viernes. 19.07.2024

La Presidente de Suiza, Micheline Calmy-Rey, en una reunión mantenida en Viena con el presidente austriaco, D. Heinz Fischer, le hizo saber a éste que tras el accidente de Fuskushima estaban “examinado varios escenarios, incluida la salida” de la energía nuclear. Por su parte, el Señor Fischer contempló estas declaraciones con satisfacción diciendo que Suiza “haría cualquier cosa para otorgar la máxima seguridad a su población”. Hay que tener en cuenta que Austria es uno de los países que abandonó la energía nuclear tras un referéndum que se produjo en 1978.

Suiza tiene cinco reactores en funcionamiento, con 3.370 MW de potencia instalada, que produjeron en 2009 el 39,5% de la electricidad del país. Tras el accidente de Fukushima, las autoridades suizas decidieron abandonar los tres nuevos proyectos otros tantos reactores. Además, decidieron realizar las pruebas de seguridad por su cuenta y de acuerdo a sus propios criterios en los cinco reactores en funcionamiento, sin esperar a las decisiones que se tomaran en la Unión Europea sobre este extremo. Los debates entre los diferentes organismos reguladores han mostrado el desacuerdo sobre las pruebas de seguridad necesarias que garanticen la estabilidad de los reactores.

Ecologistas en Acción solicita de las autoridades españolas que sigan la senda marcada por Suiza y se planteen el abandono escalonado de la energía nuclear. Al fin y al cabo, aquel país obtiene de sus nucleares, porcentualmente, el doble de electricidad que España.

Suiza se plantea el abandono definitivo de la energía nuclear