<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022
Salvador Allende
Salvador Allende

Tal día como hoy de 1714 Barcelona capituló ante las fuerzas borbónicas. Al morir Carlos II el Hechizado sin descendencia, se inició la guerra de secesión española, cuyo desenlace originó una guerra civil entre la corona de Aragón, partidaria del modelo monárquico federativo de los Hausburgo, y la de Castilla, que apostaba por la casa de Austria, más centralista. La bandera catalana comparte sus colores emblemáticos con la española, sangre sobre oro, aunque sea con franjas más pequeñas y verticales. El origen medieval del la Senyera es muy polifacético, pero en cualquier caso fue adorado como enseña nacional cuando se proclamó la República Catalana bajo los auspicios del régimen republicano español de 1936.

Desde hace algunos años el once de septiembre, lejos de unir a la sociedad catalana, tiende a dividirla. Los adalides del independentismo monopolizan ese símbolo y lo enarbolan como signo de su causa. La parálisis del gobierno catalán elegido por las urnas es total. Sus gestores relegan todas las cuestiones urgentes a un segundo plano hasta conseguir el quiliasmo de la independencia. Todo gira en torno a este único punto programático, aunque últimamente se aprecian tensiones entre los nacionalistas de izquierda y los que nunca fueron tales. Mientras tanto la discrepancia es tildada de tradición, como bien saben gentes como Javier Cercas. Veremos cómo transcurre la celebración este año tras los paréntesis del confinamiento pandémico.

El próximo año se cumplirá medio siglo del golpe militar dado por Pinochet a quien le designó como responsable de las Fuerzas Armadas chilenas. Los traidores que se imponen por la fuerza exterminable a quienes no les apoyen tienen años de gloria, hasta que la historia hace un balance de sus barbaridades. Afortunadamente Chile ha dejado atrás ese oscuro túnel de su historia, bien contado por Patricio Guzmán en sus películas, y encara una nueva época con un gobierno que se reconoce heredero del símbolo representado por Salvador Allende.

Al inquilino del Palacio de la Moneda le corresponde auspiciar un periodo constituyente que procure una nueva Carta Magna, mayoritariamente anhelada por el pueblo chileno. Las grandes alamedas de la Libertad que cerró Pinochet con sus bombas, están abiertas de nuevo y sólo precisan de más jardineros para hacerlas más frondosas.

Deberíamos tomar nota de los 11S que se conmemoran hoy

Recién estrenado el segundo milenio asistimos al 11S de Nueva York. Sus emblemáticas Torres Gemelas fueron atravesadas por aviones comerciales y esas imborrables imágenes quedaron grabadas a fuego en la retina de quienes las vimos en directo. Este acto execrable dio lugar a una reacción patriótica por parte del gobierno estadounidense que fue concatenando varias guerras una tras otra. Se mintió sobre unas armas que no existían para justificar la invasión de Irak. El otrora respaldado dictador se convirtió en un enemigo a batir y sus recursos petrolíferos no dejaban de ser un acicate para la invasión.

Lo que sí fueron masivas fueron las migraciones y las víctimas de la desolación causada por los conflictos armados que se fueron concatenando. El mundo cambió para peor y la población presuntamente liberada no parece poder manifestar su opinión a ese respecto. Del trío de las Azores dos han venido a reconocer sus responsabilidades, aunque uno siga convencido de haber hecho lo correcto, porque lo contrario sería para volverse loco, si alguna vez tuvo algún gramo de cordura esa cabeza que se siente un personaje histórico y sigue pensando que ETA realizó la terrible matanza del 11M en Atocha.

Sirva esta fecha para reconsiderar estas lecciones de la historia, relativas todas ellas a conflictos culturales e identitarios. La prosperidad necesita épocas de paz y el ambiente social se ve amenazado desde muchos frentes. Los responsables políticos deberían aunar esfuerzos para encarar tamaños desafíos, en lugar de cebarse con los presuntos errores del adversario. Una exacerbada polarización desemboca en situaciones muy poco amables. Deberíamos tomar nota de los 11S que se conmemoran hoy.

Tres Onces de septiembre