lunes 23.09.2019
OPINIÓN | LAICISMO

El presidente Page y el dogma católico del Corpus

Foto: Observatorio del Laicismo
Foto: Observatorio del Laicismo

Que el actual presidente de Castilla La Mancha (CLM) incumple la Constitución en materia de laicidad no es ninguna novedad, lo viene haciendo, de forma general, desde que ostenta responsabilidades públicas y políticas.

Además forma parte de ese espécimen de políticos populistas y chupacirios que tanto abundan en este comienzo del siglo XXI en los partidos de casi todo pelaje y color, con la particularidad de que el Sr. García Page, aparenta por sus obras, actos y manifestaciones... que está a la cabeza en la defensa de un catolicismo rancio, propio de otras épocas y que ahora quieren re-establecer partidos, como VOX.

Un personaje público que ejerce de católico con tanta pasión, consigue mayoría absoluta gracias a una ley del PP que en su día criticó duramente, pero que él en sus cuatro años de mandato (la mitad en coalición con Podemos) no ha querido cambiar

Enemigo acérrimo, en su día, del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la actualidad candidato a la presidencia de gobierno tras ganar la elecciones, impulsó un muy duro “movimiento” junto a baronías, como Lamban, Susana, Vara y otros muchos...  para sacarlo de la secretaría general y lo consiguieron. “Jurando” (en vano) que si Sánchez ganaba las primarias se iría del partido o, al menos, dejaría todos los cargos pero, la cuestión era: ¿A dónde ir? ¿Qué hacer, si desde su más tierna juventud, no se ha dedicado a otra cosa? ó ¿ahora ya nadie se acuerda de aquellos hechos lamentables?

Siendo alcalde de Toledo impulsó una “movida” política hacia el PP de Cospedal y Esperanza Aguirre, para que el dogma católico del Corpus fuera declarado festividad en CLM y en Madrid. Lo consiguió, en parte: en su comunidad.

Ahora, muy crecido tras ganar las elecciones por mayoría absoluta, declara que mientras él sea presidente de la Comunidad Autónoma... siempre esta festividad del dogma católico, lo será para toda la ciudadanía de CLM y sigue reivindicando que se sume Madrid. Y, me consta, que si por él fuera... lo sería en todo el Estado, que digo... en Europa y a nivel planetario. Fiesta de obligado cumplimiento. La coartada, dicen, tiene que ver con el fomento del turismo hacia Toledo y hacia otras ciudades que lo celebran, desde hace años. Pero esa coartada no se sostiene.

Como se iba a imaginar una monjita, que inventó la historia en Bélgica, o que un curita que en Italia vio brotar sangre de una hostia consagrada, o que el Papa Urbano VI, que instituyó el dogma, iban a tener, ocho siglos después, un político del PSOE tan defensor del dogma y sus boatos.

Hace años hubo un acuerdo para pasar esta celebración católica al primer domingo, después del jueves correspondiente y en muchos lugares así se hace todavía.

En CLM no. Page y sus palmeros lo hicieron retornar al jueves...  y lo han impuesto a toda la ciudadanía de la Comunidad Autónoma.

Las derivas religiosas del personaje vienen de atrás: Siendo alcalde Toledo en el otoño de 2007, se posicionó, junto al cardenal primado y a la sociedad más rancia y nacional católica de la ciudad, para (supuestamente) prohibir que el I Concilio Ateo se celebrara en un polideportivo público, cuando, al parecer, ya el permiso se había concedido. Teniendo los organizadores que modificar fechas, carteles, anuncios, etc. y así poderse celebrar en el Círculo del Arte (gestionado por una empresa privada) que, por cierto, es un templo “desacralizado”.

Que la derecha nacional católica de toda la vida, esté tranquila, que en CLM, los valores patrios y católicos van a estar muy bien defendidos institucionalmente, en todos los ámbitos

Incluso, este año 2019, sindicatos del profesorado de diversa ideología han protestado, con firmeza, exigiendo un calendario más pedagógico y menos religioso. Haciendo crítica de que el jueves del “cuerpo y la sangre de Jesucristo” sea festivo,  ya que así se rompe cada año, justo al final de curso, el proceso lectivo.

Un personaje público que ejerce de católico con tanta pasión, consigue mayoría absoluta gracias a una ley del PP que en su día criticó duramente, pero que él en sus cuatro años de mandato (la mitad en coalición con Podemos) no ha querido cambiar.

En esta ocasión, uno de cada tres castellanos manchegos con derecho a voto, ha dado su confianza al PSOE que lidera Page. Pero la realidad es que ha sacado treinta y cinco mil votos menos que, por ejemplo, su compañero Barreda en 2011, sin embargo -como consecuencia del tirón electoral de su “antes enemigo” Sánchez, del voto del miedo (a VOX), una nefasta campaña del PP, el hundimiento de Podemos y una ley electoral manchega mucho más diabólica que la estatal para las minorías-, le han hecho presidente. Un personaje público que en temas de laicidad incumple gravemente principios constitucionales.

Que la derecha nacional católica de toda la vida, esté tranquila, que en CLM, los valores patrios y católicos van a estar muy bien defendidos institucionalmente, en todos los ámbitos.

Cuando rememoro a los miles de socialistas que dieron su vida por defender los valores republicanos y laicistas (algunos siguen en las cunetas)... o se tuvieron que exiliar, no reconozco esta parte del PSOE que lidera Page.

Aviso a navegantes: Siempre hay tiempo para rectificar... aunque, en parte, el daño ya está hecho, cuando leo los acuerdos (con sesgo nacional católico) de VOX con el PP y con la “muletilla” de Ciudadanos, en Madrid, Andalucía y en otros lugares, observo que actuaciones como las de Page, en materia religiosa... han significado y significarán una “alfombra de oro” para comportamientos aun más radicales de la derecha más reaccionaria de toda la vida. Ya está pasando por toda Europa, en América Latina, y EEUU... y aquí, ya ha comenzado la “reconquista”.

El presidente Page y el dogma católico del Corpus
Comentarios