domingo 20.10.2019
PROTECCIÓN CIVIL

¿Y si el gran apagón de Tenerife hubiese sido nacional y de 30 días de duración?

El Ejército EEUU ve “razonable y realista” que las familias de sus militares preparen agua y comida “para un mes”, ante una posible tormenta solar o ataque EMP.

¿Y si el gran apagón de Tenerife hubiese sido nacional y de 30 días de duración?

“El día después” del gran apagón de Tenerife aún resulta casi palpable la sensación de incredulidad y fragilidad de nuestro día a día, después de que el mundo entero se detuviese en la isla para casi un millón de habitantes, a las 13:11 pm. del domingo 29 de septiembre.

Todo vuelve a estar bien ya, sí, pero al menos durante este lunes todavía hay algo en el ambiente, un “susto”, que nos indica que hay otra realidad posible, peligrosa e incierta, y a mucho menos distancia de nosotros de lo que podíamos pensar. Que, de repente, todo a nuestro alrededor puede cambiar completamente y vernos reducidos en nuestras posibilidades y acciones. Incomunicados y vulnerables ante todo.

A las 13:10 horas era un día más propio de nuestra sociedad europea de consumo del siglo XXI. Sólo dos minutos después, sin previo aviso, a las 13:12 horas, semáforos apagados, cajeros fuera de servicio, telefonía e Internet prácticamente inoperativa por momentos, pérdida de capacidad de cocina, refrigeración o climatización en hogares, y pérdida de todo tipo de servicios dependientes de la electricidad. Excepción únicamente hecha de aeropuertos y hospitales aferrados a sus grupos electrógenos, que de haberse prolongado la situación no habrían tenido autonomía para más allá de 72 horas.

Y el hecho es que el cero energético insular en Tenerife, de poco más de 9 horas finalmente, no deja de ser un “pequeño escenario de muestra” ante el tipo de gran apagón de larga duración sobre el que el propio ejército EEUU (su Electromagnetic Defense Task Force, o EDTF) ha venido ahora a avisar a sus propios militares con un nuevo informe: una tormenta solar extrema o un ataque mediante EMP (pulso electromagnético) podría dejar el país a oscuras muchas semanas y sería “razonable y realista” que proveyesen para que sus propias familias dispusiesen de, al menos, 30 días de agua, comida y suministros en casa: “(...) el enfoque de preparación para 30 días del DHS (Departamento de Seguridad Nacional) se corresponde con el consenso de la EDTF sobre que 30 días de agua y comida es un objetivo razonable y realista para asegurar que las familias del personal militar podrán sostenerse durante el prolongado apagón eléctrico”, sostienen.

apagon 1

Reconociendo incluso tal Electromagnetic Defense Task Force que el propio NIAC (Consejo Asesor Nacional de Infraestructuras Eléctricas) había llegado a apuntar a más: suministros de agua y comida para “30-45 días” de apagón.

apagon 2

Lo que, en definitiva viene a ser la última pero no única advertencia desde el ejército EEUU, cuyo Subsecretario de Estado de Marina emitió ya una orden (en Febrero de 2018, hace ya más de año y medio), para que toda su Armada y el Cuerpo de Marines pongan al día sus equipos, planes y capacidades en modo que puedan seguir siendo plenamente operativos para poder intervenir en el país y sostener la acción del Gobierno Federal aún en caso de una tormenta solar extrema o un EMP.

salem¿Cual podría ser la razón para una estimación de tan larga duración, a diferencia del apagón de Tenerife?

“Una tormenta geomagnética extrema, o un EMP artificial, además de dañar gravemente los propios transformadores como se vio en 1989 con el de la nuclear de Salem, previsiblemente destruiría parte sustantiva del propio tendido eléctrico, el propio cableado, que sería necesario volver a tender de cero a lo largo del territorio, ya que ambos pulsos tienen el componente E3. Sería una causa que nada tiene que ver con la del domingo”, señalan desde la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y el EMP (AEPCCE). (Imagen de cómo quedó el transformador de la central nuclear de Salem.)

apagon 3“Por eso no sería un problema de reparar una o varias subestaciones del sistema, sino casi de volver a ponerlo en pie”.

Y puntualizan: “Y claro, en esto las autoridades EEUU cuentan con 'uno o dos meses de gran apagón' pero porque llevan años preparándose y adoptando estándares específicos de recuperación de la red, como las varias órdenes FERC desde 2013, o estándares de mejora de la resiliencia de las infraestructuras eléctricas nacionales ante fenómenos extremos de la meteorología espacial y el EMP, fijados a los operadores desde el propio Departamento de Seguridad Nacional. Y mucho más. En España en cambio no tenemos absolutamente nada de todo eso. Ni órdenes a operadores similares a las FERC de 2013 y 2016, ni estándares específicos de resiliencia para nuestras infraestructuras ante un fenómeno electromagnético, ni nada de nada. No, en las condiciones actuales en España un escenario así no durará ni 30 ni 45 días. Hay que rectificar todo esto".

Para saber más sobre autoprotección ante las tormentas solares “Tormenta Solar: Guía de Autoprotección Familiar” 

¿Y si el gran apagón de Tenerife hubiese sido nacional y de 30 días de duración?
Comentarios