#TEMP
lunes. 15.08.2022
CRECE LA BRECHA SALARIAL

Era el paro, no la igualdad

A medida que el desempleo se ceba con las mujeres, la Comunidad de Madrid se hunde en la clasificación sobre igualdad de salarios.

En la Comunidad de Madrid el salario medio de los hombres está por encima de los 29.000 euros anuales, mientras que el de las mujeres es de 22.048,25 euros. Lo que nos da una diferencia de más de 7.000 euros anuales en las retribuciones medias entre mujeres y hombres, según ha informado UGT, que señala que la brecha salarial ha vuelto a aumentar hasta el 24,8%, después de disminuir entre el 2007 y 2008 (según los datos de las distintas encuestas de estructura salarial) en un 4,2%, pasando del 27% al 22,8%. 

Según UGT-Madrid, los datos vienen a confirmar que la menor brecha salarial era consecuencia del aumento del desempleo, inicialmente básicamente masculino, y que según se va estabilizando el aumento del desempleo en sectores masculinizados y aumentando en sectores principalmente ocupados por mujeres, la brecha salarial aumentaría de nuevo.

Así, la Comunidad de Madrid ha pasado a situarse, desde el octavo lugar a nivel estatal en cuanto a brecha salarial, a ocupar el segundo lugar. Esta dinámica demuestra, a juicio del sindicato, que el Gobierno de la Comunidad de Madrid “no se ha tomado en serio la discriminación que sufren las mujeres”.

El Sindicato considera que “es necesario que el nuevo Gobierno regional tome medidas para corregir esta brecha de desigualdad de las trabajadoras madrileñas”.

La razón de esta discriminación salarial se explica por varios motivos, entre los que destacan que la mujer ocupa trabajos de menor valor añadido (sector servicios), con contrataciones más precarias, con mayor peso de la contratación a tiempo parcial y por discriminaciones salariales en trabajos de igual valor que los hombres, señala el sindicato.

No sólo la temporalidad afecta en mayor medida a las mujeres, la contratación a tiempo parcial se aplica mayoritariamente al colectivo femenino. Dos de cada tres contratos a tiempo parcial están firmados por mujeres.

Por otra parte el Sindicato señala que otro de los factores que afecta es la mayor dificultad de las mujeres en el acceso al trabajo, así como la mayor dificultad en acceder a puestos de más responsabilidad.

Para acabar con la discriminación, UGT-Madrid ha exigido medidas que aseguren la igualdad de género en el sector laboral más formal para las mujeres, regulando de forma objetiva las ofertas laborales, los perfiles profesionales, las regulaciones internas y la cultura organizacional de la empresa.

En cuanto a la Comunidad de Madrid se demuestra la necesidad de tener una Ley de Igualdad específica de esta Comunidad Autónoma desde donde se intente atajar la desigualdad entre mujeres y hombres.

Era el paro, no la igualdad
Comentarios