viernes. 12.07.2024
DAMIAN_PATON
Damián Patón Fernández

Entrevista con el escritor Damián Patón Fernández

El narrador y poeta catalán publica "La tríada del escorpión" (Ilitia Editorial, 2024), una novela que se mueve entre el espionaje y el género negro para plantear una dura crítica al poder que ejercen las corporaciones en la vida diaria de los individuos. Creada desde un inicio que invita al lector a participar, nos encontramos con una obra que mucho tiene que ver con la vida de todos. 


Santiago Pastor | ¿Por qué "La tríada del escorpión"?

Damián Patón Fernández | Porque Tríada en su significado, define tres cosas vinculadas entre sí: Poder, Sociedad, individuo. Tenía que escribir esta novela, enmascarada en una historia versátil y amena, para indagar y profundizar en los hechos de la vida cotidiana, dominados y manipulados por el Poder de las Corporaciones. El rutina de la gente que carece de puntos de referencias y toma esa base del poder para conducirse en sociedad, y la misma sociedad adoctrinada, que no sabe en qué creer entre lo que consume y ve.

El inicio de esta historia le deja al lector las pistas para adentrarse en lo que vendrá después. Cuéntanos de tu proceso de escritura con este libro.

Mi proceso de escritura con este libro fue complicado. Tuve que someterme a una “autodisciplina”, pues era un encargo. Tuve que escribir de cuatro a ocho horas diarias, obviarme a mi mismo en toda mi concepción de la literatura. Fue un nuevo enfoque. El inicio de la Tríada, arranca con varias pistas…Las pistas que conducen a mas intrigas desconcertantes. Un laberinto de Ariadna.

¿Las grandes corporaciones son una amenaza para las democracias?

Las grandes corporaciones son una amenaza, ya que están dirigidas por élites que proyectan una concepción del mundo irreal. Ellos no están en las grandes multitudes del ciudadano común. Con Internet, ordenadores, tecnología, realidad virtual, Inteligencia artificial, y el séquelo de trepas y demás, no necesitan a la gente. Han inventado una fábula, para autoprotegerse y los gobiernos europeos y otros tantos, sueñan con habitar otros planetas. Colonizar el espacio y dejarnos aquí, como ganado. No quisiera parecer que todo es malo, pero proviniendo de una casta, de una élite que vive en su nube-como los de abajo-, la toma de Tierra es conflictiva. Las democracias hoy día, no son mas que meros ejercicios de votar. Colocar una papeleta. Son los dictadores demócratas de la tecnociencia. Es al pueblo llano quien tiene que tomar conciencia de ello. Por eso he escrito este libro. No es una cuestión política, sino de percepción. Los libros están para eso y más. 

¿Las conspiraciones de la ficción se están haciendo presentes en la realidad?

Teniendo en cuenta que el libro fue escrito hace algún tiempo, definitivamente sí. Es necesario leerlo, para comprender. 

¿Definirías a tu novela como una radiografía del siglo XXI?

En parte sí. En ciertas partes sí.

El ciudadano de a pie dentro de tu novela, ¿qué personaje lo representa en medio de las confusiones globales?

Lo representan varios personajes. Esteban Lorente y Moises Arguemisa-medio caló-. Ciudadanos anónimos, desconocidos. Ciudadanos de a pie. Prescindí de las autoridades policiales, que siempre están a favor de los gobiernos de turno y que están para protegernos o detenernos.

¿Qué espera Damián Patón de la literatura?

TRIADA_ESCORPION

Espero, variedad. Un amplio abanico de posibilidades de lectura. Respeto al lector y no publicar siempre lo mismo, en un círculo vicioso de “venta de géneros comerciales”, como si siempre leyéramos lo mismo. Democratización del lector y no solo máquina de hacer dinero. Libros sin entidad. Pues, aunque parezca que exista variedad, se ocultan a muchos autores. Es verdad que no todos pueden ser visibles. Veamos, como la literatura, sólo tiene dos autores, a nivel nacional, quemadísimos y vistos, que cada año publican un libro, como si los escribieran a molde. La literatura, los escritores de ahora, tienen que enfrentarse al negocio. Distribuidoras que se zampan el treinta y tantos por cientos. Librerías, agobiadas, otra treinta y tanto. El autor, poco más de diez por ciento-creo-, y tiene que ir detrás de las editoriales…y no hablemos si debes cobrar las traducciones, a menos que vendas millones de ejemplares de “su producto”, ni te miran. Ninguneos y desprecios. Esos son los que aman la literatura, que es un producto. La mayoría de los lectores, suelen tener gustos televisivos. No les apetece pensar en otra cosa, que el futbol, la prensa rosa. No hay base educativa, falta olfato literario. Los lectores, en su amplia mayoría, se acomodan a los mismos refritos. Hay más lectores, más allá de los grupos “seleccionados por las grandes corporaciones editoriales y de medios de comunicación”.

"Las grandes corporaciones son una amenaza para el ciudadano común"