miércoles. 29.05.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Mónica Grau Seto | @monmislilith

Los protagonistas son dos jóvenes fantasmas con grandes dosis de ingenio y ganas de aventura, al fin y al cabo, aunque estén muertos son niños. Estos se niegan a abandonar el plano terrenal y deciden quedarse en el mundo de los vivos para ayudar a resolver casos relacionados con otros espíritus atrapados. Ambos fallecieron en la escuela St. Hilarions en Inglaterra, y aunque en los comics son niños de 13 años en la serie representan adolescentes de más edad.

El más antiguo es Edwin Paine que falleció en 1916, y posteriormente ayudó en los últimos momentos de vida a Charles Rowland, que fue asesinado en 1980. El hecho que Paine acompañará en los últimos momentos de vida de Rowland hace que estos se conviertan en inseparables, con una amistad eterna y a la vez escondiéndose tanto de la Parca como del mismísimo Infierno.

Surgidos del mundo de los comics, del mismo Universo Sandman, se considera la serie un spin-off igual que también lo es la Serie Lucifer. A la vez tiene similitudes con series como Buffy cazavampiros o las más recientes Las escalofriantes aventuras de Sabrina, Locke & Key, Agencia Lockwood o Nancy Drew, conjugando la vida de jóvenes adolescentes, historias de amor, investigación y elementos sobrenaturales, por lo que estamos ante una trama mucho más simple y juvenil que en Sandman, pero perfecta como entretenimiento para público juvenil.

Relacionado con esta novela gráfica y como consecuencia del abandono de Lucifer como gobernante del Infierno, este libera a las almas muertas condenadas y muchos regresan a la Tierra

Además, nos presentan un mundo con muchas dimensiones, no solo la terrenal sino el infierno, la burocracia en el mundo de la muerte, una sociedad con gatos inteligentes, seres mitológicos como Lilith, brujería, duendes... todos conviviendo sin que la mayoría de los seres humanos sean realmente conscientes.

A los jóvenes fantasmas se les unirán humanos bastante peculiares, entre los que destaca una joven médium llamada Crystal Palace (Kassius Nelson) que será de gran ayuda en sus misiones, el resto de los personajes secundarios están bien construidos, con personalidades muy variadas y encajando muy bien.

Sus portales son los espejos y pueden entrar en cualquier sala del mundo donde haya uno, incluido su propio despacho, donde guardan pociones y atesoran libros con mucha información sobre brujería, hechizos o demonios. 

Un detalle curioso será ver que existe una burocracia (nos puede recordar un poco a Bitelchus) y hay normas, como que un espíritu no debe ocupar el cuerpo de un humano, por lo que, aparte de recibir cartas de todas partes con misiones a cumplir, también son vigilados de cerca por una funcionaria sobrenatural que trabaja para la Muerte en el Departamento de “Entes perdidos del Más Allá”, aquí destaca el papel de Night Nurse (Ruth Connell) dispuesta a perseguirlos.

Ellos pueden moverse en el mundo de los vivos sin ser vistos, escuchar conversaciones, traspasar paredes, pero también tienen la habilidad de contactar con personas vivas y ser vistos, algo muy útil para interrogar a sospechosos, y lo logran creando una apariencia humana, como una especie de disfraz.

Otra habilidad que poseen es la de hablar con los gatos, y en todo el mundo hay muchos felinos, y aquí es donde se topan con uno de los personajes más interesantes el Rey Gato (Lukas Gage), un personaje poderoso, atrevido y juguetón, con la posibilidad de adoptar forma humana. Esta figura proviene de la mitología escocesa (Cait Sith) e irlandesa (Cat Sídhe), son una raza de seres sobrenaturales. 

Los animales forman una parte importante en el mundo de fantasía del autor Neil Gaiman, y son un recurso habitual en sus obras, los gatos son de agrado para el Eterno Morfeo, ya saben el dicho “un gato puede mirar al rey”, y de hecho él mismo se transformará en un gato cuando por fin es liberado de su encierro de 70 años, en el “El sueño de los justos” dentro de la maravillosa novela gráfica Sandman: Preludios y Nocturnos. (1989).

Y en la obra Sandman: País de sueños (1991)con varias historias independientes, hay un relato corto que se titula “El sueño de un millar de gatos”, que también pudimos disfrutar en la primera temporada de la Serie The Sandman(Netflix).

