#TEMP
miércoles 25/5/22

El 68 español

Escribía Savater el otro día, en el diario global, que el 68 español se suele recordar por el recital de Raimon en la universidad de Madrid. Y en cierto sentido es así por el efecto mimético del mayo francés, que en un mes de movilizaciones proyectó un impulso que contribuyó a cambiar la sociedad francesa.
Escribía Savater el otro día, en el diario global, que el 68 español se suele recordar por el recital de Raimon en la universidad de Madrid. Y en cierto sentido es así por el efecto mimético del mayo francés, que en un mes de movilizaciones proyectó un impulso que contribuyó a cambiar la sociedad francesa. Pasado el sarampión, De Gaulle ganó las elecciones y todo pareció quedar como antes, pero la pequeña dosis fue suficiente, porque la sociedad se había impregnado del espíritu de aquellos días de mayo.

En España, el recital de Raimon se recuerda porque fue la parte festiva de un año dramático. En París hubo más fiesta que drama; en Praga, tragedia porque el sueño de la primavera de Praga tuvo el mismo despertar que en Budapest, en 1956: el socialismo real era incompatible con la libertad, la democracia y los derechos humanos. Anticipaba 21 años la caída del muro de Berlín.

En España, el año 68 sólo fue la continuación del 67, año en que CCOO había convocado dos jornadas de huelga, en enero y en octubre, que llevaron a su ilegalización y persecución, y en que se fundó el Sindicato Democrático de Estudiantes de Madrid. El de Barcelona se había fundado en 1966, en la célebre “caputxinada”.

El 68 es uno de los años de auge del Felipe el año en que se fundan Bandera Roja, la Federación de Comunistas (FECO), la Organización Marxista Leninista de España, antecedente del PCE (reconstituido) y del grupo terrorista GRAPO, y en que la recién nacida ETA-berri, se transforma en Komunistak, y luego en Movimiento Comunista.

1968 fue el año en que ETA decidió pasar de la teoría a la práctica en materia de violencia asesinando al sargento Pardines y al comisario Manzanas, lo que generó como respuesta la declaración del Estado de excepción en Guipúzcoa. Y en que uno de los hermanos Etxebarrieta, ejecutor de Pardines, encontró la muerte en un tiroteo. Fue el primer mártir de ETA, ya metida en un camino de difícil retorno.

En España, el año 1968 forma parte de una etapa de auge en la lucha contra la dictadura, que comienza en el campo laboral con la creación de las comisiones obreras (la de Madrid, en 1964), y en el campo estudiantil, con el rechazo al SEU, y concluye en diciembre de 1970 con las movilizaciones contra el proceso de Burgos, con que la dictadura juzga a 16 personas acusadas de pertenecer a ETA. El tribunal impuso a los condenados más de 500 años de cárcel y 9 penas de muerte, que fueron conmutadas.

Un poco antes, el ministerio de Información y Turismo había acuñado un lema publicitario que animaba a viajar a España: Spain is different. Y efectivamente lo era.

El 68 español
Comentarios