<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
martes. 29.11.2022
LO VE "PRACTICAMENTE IMPOSIBLE" PARA 2012 Y PARA 2013

Rosell anticipa que será "prácticamente imposible" alcanzar los objetivos de déficit para 2012

La Comisión Europea ha rechazado de nuevo acelerar los plazos para suavizar el objetivo de déficit para España (que obliga a un recorte desde el 8,5% al 4,4% este año) alegando que las cifras sobre el desvío presupuestario de 2011 que ofrece el Gobierno "cambian continuamente".

Para Rosell, es "prácticamente imposible" bajar de un déficit muy alto a uno muy bajo en dos años

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha anticipado que alcanzar los objetivos de déficit propuestos para 2012 será "prácticamente imposible", por lo que ha considerado que mejoras en la gestión y en la eficacia es lo "único" que se puede hacer en este "difícil año".

En concreto, Rosell se ha referido a la dificultad de alcanzar el objetivo anunciado el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que anticipó que el déficit público de este año cerrará en el 5,8% del PIB y en el 3% en 2013.

Para Rosell, es "prácticamente imposible" bajar de un déficit muy alto a uno muy bajo en dos años. No obstante, ha aclarado que habrá que ver con "calma, pausa y tranquilidad" cómo se hace. "Tenemos de aquí a finales de marzo, que es cuando el Gobierno decidirá cuáles son los números definitivos, para que las comunidades autónomas, los ayuntamientos y la Seguridad Social vean lo que hacen", ha añadido.

Así, Rosell ha aclarado, tras su intervención en la presentación del 'Plan de Competitividad para Pymes', que la reducción del déficit necesaria para alcanzar los objetivos propuestos para el presente ejercicio es complicado "no solo aquí, sino en cualquier otro país", sobre todo teniendo en cuenta que no se prevé un crecimiento de los ingresos.

"Es muy complicado, sobre todo en este momento, que tenemos los ingresos que tenemos, y en un año en donde estos van a subir muy poquito", ha afirmado el presidente de la patronal, quien ha recordado que ni los impuestos, ni las cotizaciones sociales van a contribuir a ello.

En este sentido, Rosell ha aclarado que este año los datos de la Seguridad Social tampoco van a ser positivos y que, teniendo en cuenta que en 2011 ya fueron negativos, si este año el número de afiliados a la Seguridad Social no sube, es "muy difícil que los mantengamos".

Rubalcaba no está de acuerdo “ni con las cifra ni con el calendario"

Rubalcaba subrayó que la revisión del objetivo de déficit anunciada por el Gobierno está en la línea de lo que él lleva planteando “desde hace algunos meses”, aunque matizó que no está de acuerdo “ni con las cifra ni, por supuesto, con la fecha de finalización del calendario de ajuste acordado en la UE en una situación económica bien distinta y con previsiones económicas bien distintas de las que tenemos ahora”. “Por eso sostengo que ese calendario hay que cambiarlo y me atrevo anunciar que, como sucede con la flexibilización del déficit, este año se acabará haciendo”, auguró.

El Ejecutivo comunitario se ha negado una vez más a acelerar los plazos para relajar el objetivo de déficit a España

Bruselas recuerda a España que se salvó del rescate en 2010 porque cumplió la meta de déficit

La Comisión Europea ha rechazado de nuevo acelerar los plazos para suavizar el objetivo de déficit para España (que obliga a un recorte desde el 8,5% al 4,4% este año) alegando que las cifras sobre el desvío presupuestario de 2011 que ofrece el Gobierno "cambian continuamente". Bruselas ha resaltado además que España se salvó del rescate en 2010 porque cumplió la meta de déficit.

"En algún momento de 2010, había muchas especulaciones de que España podría estar en riesgo de seguir a otros países que necesitaron rescate. No ocurrió y no ocurrió, en primer lugar, porque las autoridades españolas cumplieron sus objetivos", ha señalado el portavoz de Asuntos Económicos, Amadeu Altafaj.

El Ejecutivo comunitario ha insistido en que la actual "es una crisis de confianza" y por ello "es clave reforzar la confianza, en particular en los países que están expuestos a una fuerte presión de los mercados", como España. "España en 2010 claramente experimentó los beneficios de cumplir estos objetivos de déficit" en forma de "una relajación de la presión del mercado", ha apuntado el portavoz.

En mayo de 2010, en el momento de máxima presión de los mercados, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó un paquete de recortes que incluía la congelación de las pensiones y el recorte del salario de los funcionarios.

El Ejecutivo comunitario ha eludido criticar frontalmente el anuncio por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de un nuevo objetivo de déficit (5,8% en lugar del 4,4% pactado con la UE) para este año tras la cumbre de la semana pasada, sin comunicarlo previamente a la Comisión y al resto de líderes.

Pero ha dejado claro que las nuevas reglas de la UE para reforzar el Pacto de Estabilidad obligan a una mayor coordinación de las políticas económicas. "Coordinación significa intercambiar información con tus socios europeos, sobre todo cuando eres miembro del euro, porque lo que pasa en un país del euro tiene un impacto en las otras economías vecinas. Lo que decida España sobre su déficit tiene potencialmente un impacto sobre la situación económica de toda la zona euro", ha insistido el portavoz.

El Ejecutivo comunitario se ha negado una vez más a acelerar los plazos para relajar el objetivo de déficit a España y ha reclamado de nuevo explicaciones sobre el desvío presupuestario de 2011 y sobre los recortes adicionales que se incluirán en los presupuestos de 2012.

"La Comisión está en una posición difícil porque no puede pronunciarse porque las cifras están cambiando continuamente. En noviembre pasado se nos decía que el déficit podría estar entre el 6 y el 7%, a finales de año se nos decía que había una desviación que podía ser de dos puntos y hace apenas unos días esta desviación se convertía en dos puntos y medio", ha señalado el portavoz.

"Lo primero que hay que hacer por parte de España es clarificar el tamaño de esta tremenda desviación, las causas, si son puntuales o estructurales, y la manera de hacer frente a esa desviación y el presupuesto de 2012 es el instrumento fundamental para consolidar las cuentas públicas españolas", ha subrayado.

"Una vez tengamos esta información, estos datos tangibles, reales, verificados por Eurostat, entonces podemos pronunciarnos sobre la situación presupuestaria de España", ha proseguido.

En todo caso, el Ejecutivo comunitario ha indicado que todos los líderes europeos, incluido Mariano Rajoy, firmaron en la cumbre de la semana pasada unas conclusiones en las que se pide a los países sometidos a la presión del mercado como España cumplir los objetivos de déficit y estar preparados para aprobar nuevos ajustes si es necesario.

Pese a todas estas críticas, la Comisión no se plantea de momento pedir una multa para España de hasta el 0,2% del PIB por incumplir el objetivo de déficit, sino que esperará al menos a tener todos los datos sobre el déficit de 2011 y de los presupuestos para evaluar si el Gobierno ha tomado medidas suficientes para corregir las desviaciones, según han informado fuentes comunitarias.

Rosell anticipa que será "prácticamente imposible" alcanzar los objetivos de déficit...
Comentarios