miércoles. 24.04.2024

Miles de partidarios del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi se han concentrado este viernes en El Cairo para reclamar la restitución del mandatario, derrocado el pasado 3 de julio mediante un golpe de Estado militar, mientras el principal movimiento detractor de Mursi, Tamarod, prepara sus propias manifestaciones en la capital de Egipto, una de ellas cerca de la vigilia de protesta de los Hermanos Musulmanes.

Los simpatizantes de Mursi y de los Hermanos Musulmanes (movimiento al que está vinculado el expresidente) celebran una vigilia de 24 horas de duración en el exterior de la mezquita de Rabaa al Adawiya, en el distrito cairota de Ciudad Naser, a la que se han unido otras miles de personas al término de la oración del Viernes.

"Esta noche, esta noche, Sisi va a caer esta noche", coreaba un grupo de manifestantes, en referencia al jefe del Ejército y nuevo viceprimer ministro del Gobierno (y principal responsable del golpe de Estado), el general Abdelfatá al Sisi. Una amplia pancarta mostraba una fotografía de Mursi rodeado de banderas egipcias y con el lema: "Juntos en apoyo de la legitimidad".

Por su parte, Tamarod ('Rebelión'), el movimiento juvenil que protagonizó las protestas contra Mursi del pasado 30 de junio -que sirvieron de detonante al golpe de Estado-, tiene previsto celebrar sus propias manifestaciones este mismo viernes, una de ellas en el propio distrito de Ciudad Naser y cerca de la vigilia de los Hermanos Musulmanes. El motivo de sus concentraciones es expresar "la oposición del pueblo al terrorismo", han explicado.

La Policía ha intensificado su presencia en las calles, con diez transportes blindados de personal aparcados cerca de un puente sobre el Nilo en pleno centro de El Cairo, situado en una ruta utilizada habitualmente por los islamistas para intentar llegar a la plaza Tahrir, foco habitual de las protestas de los opositores a Mursi.

Miles de seguidores de Mursi se concentran en El Cairo