miércoles 20/1/21

Robert Newton Ford, el traidor que mató a Jesse James

Jesse James
Jesse James

“Lo más triste de la traición es que nunca proviene de tus enemigos”


Nace en el Condado de Clay en el estado de Missouri, el ocho de diciembre del año 1861. Era hijo de James Thomas Ford y de Mary Bruin. Desde pequeño sentía una profunda admiración por Jesse James y por la vida de los forajidos.

La sangrienta guerra de Secesión tuvo una gran influencia en la vida de Jesse. Donde nació, se convirtió en un paso fronterizo entre el Norte y el Sur y allí se libraron combates muy violentos. Jesse y su hermano Frank se unieron a la guerrilla sudista de William C. Quantril, fundador de los Quantrill's Raiders, para luchar a favor del ejercito confederado.

La contienda devastó Missouri, y al final, los James se rindieron a los soldados de la Unión, pero los términos de la rendición no fueron respetados, así que, para sobrevivir, los hermanos acabaron uniéndose a la banda de los Younger, un grupo de forajidos que pronto adquirió notoriedad por la audacia de sus robos y asaltos a trenes.

El acontecimiento que marcó un punto de inflexión en la vida de Jesse James se produjo en el año de 1875, cuando miembros de la Agencia de detectives Pinkerton, muy probablemente contratados por el Gobierno, o quizás por los Robber Barons, que era un poderoso grupo de empresarios que dominaron la industria norteamericana en el último tercio del siglo XIX, decidieron acabar con ellos, debido al peligro que representaban para sus intereses económicos.

Robert tenía un acuerdo con el gobernador, Thomas Critteden, que le había prometido un indulto total y una recompensa de 10.000 dólares a cambio de que entregara o matase a Jesse James, en aquellos momentos el criminal más buscado de todo el país

La noche del veinticinco de junio de ese mismo año, se lanzó una bomba contra la casa de los James. Jesse y su hermano Frank no se encontraban en ella ese día, no así su madre, que perdió un brazo a consecuencia de la explosión y su medio hermano Archie, de ocho años, que murió en el atentado. Este hecho desató una oleada de indignación entre la población, puesto que los James eran muy queridos por actuar a menudo en favor de los más desfavorecidos.

Robert Ford, por mediación de su hermano Charlie en el año 1880, cumple su sueño de conocer a Jesse James, uniéndose a su banda poco después y participando en el asalto de un ferrocarril en Blue Cut en el estado de Missouri, el siete de septiembre del año 1881. ​

Los James sufrirían otro fatal revés un año más tarde. Tras dar un golpe en el pueblo de Northfield, las cosas se torcieron pues fueron repelidos a tiros por los habitantes. Sólo Jesse y Frank salieron con vida; el resto de la banda resultó muerta o detenida. Pero los James no se dieron por vencidos y formaron una nueva banda. El gobernador del estado de Missouri ya había puesto precio a sus cabezas por la cantidad de 10.000 dólares como recompensa.

Jesse James se mudó con su familia a St Joseph, en el estado de Missouri. Tenía la intención de dejar el crimen en noviembre del año 1881. Para entonces, la banda de los James se había reducido considerablemente en su número. Algunos habían huido de la banda por temor a ser procesados, y muchos de los miembros originales estaban muertos o en prisión después de un fallido robo a un banco en Northfield, en el estado de Minnesota.

Tras el asalto al tren, Fran James decide abandonar la banda y establecerse en Lynchburg en el estado de Virginia.

f8Jesse James, junto a su asesino

Bob Ford y el pandillero Dick Liddil se habían rendido al sheriff, James Timberlake, en el condado de Clay, en enero del año 1882. Fueron llevados a una reunión ante el gobernador Crittenden, ya que habían estado con el primo de los Jame, Wood Hite, el día en que Hite fue asesinado.

En los inicios del año 1882, casi todos los miembros de la banda estaban muertos o retirados, excepto los hermanos Ford. Robert y Charlie se fueron a vivir a Casa de Jesse James en St Joseph junto a su esposa y sus dos hijos, para preparar su siguiente robo en Plate City, en el estado de Missouri. Jesse pensó que solo podía confiar en los hermanos Ford. Charlie había estado con ellos en otras acciones, pero Robert era nuevo en estas lides.

Robert tenía un acuerdo con el gobernador, Thomas Critteden, que le había prometido un indulto total y una recompensa de 10.000 dólares a cambio de que entregara o matase a Jesse James, en aquellos momentos el criminal más buscado de todo el país.