Otro animal enigmático a parte de los felinos son los cuervos (no podemos evitar pensar en las grandes películas de terror protagonizadas por Vincent Price), el propio Sr de los Sueños tiene a Mathew el Cuervo como fiel compañero, del mismo modo que la bruja inmortal Esther Finch (Jenn Lyon) utiliza a su propio Cuervo para acercarse a Edwin Paine.

Como curiosidad, si hemos visto la serie The Sandman, reconoceremos los cameos ya que vemos aparecer a dos de los Eternos, primero la adorable Muerte (Kirby Howell-Baptiste) y también tenemos a Desesperación (Donna Preston).

La serie sigue el clásico formato de episodios auto conclusivos, pero con algunas tramas de fondo, muy al estilo de la productora de Greg Berlanti, y la dirección a cargo de Lee Toland Krieger con sobrada experiencia en series similares (varios episodios de Clase Letal, Riverdale o Las escalofriantes aventuras de Sabrina) …

Como anécdota, los detectives muertos también aparecen en la serie Doom Patrol (HBO) interpretados por otros actores, por un lado, Sebastian Croft es Charles y Ty Tennant es Edwin, y su personaje si es rubio igual que en los comics, pero no son los únicos, también tenemos a Night Nurse interpretada también por Ruth Connell, por lo que es la única que repite en el papel en ambas series. Ambas series son de DC comics, pero Netflix es quien está desarrollando el Universo Sandman, mientras que HBO trabaja con otras historias de DC con series como Doom Patrol, PeacemakerWatchmen.

Además, el papel de Jenny, la propietaria de la carnicería y que alquila habitaciones, está interpretado por Brianna Cuoco, y sus facciones os recordaran a su popular hermana Kaley Cuoco. (la showruner de ambas series es Beth Schwartz).

A la gran pregunta, ¿hace falta leer los comics de Sandman y las historias de Detectives Muertos para entender la serie?

La respuesta es no, no es necesario, ya que la trama y el guion van desvelando el origen de los personajes, también el motivo por el que esquivan a la muerte cada vez que viene a recoger un alma y los sentimientos de los personajes. La serie nos va dando información de cada personaje, vamos viendo flashbacks de su pasado y nos involucra en este mundo misterioso.

Pero si se quiere indagar y conocer más detalles de este mundo oscuro y a la vez lleno de fantasía, es un buen momento para ampliar bibliografía y hacer espacio en los estantes.

Los antecedentes de los detectives muertos pertenecen al arco argumental de la saga SANDMAN (DC comics), escrita por el aclamado Neil Gaiman, formada por varios relatos en los que interactúan numerosos personajes, entre los que destacan los siete Eternos (Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, Deseo, Desespero y Delirio), todos ellos son hermanos. Evidentemente hay otros seres que acompañan al sr del Sueño, que recibe varios nombres como Sandman o Morfeo, hablamos de criaturas de origen mítico, otras son figuras religiosas (como Abel, Caín, Lucifer, Azazel...), dioses clásicos, animales con voz propia, brujas, musas, hadas y también hay humanos.

Pero centrándonos en los dos jóvenes muertos, ambos protagonistas aparecieron por primera vez en la serie regular Sandman: Estación de nieblas (1991), concretamente en el capítulo 4 titulado “Donde los muertos regresan y Charles Rowland termina su educación”. Está es la presentación de los dos personajes en una residencia estudiantil, el fantasma de Edwin Paine atiende a Charles Rowland moribundo, hasta que también se convierte en otro fantasma, ambos deciden unir fuerzas y voluntariamente no quieren cruzar hacia el otro lado, será el inicio de una gran amistad que además gestará esta peculiar agencia de detectives fantasmal. (esta escena importante la veremos en la serie).

Los animales forman una parte importante en el mundo de fantasía del autor Neil Gaiman, y son un recurso habitual en sus obras

OjoSpoiler: Relacionado con esta novela gráfica y como consecuencia del abandono de Lucifer como gobernante del Infierno, este libera a las almas muertas condenadas y muchos regresan a la Tierra. Entre esas almas atrapadas se encontraba Edwin Paine, ya que fue asesinado por unos compañeros de escuela en una invocación, y aunque él era sacrificio humano fue injustamente enviado al Averno. Con esta vuelta al mundo terrenal también regresan los estudiantes que practicaron el ritual y esta vez matan a Charles Rowland. Paine que no consigue evitar la tragedia, pero lo acompaña en los últimos momentos para que no muera solo, a partir de ese momento, los dos se convertirán espíritus inseparables, aunque discutan a menudo.

