Miércoles 19.06.2019
DENUNCIAN “AGRESIÓN” CONTRA LOS TRABAJADORES

‘Caza de brujas’ en el CSIC

Los responsables del Centro Superior de Investigaciones Científicas vienen aplicando desde 2011 una política que sustituye empleo estable por precario.

Se aplaza la contratación de personal, se limitan plazas de nuevo ingreso y promoción interna, se limita la percepción de la productividad a aquellos investigadores, grupos de investigación o institutos que presenten una alta litigiosidad

Izquierda Unida, a través de su Área Federal de Educación, ha denunciado la “caza de brujas” que la Presidencia y los gestores del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) practican en este organismo. Enrique Díez, coordinador del área, afirma que los máximos responsables del CSIC “tratan de imponer un modelo neoliberal de gestión con una política que sustituye empleo estable por precario, lo que agudiza la inestabilidad y la inmensa bolsa de precariedad que ya soporta”.

La denuncia de IU se ha hecho eco de la voz de alarma lanzada desde CCOO contra dos resoluciones aprobadas por el organismo el pasado 6 de abril en las que se propone, entre otras medidas, aplazar autorizaciones de contratación de personal, limitar las plazas de nuevo ingreso y promoción interna, limitar la percepción de la productividad 18.2 y redistribuir las productividades PC2 y PC3 a aquellos investigadores, grupos de investigación e Institutos que presenten una “alta litigiosidad”.

Tanto el sindicato como IU consideran que esta política constituye “una ofensiva generalizada contra lo que supone la organización pública de las actividades y contra los derechos de los empleados que se encargan de ellas”.

SUSTITUCIÓN DE EMPLEO ESTABLE POR EMPLEO PRECARIO

CCOO, que califica la situación de “agresión” a los trabajadores, advierte que la situación de la contratación en el CSIC es el “resultado de una política de sustitución de empleo estable por empleo precario”, que alcanza su máximo con el 56% de personal temporal: “una flagrante mala fe negociadora de la dirección de este organismo público que viene a deteriorar aún más las maltrechas relaciones con los representantes de los trabajadores”, añaden.

CCOO manifiesta que no se puede aceptar el “drástico contexto de recortes” en todos los órdenes (económico, de personal, etc.), como ha hecho la dirección del CSIC, para ahora “culpabilizar de esas carencias a una parte del personal del CSIC, de sus grupos de investigación y de sus centros”.

El sindicato señala que la contratación temporal deviene en una inmensa bolsa de precariedad en el CSIC y cubre las funciones estructurales de los centros para asegurar su continuidad. Hay que recordar que la plantilla del CSIC se ha reducido drásticamente en los últimos años, pasando de los 15.890 efectivos de 2011 a las 10.462 personas que declara el Plan de Actuación a finales de 2015.

CCOO denuncia que, "acosados por el fracaso de sus políticas de personal", el CSIC intenta ahora “criminalizar al personal, amenazando con castigar a los centros y grupos de investigación donde los trabajadores defiendan sus derechos laborales; una verdadera caza de brujas que no tiene parangón en la Administración Pública”.

"La amenaza y el chantaje implícito es inadmisible”, señala IU

Para el dirigente federal de IU, “esta ‘caza de brujas’ no tiene parangón en la Administración Pública”. A su juicio, “no se puede entender de otra forma que las resoluciones publicadas establezcan aplazar autorizaciones de contratación de personal, limitar las plazas de nuevo ingreso y promoción interna, y limitar la percepción de la productividad a aquellos investigadores, grupos de investigación y/o institutos que presenten una alta litigiosidad. La amenaza y el chantaje implícito es inadmisible”.

Por todo ello, Izquierda Unida respalda la iniciativa de los representantes de CCOO en el CSIC para que se retiren en su totalidad las resoluciones publicadas, o “de lo contrario –advierte-, exigiremos la inmediata dimisión de los responsables de este desatino”.

Comentarios