sábado 4/12/21

Hay un refrán en Kiguirzistán que dice “todo buen matrimonio empieza con llanto”. Este dicho lo entenderán a lo largo de este artículo

Kiguizistán tiene una extensión de 195.800 km2, situado en el Asia Central, sin salida al mar. Tiene fronteras con China, Kazajsitán, Tayikistán y Uzbekistán.

Kiguirzistán es un país muy montañoso, le llaman la Suiza del Asia Central. Está rodeado por la cordillera de Tian Shan y la del Pamir, que alcanzan con facilidad los 5.000 m. de altitud, con una orientación principalmente de este a oeste. Más de la mitad de su territorio se encuentra a una altura superior a los 2.500 m y solo una octava parte tiene una altura media menor a los 1.500 m.

Más del 3% de su territorio está cubierto de glaciares y nieves perpetuas, siendo una región que tiene grandes aludes en invierno, causando muchísimos daños. Su altura máxima es el pico Jengish Chokusu con 7.439 m de altitud (pico de la Victoria en ruso).

Su territorio tiene abundantes lagos, siendo el mayor el Issiyk-Kul, con un régimen hídrico muy inestable, debido a que llueve poco en la zona, unos 300 mm3 anuales y a la amplitud térmica que debe soportar, pasando de los -25º en enero a más de 45º en julio. Es el segundo lago de montaña más grande del mundo, tras el lago Titicaca en Bolivia.

Su sistema hídrico está formado por dos grandes ríos. El Darga Kara que fluye hacia el oeste por el valle de Fergana hacia Uzbekistán. Las fuertes nevadas en invierno provoca fuertes inundaciones en primavera que causa grandes desperfectos

En la frontera con Uzbekistán se junta con el otro gran río del país, el Narym, que drena el agua de las tres grandes depresiones del país. Estos ríos son empleados para la producción de energía hidroeléctrica. Al unirse estos dos ríos forman el río Syr Daria que desemboca en los restos de lo que queda del lago Aral tras un gran desastre medioambiental.

El clima varía según las zonas del país. En el valle de Fergana, que está situado al sudoeste tiene un clima subtropical, con veranos muy calurosos, llegando a temperaturas superiores a los 40º. Las zonas bajas de la montaña del norte, son de clima templado, mientras que en la zona montañosa del Tian Shan varía de un clima continental seco a un clima polar, en función de la altura del terreno.

Kiguirzistán tiene una población de 5.500.000 de habitantes con una distribución muy irregular en su territorio. Situándose su población en la capital Bishek con unos 900.000 habitantes y sobretodo en las zonas bajas de los valles que son recorridas por sus dos principales ríos.

Desde un punto de vista étnico, el 65% son kirguises, el 13% son uzbecos y un 12 % son rusos, existiendo algunas minorías de tayikos y de chinos.


Yurta de los Kirguises

La religión mayoritaria es la musulmana de orientación suní. Un 11% de su población carece de filiación religiosa. Hay una importante minoría de cristianos de tendencia ortodoxa rusa, así como un pequeño núcleo de judíos. El ateismo fue promovido por el Estado en la época soviética. Actualmente, el gobierno intenta consolidar la religión musulmana suní.

Las mujeres tienen un vestuario que se caracteriza por vestido largos y capas, con largas mangas acampanadas y gorros altos. Los hombres usan sombreros blancos con bordados negros.

Kiguirzistán era un país donde la práctica del matrimonio se basaba en el pacto entre familias. Al mismo tiempo, existía el llamado “rapto de las novias”, que tiene una larga tradición remontándonos a los tiempos preislámicos, antes del siglo XII. Eran tiempos donde se robaban caballos y mujeres a los enemigos.

El rapto de la novia se hacia para evitar pagar por parte del novio el coste de la dote en el matrimonio. Es frecuente que en la caza de la novia participe la familia y amigos del novio, formando grupos amplios, que aseguren el éxito del secuestro.

Cuando este país formaba parte de la Unión Soviética, ésta práctica estaba totalmente prohibida. A raíz de su independencia se recupera en primer lugar como señal de identidad nacional propia y en segundo lugar, para mostrar la hombría del novio en la sociedad.

Se calcula que más de la mitad de las mujeres de este país están casadas después de haber sido secuestrada, siendo una señal de la violencia de género masculina y el desdén hacia el sentimiento de las mujeres. Este país presenta altas dosis de violencia de género de difícil solución, pues tiene una gran aceptación social como vemos.

Cuando se realiza el secuestro, se le obliga a la mujer raptada a ponerse un pañuelo blanco, que significa la aceptación de esta a ese matrimonio. Es muy difícil, que ella rechace este matrimonio porque sabe que nunca más un hombre le pedirá que se case con ella. La mayoría de los raptos son realizados por los autóctonos y muy poco por otras etnias existentes en el país.

