miércoles 1/12/21
PATRONAL, SINDICATOS Y COMUNIDADES AUTÓNOMAS HACEN FRENTE COMúN

Almunia cita el miércoles en Bruselas a los representantes del sector naval

Más de 80.000 empleos penden de un hilo ante la exigencia de Bruselas de que el sector naval español devuelva las ayudas de cerca de 3.000 millones de euros. El vicepresidente de la Comisión y responsable de Competencia insiste en que “no se puede perdonar” mientras el Gobierno español redobla sus esfuerzos para evitar que la medida sea aprobada el 17 de julio. Joaquín Almunia cita para este miércoles en Bruselas a todos los representantes del sector naval.

FOTO: CCOO Federación de Industria.

Ante la petición hecha este lunes por el ministro de Industria, José Manuel Soria, el comisario europeo de CompetenciaJoaquín Almunia, ha citado para este miércoles en Bruselas a los representantes de las comunidades de Galicia, Asturias y País Vasco del sector naval. Los convocados pedirán a Almunia que "reconsidere" la devolución de los 'tax lease' y, antes de que esta cuestión llegue al Colegio de Comisarios europeo.

Soria ha alertado de que la devolución de estas ayudas tendrán un "efecto irreversible e irreparable" en términos de empleo y de la propia industria, especialmente para las comunidades autónomos de País Vasco, Galicia y Asturias

El ministro Soria señaló en rueda de prensa tras la reunión mantenida con los presidentes de estas tres comunidades, que tiene "sólidos fundamentos jurídicos" y que hay una "evidencia comparativa" de que ningún sector en el seno de la UE que se haya beneficiado de un sistema similar ha tenido que reintegrar las ayudas recibidas.

Según dijo, Soria intentará que Almunia, "no tome la decisión anunciada" acerca de la devolución de los 'tax lease', ya que esta medida "hundiría definitivamente" el sector naval español. "Lo que me planteo es intentar que el señor Almunia no tome la decisión que ha anunciado", afirmó a los periodistas durante su participación en el Campus Faes, antes de recordar que los "esfuerzos" del Gobierno se han centrado tanto en lanzar un nuevo 'tax lease', lo que ya se ha logrado, como en evitar que se devuelvan las ayudas asociadas a las anteriores bonificaciones.

Soria dijo que la devolución de los cerca de 3.000 millones previstos provocaría la pérdida de cerca de 80.000 empleos.

"Tenemos en Europa un gran discurso y apuesta a favor de la reindustrialización, pero resulta que a uno de los sectores que más esfuerzos competitivos hace se le condena a un cierre de esta naturaleza", afirmó. El cierre de los astilleros "vendría a agravar el problema de empleo en España" y acabaría con un sector que "ha hecho un gran esfuerzo de modernización e innovación".

Un frente común en defensa del sector

La Federación de Industria de CCOO reclamó un frente común en defensa del sector de la construcción naval del que formen parte las organizaciones empresariales, los sindicatos y las comunidades autónomas donde los astilleros son parte importante del tejido productivo. Es hora de que a Bruselas llegue una posición compartida sobre la necesidad de defender "unos astilleros que en estos momentos dan de comer a 87.000 familias".

Para la Federación de Industria de CCOO es fundamental que, de una vez por todas, llegue a las instituciones europeas una posición única, dado el tremendo desafío que se le plantea al sector de la construcción naval ante la inmediata resolución de la Comisión Europea sobre las ayudas fiscales que los astilleros españoles recibieron durante años.

Por eso, la Federación de Industria de CCOO exigirá que comunidades autónomas, ministerio, patronal y sindicatos acudan juntos a Bruselas y expliquen a Durao Barroso y a Almunia por qué la resolución de la Comisión Europea debe ser satisfactoria para los astilleros españoles.

“No se puede perdonar" la devolución de las ayudas

"A mi me sorprende a veces escuchar a algunos representantes del sector que dicen: No, no, pero nosotros somos responsables. Y yo insisto: No son ustedes responsables de devolver. Ni un solo astillero tiene que devolver un solo euro", ha sostenido Almunia

Por su parte, Almunia dijo este lunes que no puede "perdonar" a España la recuperación de las ayudas públicas concedidas en el marco del 'tax lease' porque estaría violando la legislación de la UE, pero ha insistido en que no son los astilleros sino los inversores y los armadores los que deberán devolver las subvenciones. Almunia ha explicado además que los contratos con inversores o armadores que trasladan la responsabilidad a los astilleros "no existen jurídicamente" puesto que vulneran las normas de la UE.

"Jurídicamente, no se puede perdonar", ha dicho el responsable de Competencia, que ha negado cualquier diferencia de trato entre Francia y España. "Desde la aprobación del sistema español en 2002 hasta mitad del 2005 no pedimos la devolución de ayuda porque tampoco se le pidió a Francia por ese periodo", ha explicado Almunia. "Estamos dando exactamente el trato que recibió Francia", ha resaltado.

El comisario de Competencia ha resaltado que en su propuesta de decisión, que se aprobará el 17 de julio, se precisa "taxativamente que quienes tienen la obligación de devolver las ayudas son los grupos de interés económico y los inversores que participaron en estos grupos de interés económico, que no son astilleros, y quienes compraron los buques a los astilleros".

Al ser preguntado por las cláusulas contractuales que obligarían a los astilleros a asumir el reembolso, el vicepresidente de la Comisión ha zanjado que "cuando los contratos van en contra de las obligaciones jurídicas que derivan del marco europeo, esos contratos no existen jurídicamente".

Respecto a la petición del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de realizar un último esfuerzo sobre el problema de los astilleros, Almunia ha apuntado que "no es una cuestión de esfuerzo", sino que "la obligación de la Comisión, para eso está la Comisión, es respetar y hacer respetar el marco legal que rige el control de las ayudas de Estado".

Almunia ha salido además al paso de los que le critican, incluso en su partido, por poner en peligro la supervivencia del sector en España. "Nosotros existimos y estamos aquí para hacer valer el interés general europeo, no dependemos de ningún país, no podemos recibir instrucciones de ningún país", ha alegado.

"Haríamos un mal servicio a la UE si pensamos más en los intereses de un país, sea el nuestro o sea otro, que en los intereses del conjunto y, desde luego, no seríamos comisarios ni un día más si no respetamos nuestras propias normas jurídicas", ha insistido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

Almunia cita el miércoles en Bruselas a los representantes del sector naval
Comentarios