De nuevo los dos fantasmas aparecieron en sus inicios como detectives en La cruzada de los niños (1993), con guion de Neil Gaiman, Toby Litt, Peter Gross y Chris Bachalo, se trata de un crossover muy curioso con la presencia de muchos personajes de varios comics, aquí los detectives muertos Rowlan y Paine investigan la misteriosa desaparición de varios niños en Flaxdown, descubriendo un lugar llamado País Libre donde se refugian los niños maltratados, este será su primer caso. En la historia aparecen otros personajes juveniles como Maxine Baker de Animal Man, Tefé de La cosa del pantano, Timothy Hunter de Los libros de la magia, entre otros. 

Posteriormente nació la colección The Sandman presents, con varias miniseries de spin-off, entre las que surgió finalmente como novela gráfica propia Los detectives muertos en 2001 (en América titulado Dead Boy Detectives: The Secret of Immortality) escrita por Ed Brubaker. Una historia un tanto inspirada en Peter Pan, con estos dos niños que no pueden crecer como adultos ni envejecer, una miniserie formada por 4 historias.

A parte de las propias historias de Sandman y los Eternos, existe el llamado Universo Sandman con colecciones como Sueño, Los libros de la magia, Lucifer, La casa de los susurros, además de varias series paralelas donde personajes secundarios, o crossovers con algunos de los Eternos tiene su propia historia como protagonistas

Posteriormente en 2006 con editorial Vértigo tenemos una historia divertida ilustrada por la talentosa Jill Thompson, que ya nos había deleitado con sus ilustraciones en versión estilo manga de Muerte.

A destacar que en 2014 se publica un volumen que recopila las historias de estos detectives, de nuevo bajo la creatividad de Toby Litt y las ilustraciones de Mark Buckingham’s, además con historias que han aparecido en recopilatorios como el cuento “Run Ragged” de la antología Ghost (2021).

En 2015 se adaptó la historia de la Cruzada de los niños bajo el título El país Libre. Un relato de la cruzada de los niños y se le dio más coherencia a todas las historias, gracias a Toby Litt, Rachel Pollack, Peter Groos, Al Davison, Neil Gaiman, Marck Buckingham..., añadiendo un gran capitulo central.

Y este mismo año, tenemos otra nueva publicación de Los detectives Muertos (marzo 2024) escrita por Pornsak Pichetshote y con dibujo de Jeff Stokely, donde se enfrentarán a fantasmas tailandeses en los Ángeles, ya que el autor tiene origen tailandés y quiso llevar el folclore de esta magia negra a la historia, ampliando más personajes alrededor de estos jóvenes fantasmas.


Sinopsis:

¿Un fantasma impertinente te está complicando la vida? ¿Un demonio se robó tus recuerdos más preciados? Siempre puedes acudir a los Detectives Difuntos.

Edwin Payne (George Rexstrew) y Charles Rowland (Jayden Revri) son «el cerebro» y «el músculo» de la agencia de los Detectives Difuntos. Edwin y Charles, adolescentes que nacieron en décadas distintas y que recién se conocieron en el más allá, son mejores amigos y fantasmas... que resuelven misterios. Su unión es a prueba de todo, incluso de brujas malvadas, el infierno y la Muerte misma. Con la ayuda de una psíquica llamada Crystal (Kassius Nelson) y su amiga Niko (Yuyu Kitamura), logran descifrar algunos de los casos paranormales más complicados del mundo de los mortales.

«Los detectives difuntos», parte del universo de «Sandman» de Netflix, es una serie basada en el popular cómic de Neil Gaiman desarrollada para la TV por Steve Yockey, quien es su showrunner junto con Beth Schwartz. Greg Berlanti encabeza la producción ejecutiva, que incluye a Jeremy Carver y Sarah Schechter. También protagonizan la serie Jenn Lyon, Briana Cuoco, Lukas Gage, David Iacono y Ruth Connell.

Ficha:

Título original: Dead Boy Detectives.
Fecha de estreno: 25 de abril de 2024.
Plataforma: Netflix con Warner Bross.
Género: Serie juvenil, fantástica, misterio. basada en cómics.
Reparto: George Rexstrew, Jayden Revri, Kassius Nelson, Jenn Lyon, Yuyu Kitamura, Briana Cuoco.
Creador: Neil Gaiman y Matt Wagner.
Guión: Steve Yockey.
Dirigido: Lee Toland Krieger.
Producido: Greg Berlanti.
Episodios: 8

Los detectives muertos