viernes 22.11.2019
NO MERECE LA PENA UN MAL ACUERDO

El Partido Socialista de Portugal rechaza firmar el pacto de salvación nacional

El secretario general del Partido Socialista de Portugal (PS), António José Seguro, ha defendido el rechazo de su formación a firmar el pacto de salvación nacional propuesto por el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, porque considera no merecía la pena "un mal acuerdo" con los conservadores a cambio de elecciones anticipadas.

El secretario general del Partido Socialista de Portugal (PS), António José Seguro, ha defendido el rechazo de su formación a firmar el pacto de salvación nacional propuesto por el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, porque considera no merecía la pena "un mal acuerdo" con los conservadores a cambio de elecciones anticipadas.

Quien tenía que ceder era el Gobierno. No pueden exigir que firmásemos un acuerdo que fuese un mal acuerdo.

"No me arrepiento porque hice todo para que fuera posible un compromiso como el que había propuesto el presidente de la República. Me empeñé en el sentido de un buen acuerdo y no renuncié a buenas propuestas por elecciones más pronto", afirmó Seguro en una entrevista emitida anoche por la cadena de televisión SIC Notícias.

"Quien tenía que ceder era el Gobierno. No pueden exigir que firmásemos un acuerdo que fuese un mal acuerdo", ha argumentado el líder de la oposición.

Por otra parte, Seguro ha señalado que toda esta crisis política "debe haber alertado a los miembros de la 'troika' sobre la necesidad de una mayor flexibilidad" para Portugal.

En cualquier caso, Seguro no ha querido pronunciarse sobre la posibilidad de regresar a las negociaciones con el Partido Social Demócrata (PSD) del primer ministro Pedro Passos Coelho y el Centro Democrático y Social-Partido Popular (CDS-PP), principal socio de coalición del PSD.

El presidente de Portugal, Anibal Cavaco Silva, ha descartado convocar elecciones anticipadas. Ha anunciado este domingo que la coalición de centro-derecha le ha dado garantías de que se entenderán y cree que podrá completar los compromisos con la troika y volver a los mercados.

Cavaco Silva no ha podido conseguir el acuerdo de salvación nacional que pretendía por lo que continúa con la coalición entre su partido el Partido Socialdemócrata (PSD, de centroderecha) y el Centro Democrático Social- Partido Popular (CDS-PP, democristiano). Ha dicho este domingo que considera «que la mejor solución alternativa es que el actual Gobierno permanezca en sus funciones, con garantías reforzadas de cohesión y solidez en la coalición, hasta el fin de su mandato (en 2015)», en un mensaje difundido por televisión. Ha anunciado que el nuevo ejecutivo se someterá a una moción de confianza.

El presidente portugués ha superado la pasada semana una disensión dentro de la coalición. El líder democristiano, Paulo Portas, hizo un envite presentando su dimisión que no sólo no le fue aceptada sino que ha salido reforzado, ahora es viceprimer ministro.

También ha sorteado su quinta moción de censura, cuenta con una mayoría en el parlamento que lo ha hecho posible, pero no ha conseguido que los socialistas hayan aceptado el Gobierno de salvación nacional que proponía.

 El Partido Comunista de Portugal (PCP) continúa reclamando elecciones anticipadas.

El líder socialista, Alberto Martins, ha expresado el respeto «institucional» de su formación a la decisión de Cavaco Silva, pero ha dejado claro que el Partido Socialista (PS) no está de acuerdo con ella y que considera insuficiente la moción de confianza a la que puede someterse.

Martins, dio por terminado este viernes el diálogo con los conservadores. En su opinión el país necesita un nuevo rumbo en la política económica y salir de las medidas de austeridad que desde hace dos años están asfixiando a los portugueses.

Por su parte el Partido Comunista de Portugal (PCP), que no ha participado en las negociaciones, continúa reclamando elecciones anticipadas. En opinión del líder de la formación, Jerónimo de Sousa, el nuevo Gobierno está «muerto» y responsabiliza a Cavaco Silva de llevar al país «al abismo».


 

El Partido Socialista de Portugal rechaza firmar el pacto de salvación nacional
Comentarios