#TEMP
domingo. 03.07.2022
MEMORIA DEMOCRÁTICA

132 aniversario del nacimiento del médico republicano Luis Calandre Ibáñez, y sus consejos de guerra siguen sin anularse

El cardiólogo cartagenero Luis Calandre Ibáñez. / DRCALANDRE.BLOGSPOT.COM
El cardiólogo cartagenero Luis Calandre Ibáñez

Nace el niño Calandre, en la ciudad de Cartagena, el 26 de marzo de 1890. Su padre era médico y Luis tuvo una educación liberal, junto a sus seis hermanas y un hermano. Adoraba a su madre, Mariana, de la que guardamos una abundante correspondencia con su hijo.

Tuvo la suerte de ser participante de la Institución Libre de Enseñanza, (ILE) cuando llego a Madrid donde estudio medicina, y en cuyo seno se integro rápidamente. Luego fue miembro fundamental de la Junta para ampliación de Estudios (JAE) y la Residencia de Estudiantes. Llegó a formar parte de la escuela de Ramón y Cajal, pues fue primero histólogo, antes que famoso cardiólogo.

Luego vinieron los años aciagos de la represión franquista contra los que defendieron la legalidad republicana, que duraron, desde 1939 a 1947, con tres consejos de guerra, uno de responsabilidades políticas, y otro de depuración profesional del Colegio de Médicos de Madrid. Habían perdido la guerra, y ahora les tocaba pagar por ello: cárcel, multa y depuración.

Estudiando detenidamente los consejos de guerra sumarísimos de Luis Calandre Ibáñez, se puede demostrar que la legalidad republicana siguió activa, hasta el final de la guerra, en Madrid Valencia y Barcelona

Lo grave, también, es que, al día de hoy, en el siglo XXI, siguen vigentes esas condenas por los tribunales franquistas, y el proyecto de Ley de memoria democrática, promovido por el gobierno de coalición, está atascado en el Congreso de los Diputados, desde hace muchos meses.

Recientemente se presentó por los partidos que apoyan al gobierno, una Proposición de Ley, “de modificación de la Ley Orgánica 10/1995 del Código Penal”, para incluir un nuevo artículo donde se traslada legislación internacional sobre delitos de lesa humanidad, a la legislación interna. 

Por supuesto, Vox, PP y Ciudadanos votaron en contra, pero lo tremendo fue que también lo hizo el PSOE, y entre las razones que esgrimió su diputado, fue que esto produciría "inseguridad jurídica", explicando el principio de la irretroactividad de las disposiciones de las leyes que deben aplicarse al pasado (cómo sería el caso de la Ley de Amnistía de 1977).

Ayer mismo, estuvo el carismático ex diputado, Joan Tarda, en la TV publica, en el canal 24horas, donde dejo muy claro que Esquerra Republicana de Catalunya, solo apoyara ese proyecto de Ley (y su voto es necesario) si incluye:

  • Se declare ilegal el régimen salido de un golpe de Estado del 18 de julio de 1936, sus Tribunales y nulas sus sentencias.
  • Se abra una puerta a la reparación patrimonial de las victimas.
  • Se derogue parte de la Ley de amnistía, de 1977.

Como se están desarrollando los acontecimientos, no tengo mucha esperanza en que dicho Proyecto de Ley salga adelante.

Ya he sugerido en numerosas ocasiones, que estudiando detenidamente los consejos de guerra sumarísimos de Luis Calandre Ibáñez, su nombramiento como subdelegado de la JAE en octubre de 1938, se puede demostrar que la legalidad republicana siguió activa, hasta el final de la guerra, en las ciudades republicanas de Madrid Valencia y Barcelona. Si esta legalidad estuvo vigente, bajo la Constitución republicana de 1931, es fácil declarar la ilegalidad de un régimen salido del golpe militar del 18 de julio de 1936... ¡no se a que esperan!

132 aniversario del nacimiento del médico republicano Luis Calandre Ibáñez, y sus...