viernes 25/9/20
LA CRISIS HA AFECTADO A LA RENTA DISPONIBLE

La Lotería de Navidad sigue siendo la preferida por los españoles

Un profesor del CEU señala que la crisis nos ha hecho menos jugadores, pero la Lotería de Navidad sigue siendo la preferida por los españoles.

La Lotería de Navidad sigue siendo la preferida por los españoles
  • El profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno, explica que “en el año 2000 los españoles destinaban el 6,96% del dinero que gastaban en el juego a comprar décimos de Navidad, mientras que en el año 2013, ese porcentaje ha subido al 10,53%”
  • A la Lotería de Navidad se juega más por tradición que por verdadero ánimo de lucro, ya que los premios son menores que en la Primitiva o la Bonoloto
  • El ascenso del juego on-line en España es imparable. Supera ampliamente al juego presencial de la lotería, o a la primitiva y es tres veces el de la ONCE.

Tan solo quedan siete días para que los españoles puedan disfrutar de la totalidad del premio Gordo de Navidad, esto es, de los 400.000 € que recibe el primer premio de la Lotería más famosa de nuestro país. Unos días después, el Ministerio de Hacienda hará disminuir en un 19,875% el importe del premio, dejándolo en 320.500 €, que se unirá al 30% que previamente habrá retirado como impuesto antes de realizar el sorteo; pero sigue siendo un buen “pellizco” que hará felices a los que tengan la suerte de ser agraciados.

La crisis económica ha afectado notablemente a la renta disponible de los españoles, que han pasado de jugar 700 € al año por habitante en 2008 a 596 € en 2013, pero no todos los juegos han experimentado la misma reducción. Como indica el profesor de Matemática Aplicada de la Universidad CEU San Pablo, Miguel Córdoba Bueno, “en lo que va de siglo ha habido un profundo cambio en los hábitos de juego de los españoles; mientras que el juego de la lotería de Navidad, e incluso del “Niño” han sufrido leves descensos, las loterías semanales, la primitiva y sobe todo el cupón de la ONCE han sufrido fuertes decrementos. Y todo ello sin que se haya producido por la probabilidad de obtener premios. De hecho, la lotería de Navidad es la que menos probabilidad tiene de que el comprador del décimo gane algo en relación con el resto de las loterías”.

El profesor Córdoba proporciona un pequeño cuadro comparativo de la evolución de las loterías en estos años y de las probabilidades de ganar en los juegos más populares, tomando como base su documento de trabajo “La Actividad del Juego en España en el siglo XXI”:

El profesor destaca el hecho de que se mantenga el volumen dedicado a la Lotería de Navidad a pesar de la crisis. Más por tradición que por verdadero ánimo de lucro, los españoles se implican más que nunca en esta lotería a pesar de que los premios son menores que en la Primitiva o la Bonoloto, a las cuales se puede jugar a lo largo de todo el año. Así lo considera el profesor  para el que “mucha gente no juega por el hecho de jugar, sino porque es una tradición, y de esta manera es algo así como lo de comer turrón, cenar pavo o cordero y brindar con cava a las doce de la noche del día de fin de año”.

En cuanto a la actitud de los españoles hacia el juego en las diferentes regiones, Córdoba señala que no es homogénea, “todo lo contrario, los ciudadanos juegan más o menos según la tradición que hay en las diferentes Comunidades Autónomas. Por ejemplo, en Castilla y León, que no es una Comunidad precisamente rica, es donde los españoles más juegan a la lotería, 149€ por habitante y año, más del doble de lo que juegan en Andalucía”.

Asimismo, destaca el hecho de que “a efectos comparativos, si elimináramos el efecto de la inflación, podríamos comprobar que los españoles en el año 2013 jugaron un 30% menos a la lotería que lo que dedicaban en el año 2000. Ello es resultado, sobre todo, de la fuerte crisis económica que nos está afectando como país, ya que en el año 2007, previo al comienzo de esta crisis, la cantidad que se jugaba, ya deflactada, era casi la misma que en el año 2000”.

En cuanto a si la publicidad y el marketing tienen influencia en las ventas de lotería, el profesor Córdoba Bueno indica que “evidentemente, la publicidad fomenta el gasto en lotería, aunque si tenemos en cuenta que se trata de una entidad de derecho público, el fomentar el juego con dinero público podría no considerarse muy adecuado desde un punto de vista moral. En cualquier caso, la sociedad estatal ha duplicado su presupuesto de publicidad de 2000 a 2013, pasando de 39 a 78 millones de euros, y sin embargo, las ventas han disminuido”. Lo cual nos lleva a recordar precisamente el anuncio de Navidad del año 2013, en el que cinco conocidos tenores y cantantes promocionaron la lotería de Navidad. “No surtió el efecto deseado, ya que las ventas también bajaron, y además, y aunque dijeron que había sido más barato que otros años, lo cierto es que en las cuentas anuales de la sociedad estatal el gasto en publicidad subió de 60 millones de euros en 2012 a 78 millones en 2013, aunque obviamente podría deberse a otras causas”.

Por último, el profesor Córdoba explica la importancia del juego on-line en España, cuyo ascenso es “imparable. De hecho, en estos momentos, supera ampliamente al juego presencial de la lotería, o a la primitiva y es tres veces el de la ONCE. Concretamente en 2013 los españoles jugaron por internet 5.680 millones de euros, mientras que a la lotería se jugaron 4.661. Está claro que los hábitos de juego están sufriendo cambios importantes y rápidos”.

Tendremos que esperar a ver qué ocurre en los próximos años con la actividad lúdica, que como nos ha indicado el profesor Córdoba se encuentra en un período de grandes cambios.

La Lotería de Navidad sigue siendo la preferida por los españoles
Comentarios