domingo 1/8/21
DÍA MUNDIAL DE LA POBLACIÓN

UGT denuncia la escalada del racismo y de las conductas de odio

Con motivo del Día Mundial de la Población, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores publica el informe “Población y Migraciones en tiempo de pandemia”, en el que analiza el impacto de la COVID-19 en los movimientos migratorios y en la población española.

  • Señala un nuevo máximo de población en enero de 2021 (47.394.223 personas), así como la fuerte dependencia de los flujos migratorios para contener mínimamente el efecto del envejecimiento de la población española y el descenso de la natalidad.
  • UGT exige frenar el racismo y su normalización, así como acabar con la violencia contra las personas migrantes y con la permisividad y la impunidad de las llamadas al odio.

El día 11 de julio, con motivo del Día Mundial de la Población, la Unión General de Trabajadoras y Trabajadores ha querido plasmar el impacto que la pandemia ha tenido en los movimientos migratorios y en el crecimiento de la población española a través de un informe titulado “Población y Migraciones en tiempo de pandemia”.

La principal conclusión que señala el sindicato es que, pese a las restricciones a la movilidad y a la entrada de personas en el país, a la pérdida de empleo y a los 911.633 fallecimientos provocados por la pandemia entre el 2019 y el 2020, España ha conseguido alcanzar, el 1 de enero del 2021, un nuevo máximo de población (47.394.223 personas). S

Sin embargo, apunta, el país depende de forma prácticamente absoluta del flujo de inmigración de personas de nacionalidad extranjera o española.

Esto se debe, subraya el sindicato, a los cada vez más preocupantes datos de envejecimiento de la población nativa y de descenso de la natalidad. Desde el año 2016, indican desde la organización sindical, solo los saldos migratorios positivos compensan un crecimiento vegetativo negativo. Así, en el 2020, este fue de -3.23 (688 nacimientos por cada 1.000 defunciones), a lo que hay que sumarle que, entre el 2020 y el 2021, se han perdido 183.298 personas españolas nacidas en España; por el contrario, el saldo migratorio fue de 216.244 personas.

Como sociedad democrática, debemos acabar con el racismo en todos los ámbitos

UGT denuncia, en este sentido, que, pese a que el 16,4% de la población total española tiene origen en un movimiento migratorio hacia España, hay sectores empeñados en presentar a mujeres y a hombres migrantes como una amenaza, así como en señalar a niños, niñas y jóvenes no acompañados como un peligro potencial.

El sindicato, con respecto a esto, urge a prevenir y a frenar el racismo, la escalada de violencia contra personas migrantes y la permisividad hacia los discursos que fomentan el odio. Recuerda que, desde algunas esferas de poder, se está alentando el racismo sin ningún pudor, se están difundiendo mentiras, se está llamando al rechazo de las personas migrantes y, en conclusión, se está sembrando el miedo y la discordia en la sociedad.

Esta situación de pasividad hacia los ataques racistas por parte de la sociedad ya ha tenido consecuencias fatales, manifiesta el sindicato. El pasado mes, murió un joven en Murcia, pero hace tan solo unos días un tribunal se ha atrevido a hacer un juicio político y ha afirmado, sin pudor, que los menores extranjeros no acompañados son un problema social, permitiendo así que se sigan difundiendo mentiras y odio a través de un cartel absolutamente bochornoso para una sociedad democrática.

Finalmente, desde UGT sentencian que es inasumible, como sociedad, dejar que los que se encuentran ya sentados en las instituciones representativas de este país y condicionando decisiones de gobierno permitan la pervivencia de conductas racistas y, peor incluso, que las promuevan. Esta actitud provoca que el racismo se normalice y se extienda en la sociedad, lo que pone en peligro el Estado de Bienestar y la democracia española.

UGT denuncia la escalada del racismo y de las conductas de odio