domingo. 16.06.2024
ramon

Los manifestantes aseguran que vuelven a la calle "a pesar de los logros conseguidos" porque consideran que la paralización del proceso de externalización sanitaria en la Comunidad de Madrid es "temporal" y está motivado por la campaña electoral al Parlamento Europeo.

Los convocantes piden la derogación del Real Decreto Ley 16/2012, al considerar que "niega a 900.000 personas sus derechos humanos fundamentales a la salud y a la vida"

Se trata de la decimonovena 'Marea Blanca' desde que se iniciaron este tipo de movilizaciones y, en esta ocasión, ha partido desde la Plaza de Neptuno y llegará a la Puerta del Sol. Así, regresa a la calle en solitario después de que el mes pasado se uniese a las mareas roja, naranja y verde para pedir el mantenimiento de los servicios sociales.

La Mesa en Defensa de la Sanidad Pública incide en que se continúa con las derivaciones a centros concertados, y recuerda que "se han privatizado y cerrado laboratorios públicos como el de Pontones, el Vicente Sodevilla, el del Hospital Virgen de la Torre y el del Centro de Especialidades de Aranjuez".

Por otra parte, insisten en la gestión 'privada' de servicios como la recogida de sangre, ahora en manos de Cruz Roja; o de la Lavandería Central Hospitalaria, adjudicada a Flisa.

Además de que se reviertan estas acciones, los convocantes piden la derogación del Real Decreto Ley 16/2012, al considerar que "niega a 900.000 personas sus derechos humanos fundamentales a la salud y a la vida", así como que se realice una "Auditoría Pública de la Deuda provocada en beneficio del sector privado para que la paguen quienes la han provocado".

La Marea Blanca avisa de que las "privatizaciones" continúan