<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 05.02.2023
PedroSanchez
Foto archivo

Fácil. Sánchez. Conviene empezar el año sin dudas.

Un año que para muchos va a ser a buen seguro a beneficio de inventario, por más que quiera presentársele como transcendente para el devenir de España. Porque lo realmente transcendente para España está siendo el pasado reciente. Sobra decir que el futuro no existe.

Como todo va tan rápido, se olvida con facilidad el poder simbólico de algunas imágenes que contrapuestas dan una información muy valiosa de los cambios que operan en momentos históricos muy cortos, pero muy relevantes.

En España, por ejemplo, si contraponemos la imagen del bolso de Soraya Sáenz de Santamaria sobre su escaño vacío el día que se votó la moción de censura a la imagen de Pedro Sánchez encarando la entrada a la reunión de cualquier Consejo Europeo, no contraponemos pasado y presente recientes, contraponemos ausencia y presencia. El bolso representa la España ausente, Pedro Sánchez la presente.

Se olvida con facilidad el poder simbólico de algunas imágenes que contrapuestas dan una información muy valiosa de los cambios

Siguiendo esta estela podríamos contraponer también otras imágenes igual de poderosas, la imagen, por ejemplo, de Arias Cañete con enormes dificultades para explicar en Europa la procedencia de su patrimonio para ser nombrado comisario europeo, a la imagen de la vicepresidenta tercera del gobierno Teresa Ribera explicando la propuesta española para el control de los precios de la energía, y el resultado sería el mismo. La contraposición de nuevo entre la ausencia y la presencia.

Para un país cuya histórica en el exterior durante los últimos 3 siglos ha sido más bien escasa, el vuelco es considerable.

Algunos ejemplos de presencia recientes:

España fue el primer país de la Unión Europea en hacer un confinamiento estricto, ejemplo para el resto de Europa.

Ha sido actor relevante, junto con el resto de países del sur en el cambio de paradigma en Europa por el que España, se ha beneficiado en la consecución de 170.000.000 millones de Euros de fondos europeos para paliar el impacto económico de la pandemia.

Para un país cuya histórica en el exterior durante los últimos 3 siglos ha sido más bien escasa, el vuelco es considerable

Impulsor con Portugal de la excepción Ibérica (tope al precio abusivo del gas para la conformación de los precios de la energía), que ha acabado imponiéndose en el conjunto de la Comisión Europea por encima incluso de la posición alemana que se resistía a cualquier intervención del mercado eléctrico.

Artífice con Francia y Portugal del proyecto de interconexión energética H2Med para abastecer de hidrogeno verde a Europa, lo que convertirá a la península ibérica en uno de los principales hubs energéticos de la Unión Europea, en palabras de la presidenta de la Comisión Ursula von der Leyen.

Y más recientemente, Europa vuelve a mirar a España para seguir con atención las medidas que han permitido que la inflación que en agosto de 2022 había escalado hasta el 10,4% haya descendido hasta el 5,7% en diciembre del mismo año.

Llegados a este punto los ausentes se apresuraran a decir que el gobierno consigue fuera de España lo que es incapaz de conseguir dentro. Error.

El gobierno de coalición en minoría de Pedro Sánchez (155 escaños) ha aprobado 192 leyes 73 de ellas por decreto ley

Un somero repaso a algunos datos lo desmiente:

Durante el periodo diciembre 2015 - junio 2018 fecha de la moción de censura, 30 meses en total, la actividad legislativa del gobierno en minoría de Mariano Rajoy (137 diputados) se concretó en 49 leyes 31 de ellas por decreto ley. En el periodo diciembre 2015 - diciembre 2022, 36 meses, la actividad legislativa del gobierno de coalición en minoría de Pedro Sánchez (155 escaños) ha aprobado 192 leyes 73 de ellas por decreto ley.

No son datos nada desdeñables, si tenemos en cuenta que el Parlamento tuvo un largo periodo de inactividad por motivo de la pandemia y, que la inmensa mayoría de las iniciativas legislativas salieron adelante con el apoyo de fuerzas que lejos de romper España la han consolidado.

Pero al margen de los datos, lo relevante sin duda sigue siendo el salto cualitativo de la presencia efectiva de España en el exterior. En un mundo global si estás ausente fuera estás ausente dentro.

La dureza de este tiempo que estamos viviendo es inédita y es ante lo inédito cuando la acción de gobierno cobra verdadero valor

Y en el juego de las contraposiciones, solo una más, las fotos fijas del impacto de las sucesivas crisis económicas del 1974, o del 1992, o del 2008, con una España ausente, destrucción masiva de empleo, perdida pavorosa de capacidad industrial y competitiva, o la foto fija de la crisis provocada por la Covid19 con una España presente, sostenimiento del empleo, escudo social para los más vulnerables y, por primera vez en siglos avances notables para reducir nuestra dependencia energética, verdadero talón de Aquiles de nuestra economía.

La dureza de este tiempo que estamos viviendo es inédita en muchos aspectos y es precisamente ante lo inédito cuando la acción de gobierno cobra verdadero valor, es por eso que somos muchos quienes a diario nos felicitamos porque durante todo este periodo de dificultad sea precisamente este gobierno el que está al frente. Queda todo un año para seguir felicitándonos por ello. Un año que será mucho más largo para la derecha que continua perpleja desde el 1 de junio de 2018 cuando contempló un bolso sentado en un escaño en un extremo del hemiciclo mientras en el extremo contrario una nube de periodistas rodeaba a un advenedizo. 

España o Sánchez