sábado 04.04.2020
ESTE MARTES EN EUROPA Y EL MIÉRCOLES EN ESPAÑA

Los sindicatos europeos se movilizan contra los ajustes

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) protesta contra los planes de ajuste impulsados por las instituciones de la UE, y exige un cambio en la política europea.

La Confederación Europea de Sindicatos (CES) ha convocado una jornada de movilización, que se celebrará el 21 de junio en toda Europa y el día 22 en España, para protestar contra los planes de ajuste impulsados por las instituciones de la UE, y para exigir un cambio en la “errónea y antisocial política europea”, informa CCOO.

Toxo: “La movilización de junio tiene un motivo muy claro: reclamar una Europa social”Como ha manifestado el secretario general de CCOO y presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo, “la movilización de junio tiene un motivo muy claro: reclamar una Europa social y denunciar que las medidas de ajuste impuestas a países como España, Grecia y Portugal son inaceptables, ya que provocan un aumento de la deuda y del desempleo, y ponen en peligro el futuro de Europa”.

Para la CES, las políticas de austeridad y ajuste presupuestario, acompañadas de las llamadas “reformas estructurales” que van a ser consagradas en el Plan de gobernanza económica y el Pacto por el euro, no sólo son “injustas” al hacer recaer “todo el coste de la crisis sobre los trabajadores y clases medias”, sino que, además, son “erróneas”.

Estas medidas han “fracasado” en su propósito de poner fin a la crisis de las deudas de varios países, como Grecia —donde los sindicatos convocaron una nueva huelga general el 15 de junio—, Irlanda y Portugal; mientras que en aquellos Estados que las han aplicado con mayor rigor, como España, el resultado ha sido el mantenimiento o la recaída en la recesión y el fuerte aumento del desempleo.

Unas políticas que, como ha denunciado la CES, tienen un único objetivo: reducir el déficit y la deuda pública, en el peor momento —antes de la recuperación del crecimiento— y alcanzarlo en un plazo de tiempo “muy corto” (2013). Asimismo, la CES advierte que se está produciendo un aumento de la pobreza y la desigualdad social.

“En casi todos los países europeos se reducen y congelan salarios y pensiones; se recortan las inversiones públicas y las prestaciones sociales; se aumentan sólo los impuestos indirectos, y se reforma la negociación colectiva para debilitar su fuerza normativa (en particular la de los convenios sectoriales,) maximizar la flexibilidad sin seguridad, y debilitar la capacidad contractual de los sindicatos”, añade la Confederación.

“Nunca en la historia de la UE se habían promovido, desde sus principales instituciones (Consejo, Comisión y Banco Central Europeo) unas políticas de signo tan conservador y ultraliberal”, concluye.

Deterioro del Estado de Bienestar

A juicio de los sindicatos europeos, “nunca” se había pretendido establecer simultáneamente en un gran número de países tantas medidas que “deterioran” prestaciones básicas de sus Estados de bienestar. “Nunca se había utilizado la necesidad de financiación pública de los gobiernos nacionales para imponer políticas reaccionarias en campos en los que la UE no tiene competencias”, añaden, en alusión a las políticas sociales, salarios y negociación colectiva.

Estas y otras decisiones, como las que afectan a las migraciones, están fomentando el alejamiento de la ciudadanía respecto a las instituciones europeas, así como el nacionalismo, la insolidaridad y la quiebra de la cohesión social. Todo ello, poniendo en peligro el proyecto de integración económica y política de la UE.

Los sindicatos europeos se movilizan contra los ajustes
Comentarios