Nuevatribuna

De la naturaleza al hogar, ¿puedo montar un huerto urbano en casa?

En la actualidad, puedes encontrar todas las herramientas que necesitas para plantar en el interior de tu vivienda.

Frutas, verduras, hortalizas o incluso esas especias que siempre nos faltan en el armario de la cocina cuando vamos a preparar ese plato que tanto nos apetece. Hay una gran cantidad de alimentos naturales que nos llevan a pasar por los comercios especializados o por los grandes supermercados día sí y día también, pero que no tardan en hacer que nos preguntemos si sería posible contar con un cultivo propio.

Pensar en una plantación hace a muchos desplazarse mentalmente a la naturaleza, al campo, a la tierra y al verde y a una huerta que labrar para conseguir todas esas piezas que desea. Sin embargo, la realidad es la que es, y muchos vivimos en pueblos o grandes ciudades donde el asfalto, el hormigón y el cristal son lo que predomina. ¿Se puede plantar también en un terreno así?

La respuesta, por disparatado que parezca, es un sí rotundo. Solo necesitas un armario de cultivo, unas cuantas herramientas y las semillas de aquello que desees plantar. El resto es armarte de paciencia y cuidar tu plantación de forma constante hasta que comiencen a salir las plantas que deseas y puedas aprovecharlas. El cultivo de interior es toda una realidad, y más en los tiempos que corren.

Plantaciones que se realizan en el interior de casas y de pisos, que aprovechan los rincones del hogar para darles un enfoque más práctico y conseguir tener esas reservas de hierbabuena o incluso zanahorias que tanto nos faltan. Lo cierto es que hay muchas opciones para plantar, y todas ellas parten de la constancia y del cuidado. No necesitan más que eso para que puedas cultivar incluso sin tener un patio en tu hogar.

Seguramente te estés preguntando cómo se puede hacer esto. No te preocupes, porque te vamos a explicar cómo dándote unas pautas bastante sencillas y efectivas para que puedas comenzar a experimentar y ver cómo, en poco tiempo, tienes una pequeña mata de tomates para usar cuando quieras en la cocina.

Plantaciones en el hogar: los puntos clave

El primer paso que debes llevar a cabo es buscar un buen lugar para hacer tu plantación. Necesitarás más o menos espacio en función de lo que desees cultivar, ya que hay pequeñas hierbas que pueden crecer en una maceta, y otras plantas que sí requieren algo más de espacio y de tierra para nutrirse. Nuestra recomendación es que, una vez escojas bien el lugar, busques alguno de los mejores armarios de cultivo baratos que haya. Hay modelos económicos y con muy buenas prestaciones que pueden cumplir perfectamente.

Cumplido este aspecto, necesitarás tener en cuenta todo lo relacionado con la luz y la temperatura. Para ello, siempre y cuando vayas a tratar con plantas más delicadas, es importante que veas bombillas para colocar en el armario. Existen modelos que van desde los 100 W hasta los 1.000 W, por lo que el espectro es bastante amplio. Tendrás que buscar las condiciones adecuadas para tus plantas y, a partir de ahí, escoger aquella lámpara que las consiga.

Estos son los puntos más básicos e importantes a cubrir. A partir de ahí, el resto son aspectos que se deben tratar para mejorar las condiciones, aunque no son estrictamente necesarios. Por ejemplo, es buena idea contar con filtros para evitar que los olores se mezclen con los de casa, como también un ventilador que facilite el movimiento de aire dentro y fuera del armario de cultivo.

Todo esto suena bien, pero seguramente te venta a la cabeza una cuestión importante: ¿cuánto consumo eléctrico implicaría esto? Lo cierto es que, sin el control adecuado, puede resultar bastante costoso. Por eso, se recomienda adquirir un buen temporizador para asegurarse de que los aparatos en cuestión solo funcionan durante los tramos de tiempo necesarios, sin caer en el exceso que lleva al sobrecoste.

Por supuesto, la tierra no puede faltar, como tampoco el abono en el caso de que se quiera hacer una plantación algo más grande. Con todo esto, no necesitarás nada más que invertir algo de tiempo y tomarte con calma tus futuras plantas. Son seres vivos y requieren cuidados, pero van a tener mucho que ofrecerte si se los das.

Parecería imposible, pero lo cierto es que con esto tienes más que suficiente para conseguir una plantación de interior, sin tener que salir siquiera de casa. Los huertos urbanos existen desde hace tiempo, pero trasladar este concepto al interior de la propia vivienda es algo que está empezando a verse con más frecuencia últimamente. Ahora, tú también puedes sumarte a esta corriente y aprovechar para tener una alimentación mucho más sana. Cuando comes algo que has cogido de la tierra tú mismo, siempre sabe mejor.