domingo. 19.05.2024
graffiti

A pesar del mito ancestral, el alcohol y los narcóticos son los medios menos efectivos para despertar la creatividad. En cambio, el entrenamiento complejo, la meditación y la exposición cultural agregan un impulso a su flujo creativo. Un mito del rock and roll que ha sido desacreditado por investigadores que descubrieron que las drogas no despiertan la creatividad.

Un estudio psicológico de la Universidad de Essex y la Universidad Humboldt de Berlín ha revelado que los narcóticos son la forma menos efectiva de inspirar la creatividad.

Músicos, escritores y artistas de “vida dura”

Esto es un duro golpe para los fanáticos de los músicos, escritores y artistas de “vida dura”; la investigación encontró que los programas de entrenamiento complejos, la meditación y la exposición a la cultura son las mejores maneras de encontrar una musa.

El estudio, publicado recientemente en Psychology of Aesthetics, Creativity, and the Arts, examinó los hallazgos que incluyen a miles de personas para exponer los misterios de la creatividad.

Este metanálisis sintetiza 332 tamaños de efecto de varios métodos para mejorar la creatividad. Se agruparon todos los estudios en 12 métodos para identificar los métodos de mejora de la creatividad más efectivos.

Encontraron que, en promedio, la creatividad se puede mejorar en el 70.09% de los participantes en las condiciones de mejora siendo más creativos que la persona promedio en las condiciones de control.

Meditación y la exposición cultural

Los cursos de entrenamiento complejos, la meditación y la exposición cultural fueron los más efectivos, mientras que el uso de medicamentos de manipulación cognitiva fue el menor y también no efectivo.

El tipo de material de capacitación también fue importante. Por ejemplo, los métodos figurativos fueron más efectivos para mejorar la creatividad, y mejorar el pensamiento convergente, fue más efectivo que mejorar el pensamiento divergente.

Sin embargo, no existe un enfoque único para fomentar la creatividad, ya que las personas responden mejor a diferentes situaciones y técnicas. Se espera que la investigación ayude a las escuelas y a los empleadores a comprender mejor el pensamiento creativo.

Viajar expande horizontes

La investigación mostró que el entrenamiento que promueve las técnicas mentales que activan el proceso creativo tiene los mejores impactos a largo plazo; y se descubrió que las actividades de atención plena como la meditación y el pensamiento abierto impulsaron la creatividad a corto plazo. También se encontró que visitar diferentes países y experimentar sus culturas inconscientemente expande horizontes.

La creatividad no es una habilidad que deba aprenderse y luego aplicarse

El doctor Paul Hanel, del departamento de Psicología de Esseudiox, refiere: "Aunque alguna vez pareció el dominio exclusivo de los artistas, la creatividad está en todas partes en el mundo moderno. Todos, desde empresas familiares hasta empresas gigantes, necesitan producir material para mostrar sus productos en las redes sociales. Esta podría ser la diferencia entre el éxito o el fracaso para muchas personas y espero que este estudio les ayude a encontrar inspiración.

Estudiar en el extranjero

Hanel también comenta en este estudio: "Examinamos cientos de artículos para descubrir las mejores formas de impulsar la creatividad y espero que los hallazgos ayuden al creciente número de personas que dependen de su creatividad para ganarse la vida. Lo que funcionó mejor fueron los cursos de capacitación complejos, la meditación y la exposición cultural, como estudiar en el extranjero. Creemos que es un mensaje positivo que las drogas no mejoran la creatividad, dados los efectos secundarios de las mismas".

La autora principal, Jennifer Haase, de la Universidad Humboldt de Berlín, agrega: "Hay muchas maneras de mejorar y fomentar el pensamiento creativo. La creatividad no es una habilidad que deba aprenderse y luego aplicarse. La creatividad resulta mucho más de un ajuste situacional entre la mentalidad cognitiva y el desafío creativo".

Por último, compartir esta reflexión de Arthur Koestler:

"La actividad creativa es un tipo de proceso de aprendizaje en el que el profesor y el alumno se hallan en el mismo individuo”

Drogas y creatividad: desmontando el mito del rock and roll