no me sentí especialmente eufórico cuando se legalizó a Bildu y respeté aquello, pero tampoco me siento especialmente eufórico ahora que han condenado a Otegi a diez años. Ni lo uno ni lo otro. Pero hay un patrón que me acompaña, respecto las decisiones que los tribunales emiten, ya sea el Tribunal Constitucional o la Audiencia Nacional.

En su momento, usted se mostró a favor de negociar con ETA para el fin de la violencia lo cual no deja de ser extraordinario dada su condición de víctima. ¿Ha perdonado a los que intentaron acabar con su vida?

He construido una aproximación a esta realidad del terrorismo -digamos en mi caso particular-, situado al margen del concepto de perdón. Es complicado donde me meto porque no lo tengo del todo formulado. Diría que me declaro un poco agnóstico en materia de perdón. No necesito pedirlo, no necesito darlo, no necesito que me lo pidan, no necesito afirmarlo. Me muevo en claves distintas, más de justicia, en términos de Estado de Derecho exclusivamente, más que en términos de moralidad, si ese es el marco en el que se sitúa el perdón, que tampoco lo sé… Y ahí solo he pedido justicia, en ningún momento he pedido venganza, he mirado con una cierta serenidad, con una cierta racionalidad ese periodo de mi vida y sus conclusiones y sus consecuencias y por eso no he tenido especiales sensaciones de odio o cosas así y cuando he visto que la justicia me visitaba a mí o me pedía que la visitara a ella -y en este caso recibía la visita de la justicia-  me he sentido bien, plenamente bien. No necesitaba ni negar ni afirmar. No gravita sobre mí el concepto de perdón, ni yo sobre él.

¿Cree que una vez que ETA anuncie que abandona definidamente las armas sería el momento para derogar la Ley de Partidos?

No, no debería. No, porque no habría duda alguna de que al no existir violencia alguna que condenar, por ser ETA en ese caso cosa del pasado, ningún partido tendría problemas de adaptación a la propia ley. Y como esa es una ley que no es ad hoc para un partido sino que nos iguala a todos, es decir, la ha tenido que cumplir el PSOE, el PP, IU, la Chunta Aragonesista, el PNV, y Bildu, y todos, sería parte del ordenamiento jurídico en el ámbito electoral y al ser común a todos y no existir violencia alguna, no tendría nadie ningún problema.

Hablemos de Bildu. Esta formación obtuvo unos resultados importantes en las elecciones municipales. El exalcalde de San Sebastián Odón Elorza, compañero suyo de partido, ha dicho que no ve al alcalde de Bildu, Juan Karlos Izagirre, "capacitado" para avanzar en el objetivo de la construcción de la paz. ¿Qué opina?

Bildu, ni sabrá conducir paz alguna ni sabrán gobernar San SebastiánNo le veo capacitado para construir ningún objetivo de paz y tampoco le veo capaz de gobernar una ciudad como es San Sebastián. Y las pruebas me remito. No ha tomado todavía ninguna decisión sobre la gobernabilidad de San Sebastián. Lo único que ha hecho es que, inversiones importantes en un momento de una crisis tremenda, no los ha querido ejecutar con criterios puramente de estratosfera ideológica y eran inversiones por volúmenes de recursos muy importantes para la ciudad y para la economía en Guipúzcoa y en San Sebastián. Por tanto, ¿capacidad para conducir paz?, no, ¿capacitado para gobernar?, tampoco, pero le votó la gente y tuvo un enorme volumen de voto. Y luego tuvo la ayuda de un partido, el PNV, que tampoco quiso echar una mano, el evitar que Bildu gobernara el ayuntamiento de San Sebastián, con formulaciones y aritméticas que eran posibles desde el ayuntamiento y que el PNV no quiso aceptar ni siquiera la opción de discutirlas. Por tanto, coincido con Elorza, no sabrán conducir paz alguna ni sabrán gobernar San Sebastián.

Hace un balance muy crítico de los primeros meses de gestión de Bildu.

