La honradez en Política, al igual que el honor, sólo se pierde una vez

mas pujol

…Ustedes tienen un problema que se llama 3%

El código ético de la política debería llevar implícito la Prisión permanente irrevocable y no revisable de todos los corruptos y sus consentidores… en forma de alejamiento “sine die” de la arena pública

Artur Mas y la marca blanca convergente, el PDeCAT, ponen cara de póker, miran para otro lado, al tiempo que manifiestan que “Convergència ha desaparecido”…, como un pedo en el aire. El problema es el rastro que deja…

Félix Millet, Jordi Montull, Genma Montull y el tesorero Daniel Osàcar, han sido condenados por la Audiencia de Barcelona. Para el clan de los ex convergentes sólo son fantasmas que deambulaban por el Palau, al ritmo del cuatro por ciento. La Audiencia ordena el decomiso de 6,6 millones de euros a CDC. Las sedes embargadas soportarán el ajuste contable.

Resulta curioso poner de manifiesto que cuando comenzaron las pesquisas del caso Palau, la presencia del independentismo en Catalunya, no superaba el veinte por ciento. La sentencia del Palau viene revestida por un cuarenta y siete por ciento de fervor nacionalista. Un sospechoso independentismo sobrevenido en la oligarquía catalana.

En paralelo, la corrupción sistémica del Partido Popular se presenta en la Audiencia Nacional con aromas de paella valenciana. Veinte acusados se sentarán en el banquillo. Podría asegurarse que “No están todos los que son, pero son todos los que están…”

Ricardo Costa, Vicente Rambla, David Serra, Cristina Ibáñez, Pablo Crespo, Álvaro Pérez con bigote, Vicente Cotino, Francisco Correa, en el papel estelar de “Garganta profunda”. Al paso que va, al Correa lo contratan en el Palau y nos canta La Traviata.

camps rrajoy

Paco…, siempre estaré detrás de ti, o delante o a un lado

El magistrado que juzga este Gürtel valenciano, ha frenado en seco a los letrados defensores… “No hay indefensión para los acusados”. No acepta prescripción de los delitos y afirma que las escuchas eran legales.

Años, lustros, décadas de corrupción generalizada en el seno del Partido Popular, al tiempo que logran dos mayorías absolutas y varias legislaturas gobernando coaligados a los convergentes, colegas, al fin y a la postre, del tanto por ciento por tanto o cuanto…

Asistimos en el pasado a tiempos de Filesa, Malesa y Time Sport en las filas socialistas. Ahora están sentados en banquillos con aroma a azahar, Griñán y Chaves, por un manojo de ERES, consecuencia lógica de décadas de poderío socialista en Andalucía y el voto cautivo de los centenares de intereses incrustados en la sociedad. No es sano estar tantos años sin pasar por la ducha de la oposición. Se forma, paulatinamente, una segunda piel, impermeable e inmune a los mínimos códigos éticos exigibles…

PSOE

…Pongo la mano en el fuego por la “honradez personal” de chaves y Griñán

Ser corrupto cotiza en Bolsa y se obtienen pingues beneficios electorales. Podría asegurarse, sin temor a equivocarnos, que quien NO está afectado por la corrupción, no tiene ni la más mínima posibilidad de ser apoyado por los ciudadanos, en forma de voto nocivo y adhesión inquebrantable. Ser corrupto da patente de corso, en deriva inmoral, donde el cuanto cotiza al alza y el cómo es secundario…

El código ético de la política debería llevar implícito la Prisión permanente irrevocable y no revisable de todos los corruptos y sus consentidores… en forma de alejamiento “sine die” de la arena pública. Con independencia de las penas privativas de libertad, que los tribunales pudiesen atribuirles. Tolerancia Cero no significa volver a la casilla de Salida.

¡Entérense de una vez, el que la hace la paga!...En política la honradez, al igual que el honor, sólo se pierde una vez…Y a la puñetera calle.

No se puede admitir que un partido haya hecho trampas electorales durante más de 20 años porque los resultados están contaminados, los legislativos invalidados de pleno derecho y sus decisiones declaradas nulas. La resultante sería un Estado fallido a todos los efectos.

La ley marca prescripciones de delitos que la política no puede aceptar nunca Un corrupto no puede dirigir un país, de igual modo que un conductor ebrio no puede conducir un autobús escolar.

 Esta es la España de pandereta, la España de unos contra otros. Vivimos en  un país en donde para unos, la izquierda son unos comunistas de mierda y para los otros, los de derechas son unos malditos fachas. Donde la envidia es una forma de vida y el dinero se venera cual becerro de oro. En este país los revolucionarios se cuelgan en las paredes, en forma de posters art decó. Sin lugar a dudas y sin temor a equivocarme, si Mahatma Gandhi fuese ciudadano español, se vería obligado a presentar suspensión de pagos.