#TEMP
viernes 20/5/22
ECONOMISTAS CRITICAN EL "CHUPA-CHUPS" A CEOE

Las empresas ahorran 20.000 millones al bajar la presión fiscal desde 2008

El Colegio de Economistas ve "razonablemente previsible" subidas del IVA y el IRPF tras las elecciones del 20-N.

Comparecencia de prensa este miércoles en el Colegio de Economistas.
Comparecencia de prensa este miércoles en el Colegio de Economistas.

El presidente de Economistas Forenses (Refor), Leopoldo Pons, ha afirmado que de haberse mantenido la presión fiscal de 2008, la recaudación del Fisco habría aumentado 60.000 millones de euros en 2010 y lo que va de este año, según dijo en una rueda de prensa este miércoles sobre las últimas reformas del Gobierno aprobadas en los dos Consejos de Ministros extraordinarios de agosto.

Pons ha asegurado que, desde 2008, la bajada de la presión fiscal ha hecho perder 20.000 millones por el Impuesto de Sociedades, 18.000 millones en el IRPF y otros tantos por concepto de IVA.  

Por otro lado, el presidente del Refor echó en falta además una "verdadera" política monetaria en la UE, a lo que consideró "sin sentido" la actual cotización del euro. Además, reclamó "cierta beligerancia" del Banco de España en este aspecto.

Previamente, el presidente del Consejo General de Colegios de Economistas (CGCE), Valentín Pich, ha asegurado que la posibilidad de una subida de impuestos es una "realidad", al considerar que es "razonablemente previsible" que se acometan subidas del IVA y del IRPF tras las elecciones generales anticipadas del próximo 20 de noviembre.

Para el presidente del CGCE, España podría secundar la política fiscal emprendida por otros países de la UE para intentar "domar" el déficit público, que sólo está frenando la "lucha escocesa" entre los dos partidos políticos mayoritarios de cara al 20-N. "Que el periodo electoral pase lo más rápido posible", afirmó.  

Un “chupa-chups” para CEOE

En cuanto a las últimas medidas para intentar frenar el deterioro del mercado laboral, el presidente de Economistas Asesores Laborales, Roberto Pereira, aseguró que el Gobierno pretende "contentar" a la patronal con la suspensión durante dos años de los límites al encadenamiento de contratos temporales. "Es el chupa-chups para encubrir el coste de indemnización", indicó, en la línea del secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien considera esta medida como un "encapsulado" del contrato único propuesto por la CEOE.

Pereira afirmó también que el "caramelo sindical" fue el no reformar la flexibilidad del contrato a tiempo parcial. "El Gobierno ha repartido medidas como el café para todos", subrayó, al tiempo que aprovechó su intervención para reclamar que los salarios se desvinculen del IPC y se empiecen a referenciar a la productividad.

En cuanto a las posibilidades de que la economía mundial vuelva a entrar en recesión, Pich admitió que el recorrido de la recuperación económica no ha sido "todo lo importante" que se preveía a finales de 2010.

"Había una sensación de que la economía pivotaba hacia una clara recuperación", lamentó el presidente del CGCE, quien achacó la ralentización a los problemas de liquidez derivados de los estímulos iniciales de la crisis y la escalada del paro.

Las empresas ahorran 20.000 millones al bajar la presión fiscal desde 2008
Comentarios