Bueno, tiene una ineficacia de gestión y tiene claramente una desorientación cronológica con el tiempo histórico que está viviendo Euskadi, en especial el señor Garitano [Martín Garitano] también presidente de la diputación de Guipúzcoa. Una cierta insensibilidad para reconocer algunas de las cosas que nos han sucedido, una cierta tendencia a querer pasar página a un tiempo de nuestra historia que parece que le pesa sin desconocer que hay muchos otros, casi mil personas que ya no están, y que sus familias probablemente sientan mucho más peso de ese capítulo que él mismo. No, no les veo en el reloj en hora, en lo que la sociedad vasca esta demandando, ni tampoco les veo capacitados para gobernar. El señor Garitano no ha tomado todavía ninguna decisión relevante, ha permitido una fusión de cajas y punto y no ha hecho nada más y ha quitado el cuadro de un Rey de un salón de la diputación, no ha hecho nada más, esa es toda su espectacular gestión durante estos meses.

Tras quince años sin representación en el Parlamento, la izquierda abertzale pretende volver al Congreso de la mano de Bildu que ya ha anunciado que se presentará en coalición con Aralar. ¿Cómo ve ese escenario? ¿Considera esto como un síntoma de normalidad democrática?

Si vuelven a presentarse, el Tribunal Constitucional vuelve a decir que son legales, y se presentan a las elecciones, estoy convencido de que van a sacar representación institucional y creo que no es poco importante que, si eso sucede, estén a la altura de las circunstancias hacia los que les votan y que, hasta ahora, en los ayuntamientos vascos y en la Diputación de Guipúzcoa, no han estado a la altura de lo que se les reclamaba. Por tanto, puede ser una buena noticia en lo relativo de que pueda ser un paso adelante. Si lo saben utilizar y lo saben aprovechar, sí; si saben qué significa venir a representar ciudadanos vascos en el Congreso, sí; si le dan un sentir a su participación institucional aquí, sí; si deciden seguir en lo que están algunos ahí arriba, en Euskadi, pues, seguramente será un esfuerzo inútil.

La izquierda abertzale acusa al Gobierno vasco de ejercer "de obstáculo" en el "proceso de paz" y mantenerse "alejado de la realidad política y social" de Euskadi. ¿Cómo ve el futuro del País Vasco y el papel de su partido en el proceso de normalización democrática y de consecución de la paz?

Esperamos que esta etapa de gobierno socialista signifique el fin del terrorismoEn clave de presente. No se debe escapar en el análisis histórico que la situación que estamos viviendo en términos de paz, de libertad, de normalidad democrática se ha alcanzado con un gobierno socialista allí y con un gobierno socialista aquí, con un lehendakari socialista [Patxi López] y con un presidente del gobierno socialista, cuya colaboración institucional plena, cuya colaboración policial plena, cuyo análisis compartido y cuyo diagnóstico compartido, cuyos objetivos compartidos han permitido que estemos donde estamos. Que Bildu diga que el lehendakari es un obstáculo de cara al proceso de paz…, ha sido justo todo lo contrario, ha sido el principal acelerador. Esta cohabitación de un mismo diagnóstico en instituciones centrales del Estado y en la comunidad autónoma vasca con contundencia plena para luchar contra un problema en cuyo sufrimiento nos hemos especializado los socialistas vascos. Nada de lo que sucede se puede explicar sin estos dos gobiernos cohabitando con un mismo objetivo, acabar con ETA y que los ciudadanos en Euskadi sean ciudadanos de pleno derecho sin coacción terrorista de ningún tipo. Eso marca claramente un camino de futuro para el partido en Euskadi, nada de lo que suceda en este campo se podrá entender sin nuestra aportación, por tanto, al menos, tendremos ahí un motivo de orgullo.

¿Y cree que esto puede cambiar si el PP gana las elecciones?, me refiero al ‘pacto’ entre PSOE y PP en Euskadi.

No, espero que no. Creo que las principales decisiones están tomadas y que es inamovible. Y sobre todo, la sociedad vasca, hace mucho que ha tomado una decisión para vivir en paz y de deslegitimar la violencia terrorista. ETA ha tomado decisiones que aparentan también ser irreversibles y nosotros hemos tomado la decisión de acabar con esto hasta el último minuto que nos quede en el gobierno, aquí y allí, sea ahora, sea dentro de cuatro años, sea dentro de ocho años, esperamos que esta etapa de gobierno socialista signifique el fin del terrorismo. 

“La crisis es la excusa del PP para alcanzar sus máximos ideológicos”
Comentarios