Con la esperanza de mantener viva la banda, Jesse invitó a los Ford a participar en el robo al banco Platte City. Los hermanos Ford ya habían decidido no participar y traicionarle. Tenían la intención de cobrar la recompensa de 10.000 dólares por la cabeza de Jesse James que daba el gobernador Thomas Crittenden.

f7El cadáver de Jesse James

El gobernador le prometió a Ford un perdón total si mataba a Jesse James, que para entonces era el criminal más buscado en los Estados Unidos. Crittenden había hecho de la captura de los hermanos James su máxima prioridad. En su discurso inaugural como gobernador del estado de Missouri declaró que nos e podía permitir por motivos políticos los apartaran de la justicia a los hermanos James.

A Robert Ford también le inmortaliza en cierto modo la lápida que encargó la madre de Jesse James. En ella está grabado: “En memoria de mi hijo amado, asesinado por un traidor y un cobarde cuyo nombre no merece figurar aquí”

Estaba prohibido por ley ofrecer una recompensa suficientemente grande por parte del Gobierno. El Gobernador había recurrido a las corporaciones ferroviarias para ofrecer una recompensa de 5.000 dólares por la entrega de cada uno de ellos y 5.000 adicionales por la condena de cualquiera de ellos.

Al vivir con la familia de Jesse James, los Ford se convirtieron en parte de la rutina diaria. La esposa de Jesse cocinaba para ellos. Estaban nerviosos y aburridos, buscaban oportunidades y se sentían inquietos.

f6El tres de abril del año 1882, después de desayunar, los Ford y Jesse fueron a la sala de estar antes de viajar a Platte City. Sin embargo, al leer el periódico, Jesse acaba enterándose de la confesión del miembro de la banda anterior de Robert, que habían participado en el asesinato de su primo Hite y comenzó a sospechar cada vez más de los Ford, porque nunca le informaron sobre esta detención.

Según Robert Ford, le quedó claro que Jesse se había dado cuenta de que estaban allí para traicionarlo. Sin embargo, en lugar de regañar a los Ford, Jesse cruzó la sala de estar para dejar sus revólveres en un sofá. Se dio la vuelta y notó que había un cuadro polvoriento sobre la repisa de la chimenea y se subió a una silla para limpiarlo.

Robert Ford sacó su arma y le disparó a Jesse por la espalda apuntando a su nuca e inmediatamente huyeron de casa de Jesse. Después del asesinato, los Ford telegrafiaron al gobernador Crittenden para reclamar su recompensa.

Posteriormente, se entregaron a las autoridades legales, pero quedaron consternados al ser acusados de asesinato en primer grado. Moría de esta forma un delincuente y nacía una leyenda.

Los hermanos Ford fueron acusados al día siguiente y se declararon culpables. Fueron condenados a muerte en la horca, pero dos horas después, el gobernador Crittenden les otorgó el indulto total.

El diario publicó, posteriormente, lo siguiente:

“Los hermanos Ford declaran no ver inconveniente en reclamar la recompensa ofrecida por el gobernador Crittenden por capturar a Jesse James. De hecho, recientemente han mantenido varias reuniones en el hotel St. James de Kansas City. El gobernador estaba al tanto de sus planes y los aprobaba. Inmediatamente después de disparar a Jesse James, se entregaron a las autoridades”.

f5Sus planes acabarían en un rotundo fracaso, puesto que el gobernador, aprovechando la exaltación que se produjo en la sociedad tras el suceso, apenas les entregó 500 dólares.

Poco después del asesinato de Jesse, se confirmó lo sucedido. “El gobernador Crittenden confirma que el cadáver es el de Jesse James y que es fruto de un acuerdo entre las autoridades y Bob Ford”, escribió el periódico Watchman and Southron. Su juicio, obligado, fue raudo. En el mismo día les condenaron a la horca y les indultaron.

Parece ser que a Robert Ford también le inmortaliza en cierto modo la lápida que encargó la madre de Jesse James. En ella está grabado:

“En memoria de mi hijo amado, asesinado por un traidor y un cobarde cuyo nombre no merece figurar aquí”

Tiempo después se marcharon rápidamente del estado. Los hermanos Ford intentaron sacarle todos los réditos posibles y se dedicaron a representar funciones de teatro en las que, una y otra vez, mostraban cómo habían acabado con Jesse James. Estas representaciones tuvieron escaso éxito Sin embargo, el asesinato causó una gran sensación en todo el país.

