jueves 20/1/22
FUERTE SUBIDA DE LA INFLACIÓN

CCOO reclama que la subida del IPC ‘no caiga sobre las espaldas de los trabajadores’

El sindicato urge al Gobierno a actuar contra la subida de los productos energéticos y a la patronal a renovar el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que regule las subidas salariales en los próximos años y recuperar las clausulas de salvaguardia salarial en los convenios colectivos
Unai Sordo y Mari Cruz Vicente
Unai Sordo y Mari Cruz Vicente
 

La secretaria de Acción sindical y Empleo de CCOO, Mari Cruz Vicente, ha señalado que el desfase entre la subida del IPC (6,5% en diciembre, 3,1% interanual) y la subida salarial pactada en los convenios (1,5%) debe corregirse en la negociación colectiva, “para que no sean las personas trabajadoras las que sufran las consecuencias”.

El Índice de Precios al Consumo (IPC) general sube al 6,5% interanual en diciembre, un punto porcentual más que en noviembre, y su nivel más alto desde 1992. Este mes son de nuevo las subidas del precio de la electricidad las que explican la fuerte aceleración de la inflación interanual. La variación media de la inflación durante 2021 se ha situado en el 3,1%, el doble que la subida salarial media pactada (1,47%). La inflación subyacente –sin energía ni alimentos no elaborados– sube cuatro décimas hasta el 2,1% interanual (0,8% en media anual), y se sitúa 4,4 puntos porcentuales por debajo del IPC general, la diferencia más alta de la serie histórica.

En el informe de coyuntura del Gabinete Económico de CCOO, correspondiente al mes de diciembre, se señala que ya se detectan efectos de segunda ronda sobre la inflación que proceden “de la subida de precios para tratar de mantener unos márgenes empresariales que alcanzaban máximos históricos justo antes de la pandemia”.

La variación media de la inflación durante 2021 se ha situado en el 3,1%, el doble que la subida salarial media pactada (1,47%).

La actual subida de la inflación, señala el informe, responde en parte “a factores coyunturales exógenos derivados de tensiones geopolíticas internacionales, la recuperación de la demanda embalsada tras el parón por la pandemia y ciertos cuellos de botella en las cadenas de producción y suministro. La previsión es que a mediados de 2022 estas presiones aflojen y dejen de impulsar al alza la inflación”.

El sindicato denuncia que la fuerte subida de la electricidad (72% interanual) y de otros productos energéticos (gas, carburantes) se mantiene mientras que “el Gobierno se limita a poner “parches” para tratar de limitar el impacto de las subidas (bajadas temporales del IVA y otros impuestos) mientras que no actúa con contundencia y urgencia necesaria sobre las causas que las generan”. Para CCOO, algunas de estas causas no son exógenas y responden a “prácticas de oligopolio de las grandes empresas eléctricas y energéticas en España”, y a los mecanismos de conformación de los precios de la electricidad “que se sitúan muy por encima de sus costes, generando unos beneficios extraordinarios a costa de los hogares y del tejido productivo”.

En diciembre de 2021 los convenios colectivos registrados cubren a 7,68 millones de trabajadores, una cifra inferior a la de años anteriores. La subida salarial media pactada se sitúa en el 1,47%, inferior a la del año pasado y la práctica totalidad de los trabajadores cuenta con subidas por debajo de la inflación media en 2021: el 16% tiene pactadas subidas del 0%, el 15% subidas positivas por debajo del 1%, el 46% subidas entre el 1 y el 2%, el 17% tiene pactadas subidas entre el 2,01 y el 3%. Además, solo el 6% de los trabajadores con convenio en vigor tienen pactadas subidas iniciales por encima del 3% con lo que, en ausencia de clausulas de salvaguarda salarial, la inmensa mayoría de la población asalariada cubierta por un convenio colectivo perderá poder adquisitivo en 2021.

Algunas causas no son exógenas y responden a “prácticas de oligopolio de las grandes empresas eléctricas y energéticas en España”

El Gabinete Económico confederal de CCOO resalta que la alta inflación, concentrada en la subida de bienes y suministros básicos (electricidad, carburantes y alimentos) unida a la creciente carestía de la vivienda ha empeorado el poder adquisitivo de la población y del tejido productivo, “perjudicando especialmente a los hogares con menores ingresos que deben afrontar esas necesidades básicas”. La pandemia ha aumentado los hogares sin ingresos de origen laboral y mientras, “el ingreso mínimo vital sigue sin llegar a la mayoría que lo necesita, el subsidio extraordinario de desempleo es insuficiente y el alza de los precios en 2022 desborda la subida salarial pactada, lo que hace necesario recuperar las clausulas de salvaguardia salarial en los convenios colectivos”.

Por ello, la responsable de Acción sindical y Empleo de CCOO hace un doble llamamiento: al Gobierno, por un lado, para que actúe con contundencia sobre las causas que generan la subida de los productos energéticos y no se limite a poner parches (bajadas temporales del IVA y otros impuestos); y por otro lado a la patronal, para abordar cuanto antes la renovación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, que regule las subidas salariales en los próximos años de forma que esta elevada inflación “no caiga sobre las espaldas de las trabajadoras y trabajadores”.

CCOO reclama que la subida del IPC ‘no caiga sobre las espaldas de los trabajadores’