<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 10.12.2022
AYUNTAMIENTO DE MADRID

Almeida y Villacís rechazan cambiar los nombres franquistas de seis calles de Madrid

Tumban la iniciativa presentada por la Plataforma Justa Freire y se alinean con el argumentario ultra de Vox.

Foto de archivo

De momento no habrá en la ciudad de Madrid una calle dedicada a la maestra Justa Freire, ni a la Institución Libre de Enseñanza, ni al barco Sinaia, ni a las víctimas de los atentados del 11-M. Por el contrario, sí permanecerán las placas del general Millán Astray, de los hermanos García Noblejas o de los caídos de la División Azul. Así lo han querido los grupos que sustentan el gobierno municipal de PP y Ciudadanos que han tumbado la iniciativa impulsada por distintas organizaciones sociales para una serie de cambios en el callejero franquista.

En el pleno celebrado este martes, C’s, PP y Vox han rechazado la propuesta llevada por los grupos del PSOE y Mas Madrid y apoyada por el Grupo Mixto para sustituir los nombres franquistas de seis calles de la capital apelando al acuerdo alcanzado en 2017 que se aprobó sin ningún voto en contra y que posteriormente fue revocado por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al entender que dichas denominaciones no vulneraban la Ley de Memoria Histórica de 2007.

El concejal socialista Ramón Silva ha interpelado a C’s y el PP para que “sean coherentes” con el voto emitido entonces y les ha invitado a que aprovechen esta “nueva oportunidad para situarse del lado de los demócratas y no de los fascistas” y para que Madrid “deje de estar sometida a las exigencias de la ultraderecha”. Asimismo, se ha mostrado convencido de que, de no salir aprobado por el pleno, como ha sido el caso, la nueva Ley de Memoria Democrática obligará a llevar a cabo estos cambios: “Franco salió de Cuelgamuros, Queipo de Llano saldrá de la Macarena y las calles de Madrid se cambiarán”, ha afirmado.

En la defensa de la iniciativa, la concejala de Mas Madrid, Pilar Sánchez, también ha apelado a la “coherencia” de C’s y el PP cuando avalaron el acuerdo de 2017 y ha defendido que “la inteligencia y la razón vuelvan a las calles de Madrid”. “No traemos nada nuevo, solamente apelamos a su coherencia, a lo que ya avalaron y apoyaron en su momento”, ha subrayado.

Por su parte, el concejal Luis Cueto del Grupo Mixto ha calificado la propuesta de “absolutamente procedente” y ha advertido al equipo de gobierno de Martínez-Almeida que la nueva Ley de Memoria Democrática prevé sanciones a las autoridades que no cumplan con la legislación vigente.

Miembros de la Plataforma Maestra Justa Freire presentes en la sala de plenos del Palacio de Cibeles han tenido que escuchar por boca del concejal del PP y presidente del pleno, Francisco de Borja Fanjul, que no hay ningún motivo para quitar calles como la de Millán Astray, o la de los hermanos García Noblejas “porque eran franquistas”, o la de los Caídos de la División Azul que “lucharon contra la dictadura más sangrienta que fue el comunismo”.

La concejala de C’s, Silvia Saavedra, ha defendido el voto en contra de su grupo y ha criticado la iniciativa por utilizarse como “arma arrojadiza” que se usa para “la polarización y el sectarismo” y sirve para “despertar antiguos fantasmas del pasado”.

Ni el alcalde José Luis Martínez Almeida ni la vicealcaldesa, Begoña Villacís, han intervenido en el debate de esta iniciativa, pero los respectivos portavoces de sus grupos se han alineado con los argumentos de Vox. El concejal de la ultraderecha Javier Ortega Smith ha reiterado la intención de su partido de derogar las “leyes ideológicas” de la izquierda como la recientemente aprobada Ley de Memoria Democrática y ha defendido las figuras de Millán Astray, los hermanos García Noblejas y los miembros de la División Azul.

Con todo y aunque la iniciativa haya decaído, la izquierda no ha cerrado la puerta a insistir de nuevo sobre los cambios en el callejero franquista de Madrid, más ahora, con una nueva ley de memoria que cuenta con más y mejores mecanismos para el cumplimiento de sus preceptos.

UNA DECISIÓN "ANTIDEMOCRÁTICA"

La Plataforma Justa Freire considera que con esta decisión, C’s y PP “colocan a la institución representativa de la ciudad en el lugar antidemocrático de la historia”.

El colectivo ha destacado la “incoherencia” mostrada por el grupo municipal de Ciudadanos, “que ha votado en contra de los nombres por los que votó a favor hace 5 años”, y la del grupo del PP, que en su día se abstuvo.

“Mantendremos nuestra lucha por conseguir, para el imaginario colectivo, unos nombres dignos para las calles de Madrid, como los que hoy se proponían”, afirman.

Almeida y Villacís rechazan cambiar los nombres franquistas de seis calles de Madrid