lunes 21.10.2019

El acuerdo de  izquierdas avanza en Navarra

El acuerdo de  izquierdas avanza en Navarra

El pasado viernes 5 de Julio ha sido presentado el  acuerdo alcanzado entre el Partido Socialista de Navarra, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra que consta de 10 ejes de acción y 479 medidas programáticas Recoge la existencia de una comisión de seguimiento que valorará de forma permanente el cumplimiento del mismo.

En un extenso documento de 77 páginas, el acuerdo busca cimentar un gobierno “estable y plural”.

Los diez ejes básicos son los siguientes

1. La prioridad de las políticas centradas en las personas, debidamente armonizadas entre sí, que generen un crecimiento sostenible y equilibrado con el medio ambiente, una mayor cohesión social, una reducción de las desigualdades sociales y el desarrollo de todos los territorios, que aporten una actividad de alto valor añadido que sirva para crear empleo de calidad y, en definitiva, garanticen al conjunto de la población la plena igualdad de oportunidades y su bienestar.

2. Impulso integral y transversal de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible como marco político que interpela a todas las instituciones al más alto nivel y aporta una respuesta adecuada y coherente a todos los retos que tenemos como sociedad. La lucha contra el cambio climático, la apuesta por la sostenibilidad y la respuesta a los objetivos de la agenda 2030. Economía circular y transición energética Cambio climático y desarrollo sostenible.

3. La apuesta por los valores de la paz, la memoria, la convivencia y la deslegitimación de la violencia así como la reivindicación de la pluralidad a todos los niveles de nuestra Comunidad Foral (social, territorial, identitaria, sexual, etc.) como un valor de progreso.

4. La apuesta integral y transversal de la igualdad de género en todas las políticas públicas, la eliminación de todas las violencias y conductas machistas y la integración de todas las personas como principios informadores de todas las políticas.

5. El impulso de los nuevos derechos de la ciudadanía del siglo XXI junto con una cultura de corresponsabilidad hacia el bien común, así como la profundización del sistema democrático y sus mecanismos de control, transparencia y participación. La puesta en marcha de una agenda de regeneración radicalmente democrática con el objetivo de acercar la realidad de la calle a la institucional a través de la transparencia, la comunicación y la interacción, así como la eliminación de privilegios y de espacios de influencias indeseadas entre el mundo económico y el político.

6. La respuesta al reto de la transformación digital, con el cambio disruptivo de los paradigmas en vigor desde el inicio de la revolución industrial. Respuesta en clave de innovación ante la digitalización, la inteligencia artificial y la Industria 4.0 es la base de la fórmula para la adaptación tecnológica de la Comunidad Foral en su ámbito productivo, y desde ahí trabajaremos para situar a Navarra en los mejores estándares TIC que nos permitan situarnos a la vanguardia. Esta estrategia estará también apoyada desde la educación, las organizaciones sociales y la ciudadanía en general.

7. La apuesta por los servicios públicos de referencia, basados en los principios de universalidad, calidad y equidad, sustentados en criterios de máxima optimización de los recursos públicos, y recaudados a través de una fiscalidad que garantice progresividad, redistribución, competitividad y suficiencia de ingresos públicos para la sostenibilidad del Estado de Bienestar.

8. La apuesta por la colaboración activa entre las instituciones públicas y la sociedad civil como factor dinamizador de todos los recursos que disponemos como en la búsqueda del bien común de la Comunidad Foral en donde el sector público y las instituciones deben adoptar un papel protagonista de liderazgo y dinamización en la nueva etapa de progreso de Navarra.

9. El respeto a nuestro modelo institucional y la defensa e impulso de nuestro autogobierno dentro de la legalidad y lealtad institucional, avanzando en la actualización de nuestros derechos históricos desde la responsabilidad y la solidaridad con el resto del Estado y partícipes en el proyecto de Europa, dotándonos de unas instituciones forales y locales útiles para los retos del presente y del futuro.

10. Preservar y proteger la realidad histórica, cultural y social de Navarra incluyendo las lenguas propias que forman parte de la misma.

El documento, cuya base fue propuesta por el PSN ha incorporado aportaciones de las otras tres formaciones políticas y es un texto amplio y genérico, abierto a lecturas diversas  que se tendrán  que concretar en el día a día de la concreción política. El acuerdo está pendiente de rúbrica y revisión para adaptarlo a lenguaje inclusivo y perspectiva de género, según reza la primera página del mismo.

Es un programa continuista con la acción del Gobierno presidido por Uxue Barcos en los últimos cuatro años en lo relativo a política social -derechos sociales, educación, salud. Mantiene el respeto por el  régimen foral, la Lorafna y el euskera.

El texto es casi definitivo, pero quedan aspectos importantes por ajustar.  Y no menores. Por ejemplo el organigrama y la composición del Gobierno de Navarra que se hablará durante los Sanfermines, y se terminará de negociar a la vuelta de las fiestas. También este texto tendrá que ser ratificado por cada uno de los partidos y sus bases, en un proceso que llevará sus propios ritmos y que ayer los líderes de los partidos implicados no supieron concretar.

El documento que se ha hecho público, sienta las bases que regirán el acuerdo que consigue sumar 23 escaños del Parlamento -aunque se queda a tres de la mayoría absoluta- que puede hacer presidenta a María Chivite (PSN) antes de acabar el mes de julio.

María Chivite y Uxue Barkos (Geroa Bai) se unieron  a las delegaciones negociadoras que ultimaban el bloque del autogobierno y las normas de funcionamiento interno, que se habían dejado pendientes el jueves por la noche. La presencia de las líderes de ambos partidos -casi inéditas durante las negociaciones- en el Parlamento era un síntoma inequívoco de que se iba a anunciar algo.

Pasada la una de la tarde del viernes 5 de Julio, en vísperas del espeado chupinazo sanferminero que todo lo ahoga, comparecieron, junto con Eduardo Santos (Podemos) y Marisa de Simón (Izquierda-Ezquerra). “Es un programa ambicioso, centrado en las personas, progresista, con avances sociales, en el que se afrontan los retos económicos y se hace hincapié en la convivencia”, resumió Chivite, que arrancó agradeciendo la disposición que han mostrado Geroa Bai, Podemos e I-E en las negociaciones.

Los plazos previstos inicialmente se van cumpliendo. Ahora habrá un pequeño parón del primer fin de semana de Sanfermines, pero las negociaciones se retomarán en las fiestas para perfilar el organigrama de Gobierno. Sobre la posibilidad de un Ejecutivo compartido, Barkos consideró que Geroa Bai está en disposición de “asumir claramente responsabilidades”.

El objetivo declarado por todas las partes es ir a la investidura de María Chivite en el mes de Julio y conformar un gobierno plural donde todas las partes se sientan concernidas.

Ahora queda por dilucidar la actitud definitiva de los parlamentarios de EH-Bildu que tienen en sus manos la posibilidad de permitir que exista un nuevo gobierno cuatripartito, presidido esta vez por una socialista,  o bien bloquear la situación con su voto contrario al nombramiento de Chivite. La solución en las próximas semanas.

El acuerdo de  izquierdas avanza en Navarra