Los hermanos Ford no solo no ocultaron sus actos, sino que, incluso, alardearon de ellos. Durante un tiempo, Robert ganó dinero posando haciendo fotografías como “el hombre que mató a Jesse James”. Cobraba por cada fotografía diez centavos. También apareció en el escenario con su hermano Carlie, recreando el asesinato en un espectáculo que acabó en una gira por todo el país.

Charlie era un enfermo terminal de tuberculosis y adicto a la morfina. Se suicido en mayo del año 1884. Poco después, Robert se instaló en Las Vegas, donde abrió un salón. Llegó a desempeñar un cargo policial, pero escapó supuestamente tras ser retado a duelo por José Chávez y Chávez, que fue un exsocio de Billy el Niño.

f4

Según la leyenda, Robert Ford tuvo un concurso de tiro con José Chávez y Chávez, que fue un compañero de armas de Billy el Niño durante la guerra del condado de Lincoln. Robert perdió el concurso y se fue de la ciudad.

El veintitrés de diciembre de 1889, Robert sobrevivió a un intento de asesinato en Kansas City, cuando un asaltante intentó degollarlo. Pocos años después, Robert se instaló en Colorado, donde abrió una casa de juegos, el salón Walsenberg.

Se trasladó a la próspera ciudad de Creede en el estado de Colorado, en el año 1892, donde abrió una cantina. Se produjo un nuevo atentado contra su vida, del que salió ileso, y poco después su negocio se incendió misteriosamente, el cinco de junio del año 1892. Todo el distrito comercial, incluido Ford’s Ecchange se quemó hasta los cimientos.

Robert vivió en una tienda de campaña hasta que pudo reconstruirlo. Tres días después del incendio, el ocho de junio del año 1892, Edward O’Kelley entró en la tienda de Robert con una escopeta. Edward O’Kelly, ferviente admirador de Jesse James. Según testigo, Robert estaba de espaldas.

f3O’Kelley dijo: “Hola BOB”. Cuando este se volvió para ver quién era, O’Kelley disparo a su cabeza instantáneamente. No consiguió ver quién fue su asesino. Tenía treinta años. O’Kelley, por tanto, se convirtió en “el hombre que mató al hombre que mató a Jesse James”.

Edward O’Kelley fue condenado por un tribunal a cadena perpetua por asesinato en segundo grado. El tres de octubre del año 1903, la sentencia le fue conmutada debido a una petición de siete mil firmas a favor de su liberación, debido a que tenía problemas de salud.

O’Kelley fue, posteriormente, asesinado, el trece de enero del año 1904, mientras intentaba dispararle a un policía. Fue cuando este trataba de arrestarle.

Robert Ford fue enterrado en Creede. Posteriormente, sus restos fueron trasladados y enterrados nuevamente en el cementerio de Richmond que era su ciudad natal. En su lapida figura la siguiente frase “El hombre que disparó a Jesse James. Robert Ford (forajido)”.

Si bien no se sabe mucho acerca, de qué pensó Robert Ford cuando lo asesinó, es muy común en la actualidad escuchar que Robert Ford vivió arrepentido de haberlo asesinado, ya que fue víctima del odio colectivo por esta “traición” hacia Jesse James.

f2En la actualidad, la casa donde fue asesinado Jesse James aún se conserva y los curiosos pueden ver el agujero de la bala que acabó con su vida. Su cuerpo descansa en el cementerio de Mount Olivet, Kearney, en el estado de Missouri.

Ya lo dijo el Evening Bulletin el cuatro de mayo de ese mismo año: “El asesinato de Jesse James es uno de los crímenes más cobardes e innecesarios que se han perpetrado en los Estados Unidos. La única motivación fue el interés económico”.

La historia de los hermanos James ha sido llevada muchas veces al cine. Veamos

  1. En la película del año 2007, “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford” es interpretado por el actor Casey Affleck, papel por el que fue nominado al Oscar y al Globo de Oro en la categoría de Mejor Actor Secundario.
  2. Con anterioridad, en el año 1939, John Carradine, interpretó el papel de Jesse James en la película “Tierra de audaces”, dirigida por Henry King.
  3. Aparece en “La casa en la pradera” como uno que mató a Jessie James luego de encontrarlo por casualidad y causarle muerte por cobrar venganza en la muerte de su hermano.
  4. Recientemente se ha presentado “El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford”. Dirigida por Andrew Dominik y Brad Pitt interpreta el papel de Jesse James.

f1

Imagen del Daily Gazette

Robert Newton Ford, el traidor que mató a Jesse James
Comentarios