sábado 4/12/21
CURSOS DE VERANO FUNDACIÓN 1º DE MAYO

“Si fracasamos, Europa entrará en una involución”

Para el secretario de Estado en la UE, se puede continuar construyéndose Europa si “abordamos los desafíos y lo hacemos con estos instrumentos”. López Garrido defiende la creación de partidos y sindicatos a nivel europeo.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido, acudió el lunes a los cursos de verano organizados por la Fundación 1º de Mayo en El Escorial, bajo el título "Democracia y mercados: ¿quién gobierna? ¿quién debe gobernar?. Junto a Nicolás Sartorius desgranó algunas de las pautas para continuar construyendo Europa.

Para el que fuera portavoz del grupo parlamentario socialista en el Congreso, “se debe seguir creando Europa”. Considera la Unión como conjunto de países con continuas incorporaciones que se ha desarrollado a través de “respuestas a crisis profundas”. Esta nación con una base común, que son los derechos y libertades y el Estado de Bienestar, surge con unas características institucionales que obligan a crear consenso tras una situación devastadora, como fue la segunda Guerra Mundial.

Según López Garrido, nos encontramos en un tercer momento dentro de la construcción de Europa, tras las dos situaciones anteriores, que fueron la creación de la Unión Europea y, en un segundo lugar, la reunificación alemana. En esta tercera fase, nos ubicamos dentro de una situación “pavorosa” debido a las crisis financieras en la eurozona sobre la deuda soberana y la crisis política de fondo “con la dificultad de un gobierno político que entienda la realidad económica”. El desafío es la construcción de Europa dentro de una recesión como la actual. Los sucesos esenciales que deben ocurrir son, según el secretario de Estado para la UE: “Resolver el problema de la deuda soberana en numerosos países y, por tanto, del Estado de Bienestar; la construcción de un verdadero gobierno económico, a través de la creación de políticas europeas coordinadas y el establecimiento de una política exterior” reformada y proyectada de políticas de la Unión.

Para evitar las situaciones de peligro, Diego López Garrido establece una serie de pautas. Respecto al problema de la deuda soberana, se debe “dar un paso” en la regulación financiera, a través de la supervisión de los mercados financieros sobre las agencias de rating. Además “el establecimiento en la economía de excedentes presupuestarios primarios”, es decir, la austeridad respecto al gasto sumado a la búsqueda del aumento del ingreso. A estas medidas, se añade la inversión como método de crecimiento.

Sobre la instauración de un gobierno económico, el principal elemento es “la creación de partidos políticos y sindicatos europeos” para trabajar en este nivel. También establecer propuestas “en el tema del cambio climático” y constituir instituciones de gobierno, aparte de consolidar el liderazgo de las que ya existen. En lo relativo a la política exterior, López Garrido advierte de que la Unión Europea ha avanzado en materia económica pero poco en política exterior. No han existido cambios en cuanto a la vecindad, sobre todo en las revueltas árabes al existir diferencias coyunturales entre países del norte y el sur de Europa y tampoco en las relaciones con países estratégicos como EEUU, Brasil, China o Asia.

Para el secretario de Estado en la UE, puede continuar construyéndose Europa si “abordamos los desafíos y lo hacemos con estos instrumentos”. “Si fracasamos, Europa entrará en una involución”, ha asegurado.

“Si fracasamos, Europa entrará en una involución”
Comentarios