domingo 1/8/21
SUELO Y VIVIENDA

El precio del suelo urbano desciende en toda España

El precio del suelo urbano está viviendo una espectacular caída este primer trimestre en todas las comunidades autónomas

El Ministerio de Transportes y Agenda Urbana ha publicado los datos sobre la evolución del precio del suelo urbano.

Refleja un precio medio de 136,4 euros frente a los 164,1 euros de 2020 y los 159,7 euros de 2019.

Esta cifra marca un mínimo histórico en la serie histórica que comienza en el 2004 y en el que el suelo urbano estaba a  una media de 206 euros por metro cuadrado.

El descenso de precio alcanza toda la geografía nacional, siendo especialmente destacable en Zaragoza, Granada, Burgos y Valladolid,donde el suelo urbano es un 50% más barato que en 2020.  Y sin olvidar a las grandes aglomeraciones urbanas de Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Sevilla, donde se registran descensos entre el 6% y el 10%.

Debido a la pandemia y la incertidumbre generada, el precio de la vivienda ofertada cayó ligeramente en 2020, pero ahora vuelve a subir

En Madrid se registra una caída interanual del 6% – un metro cuadrado cuesta hoy una media de 270 euros, frente a los 309 de 2019. El metro cuadrado en Barcelona ha bajado de 214 euros en 2019 a 186.

Con estos precios del suelo, sin embargo, los expertos inmobiliarios afirman que no hay que esperar una caída proporcional en el precio de la vivienda ya que le afectan muchas variables. En los años previos al estallido de la burbuja, la relación entre ambas variables fue proporcional. El año 2007 marcó máximos para ambos en toda la serie histórica: el suelo llegó a los 285 euros por metro cuadrado y la vivienda en oferta (el precio al que pretendían venderla los dueños, fueran promotores o propietarios particulares) a los 2.036 euros.

Debido a la pandemia y la incertidumbre generada, el precio de la vivienda ofertada cayó ligeramente en 2020, pero ahora vuelve a subir.

Pero hay que tener en cuenta que existe una gran diferencia entre el precio al que quieren vender los propietarios y anuncian su vivienda, al que finalmente venden tras las ofertas propuestas por el comprador. De ahí las  diferencias existentes entre distintas estadísticas según su procedencia; las de los grandes portales siempre arriba y las del Consejo General del Notariado que tiene relación con los precios a los que se firma la operación. De ahí que entre ambos datos puedan existir diferencias de hasta 400 euros por metro cuadrados, como en el pasado mes de abril. Todo esto partiendo de la aceptación del criterio que los importes reflejados en los documentos de compraventa coinciden plenamente con el precio real pagado.

Según estas cifras de los notarios, el precio de las operaciones de compraventa de vivienda no se ha recuperado del parón del confinamiento. Lo que está sucediendo es una aumento significativo de las operaciones por la demanda embalsada y una bajada de precios de leve a moderada. Y esta tendencia puede mantenerse lo que queda de año de forma similar a lo que está sucediendo con el suelo.

El próximo año vendrá marcado por la salida de la crisis económica, la situación del paro, si se incrementa la inflación a causa de la inyección de dinero y si suben los tipos de interés. Vuelve la incertidumbre.

El precio del suelo urbano desciende en toda España