domingo. 03.03.2024
APOYA LAS TESIS SINDICALES

La OIT respalda el modelo salarial español

La Organización Internacional del Trabajo pide una “reflexión” sobre las subidas salariales que se están produciendo en el sector financiero. El Ministerio de Trabajo considera importante observar los efectos de las cláusulas de garantía salarial sobre la inflación y la productividad.

La discusión sobre los salarios no acaba de enterrarse en la actual coyuntura. Los empresarios parecen renunciar a que se implante un nuevo sistema de fijación salarial, más ligado a la productividad y menos a la evolución de los precios, a tenor del contenido del próximo acuerdo sobre negociación colectiva. Es una discusión en la que han entrado expertos muy diversos. Desde el gobernador del Banco de España, hasta el premio nobel de Economía, Paul Krugman, quien abogó por una bajada de salarios como remedio para enmendar la baja competitividad española ante la imposibilidad de devaluar la moneda.

En este contexto, los sindicatos hallaron hory un nuevo aliado a su tesis que indican que los salarios no se encuentran tras la pérdida de competitividad que ha sufrido la economía española en los últimos quince años. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha llamado a evitar precisamente esa deflación salarial, ya que, advierte, los salarios no son los responsables de la erosión de la competitividad, sino los precios, según publica en un informe preliminar presentado este martes en Madrid.

El responsable del informe de la OIT, Raymond Torres, recordó que los salarios reales apenas han crecido en ese período. En su lugar, Torres culpó a la inflación por la pérdida de competitividad y pidió una “reflexión” sobre el crecimiento que están experimentando los salarios de los banqueros actualmente, a pesar de su implicación en el inicio de la crisis.

En su informe, la OIT demanda mejorar la respuesta salarial entre los sectores. Además, la Organización respalda la reforma laboral aprobada por el Gobierno en 2010, y llama a tener paciencia para poder ver los resultados de una reforma “bien enfocada”. Por último, la organización ve “indicios” de que el cambio del modelo productivo está en marcha y recuerda que las exportaciones españolas están aumentando a un ritmo del 15 por ciento.

Según Torres, el factor diferencial español respecto a otras economías de referencia, como la alemana, viene dado por el tamaño de sus empresas, excesivamente pequeño en su mayoría, lo que lleva a las compañías a perder el tren de la internacionalización y de la innovación, entre otros.

Añade además que la debilidad del modelo productivo, excesivamente orientado a la construcción residencial, es el factor que explica la intensa destrucción de empleo, insólita respecto al resto de economías desarrolladas.

Trabajo disiente sobre los salarios

La OIT presentó su informe este martes en el Ministerio de Trabajo. El ministro del ramo, Valeriano Gómez, presentó el documento en el transcurso de un seminario sobre el mercado laboral español, en el que han intervenido además, por parte de los empresarios, el director de la comisión de relaciones laborales de la Confederación de Organizaciones Empresariales (CEOE), José de la Cavada, el secretario de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, y la secretaria de empleo y migraciones de CCOO, Paloma López, además de José Ignacio Pérez Infante, del Ministerio de Trabajo.

En cuanto a los salarios, Pérez Infante ha echado en falta en el Informe de la OIT un análisis sobre los efectos de las cláusulas de garantía salarial. En concreto, el experto del Ministerio de Trabajo considera importante observar los efectos de las cláusulas sobre la inflación y la productividad.

Rosell no se decide

Por su parte, el presidente de CEOE, Juan Rosell, ha defendido este martes la necesidad de introducir cambios en el sistema de fijación salarial. Durante la presentación de un estudio junto al presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, el líder de CEOE ha abogado por un sistema completamente ligado a la productividad, y no sólo en parte, como el actual.

Las declaraciones de Rosell llegan después de su 'encontronazo' con Boada hace quince días. Entonces, el líder de CEOE defendió el contenido del pacto que los empresarios ultiman junto a los sindicatos. Y cargó contra quienes hablan “sin saber”. Todo ello después de que Boada criticara la marcha de esas negociaciones, y pidiera endurecer la postura de CEOE, respecto a la negociación sobre la estructura de los convenios.

Rosell vino a decir hoy en su discurso que los empresarios firman lo que pueden, y no lo que les gustaría. Además, el líder de CEOE insistió en su defensa de los salarios ligados “absolutamente” a la productividad. Sin embargo, en el comunicado conjunto enviado por CEOE y el Círculo de Empresarios -titulado “Sobre la competitividad de la industria española”- el asunto de los salarios ni siquiera se menciona.

La OIT respalda el modelo salarial español