La economía en Kirguizistán

Ha sido tradicionalmente un país agrario y ganadero. Actualmente, un 40% de su PIB proviene de esta actividad. En las zonas montañosas predomina la ganadería ovina y caballar, mientras que en las zonas de los valles se cultiva el algodón, el llamado “oro blanco” y los productos hortofrutícolas. Tienen un potente sistema de regadío, lo que le permite la producción de otros productos como el tabaco, la seda y la flor de opio.

El 20 % de su PIB es de producción industrial, pero gran parte de esto procede de las actividades mineras fundamentalmente en oro, carbón, antimonio y uranio. Tienen algo de petróleo y gas natural en el valle de Fergana, pero ni siquiera cubre sus necesidades energéticas, siendo el resto cubiertas por Rusia. Como ya hemos visto, su producción hidroeléctrica es importante en los cauces de los ríos Narym y Chu.


Traje de novia de una mujer en Kiguirzistán

A raíz de su independencia, se produce un fuerte retroceso en el campo industrial respecto a la época en que formaba parte de la Unión Soviética, a ello se le une que debe hacer frente a importantes deudas del país con Rusia. El Fondo Monetario Internacional le ha apoyado con créditos, a cambio de la aplicación de políticas restrictivas de gasto del Estado y la puesta en marcha de medidas económicas de corte neoliberal para una transición económica del modelo centralizado soviético al neoliberalismo. Esto le ha supuesto un atraso económico y social muy importante, que le llevara años superarlo.


Los glaciares de Kirguistán

El gobierno se ha visto obligado a reducir el apoyo a productos de primera necesidad, que eran subsidiados y se han recortado las políticas sociales, que tenían en la época soviética. Su independencia le supuso una paralización de sus intercambios comerciales con los países de la zona soviética. El salario medio es de unos 250 euros mensuales y su renta per cápita apenas llega a los 1.000 euros anuales.

Su organización política

Kirguizistán se rige por la Constitución de 1993. Se declara una república democrática de carácter laico. El presidente de la República es elegido por sufragio universal y directo cada cinco años.

El poder legislativo, el Consejo Supremo es bicameral, teniendo por un lado la Asamblea Legislativa compuesta por 35 miembros y la Asamblea de Representantes del Pueblo (que tiene un carácter de representación territorial) compuesto por 70 miembros que se reúne dos veces al año para debatir cuestiones de interés regional.

Todos los jueces del Kirguizistán son nombrados por el Presidente de la República y confirmados por la Asamblea Legislativa.

La historia de los kirguises

Se cree que el origen del pueblo de los kirguises proviene del mundo turco, que vivieron en la parte noreste de la actual Mongolia. Siglos después, se procedió a una emigración hacia la zona del sureste de Siberia y se asentaron a los largo del río Yenisei.

Se fueron extendiendo por lo que hoy es la región de Turva, dentro de la actual Federación de Rusia, hasta que el empuje mongol del siglo XIII les obligó a emigrar hacia el sur. A lo largo del siglo XII, la religión musulmana se asienta en la zona y la mayor parte de la población se hace musulmana sunita de la escuela Hanafi.

Es durante los siglos XV y XVI, cuando el pueblo kirguise se asienta en su territorio actual. Ya en el siglo XIX, la parte sureste del Kirguizistán cae bajo la hegemonía del janato de Kokand y este territorio pasa a formar parte del imperio ruso a partir de 1876.


Revueltas en Kirguizistán

El dominio ruso en la zona fue muy contestado y se realizaron numerosas revueltas que fueron aplastadas por el ejército zarista. En los inicios del siglo XX, ante el fracaso de las revueltas, un importante número de kirguises emigraron a China.

Tras la revolución soviética, en 1926, se convierte en la República Autónoma Soviética de Kirguizistán y en 1936 pasa a ser la República Socialista Soviética del Kiguirzistán. En el periodo soviético se produce un desarrollo industrial y una cierta prosperidad. Con la caída del muro de Berlín, el 30 de agosto de 1991, se declara independiente y se constituye la actual república de Kirguizistán.

En los últimos años han sido muy frecuentes los incidentes y revueltas de carácter étnico sobre todo en el valle de Fergana unido a que es una zona de tráfico de drogas hacia Rusia y Europa, lo que ha desestabilizado toda la zona.

Mucho debe avanzar esta república, pues como vemos se encuentra inmersa en numerosos problemas de orden económico y social. Estos son solucionables si se produce un fuerte desarrollo económico y éste intenta mitigar las desigualdades sociales que se dan en el país.

Los kirguises y el rapto de las novias
Comentarios