lunes. 24.06.2024

La empresa catalana de motos Ossa trasladará su producción a otra comunidad si no obtiene el apoyo de la Generalitat para conseguir financiación y poder llevar a cabo su plan estratégico, ha explicado el director general de la compañía, Joan Gurt.

La empresa, que tiene una fábrica de 2.000 metros cuadrados en Girona con unos 30 trabajadores, necesita una inversión de cuatro millones de euros y había iniciado conversaciones con el anterior Govern para que les facilitaran un aval para obtener financiación, ha publicado este lunes el diario Avui.

Gurt ha explicado que la empresa tiene ofertas de dos comunidades autónomas y de un país extranjero donde les facilitan las ayudas que la compañía requiere, y ha concretado que el plazo para cerrar las negociaciones se termina a finales de mayo, por lo que deben decidir esta semana el futuro de la planta.

El director general de la empresa, que también cuenta con una división de moda, ha lamentado tener que irse de Cataluña, pero ha asegurado que no tienen financiación para fabricar las motos que ya tienen comprometidas.

"No es ningún ultimátum, es el plazo que nos habíamos marcado para tomar una decisión", ha recalcado Gurt, que ha reiterado que no piden subvenciones, sino un aval para poder acceder al crédito de entidades bancarias.

Ossa retomó su actividad tras más de 25 años desde su cierre con la producción de un moto de trial y el proyecto de una nueva moto de enduro que se espera presentar en noviembre, así como, más a largo plazo, un modelo de carretera.

Este año Ossa ha vendido 1.000 unidades de la TR280i, un 80% en el mercado internacional, y ya tiene cerradas 2.500 ventas más para la próxima producción que debería empezar este verano, que es para lo que la empresa necesita nuevas inversiones.

Ossa amenaza con irse de Cataluña si no logra el apoyo de la Generalitat