#TEMP
martes. 16.08.2022
EXMINISTRO DE MEDIO AMBIENTE

La retirada del centrista Jean-Louis Borloo allana las posibilidades electorales de Sarkozy

Las expectativas del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de cara a las elecciones presidenciales del próximo mes de abril podrían haber mejorado notablemente después de que el exministro de Medio Ambiente centrista Jean-Louis Borloo anunciara ayer domingo su intención de retirar su candidatura.

La decisión, que fue anunciada ayer por la noche, reduce el riesgo de una escisión del voto conservador a expensas del presidente. Sarkozy, cuya popularidad alcanzó su punto más bajo el pasado mes de septiembre, necesitará de los votos de la derecha para derrotar a Marine Le Pen, líder del ultraderechista Frente Nacional, y entrar en la segunda vuelta electoral.

Aunque todavía no lo ha anunciado oficialmente, todo apunta a que Sarkozy se presentará a la reelección. Borloo no ha aclarado a quién apoyará en las elecciones. El ministro de Agricultura, Bruno Le Maire, director de campaña del partido de Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), ha declarado que a lo largo de esta semana o de la siguiente podría ponerse en contacto con Borloo para pedirle que colabore con la candidatura del presidente. "No hay lugar para la división", explicó.

LOS SOCIALISTAS

El Partido Socialista, favorito en las elecciones presidenciales y parlamentarias del próximo año, ha expresado su esperanza de que Sarkozy sea derrotado en la segunda ronda, pese al supuesto apoyo de los partidarios de Borloo. "Los electores deben saber que lo que cuenta en las elecciones presidenciales de 2012 es la primera ronda", declaró el gran favorito para ocupar la candidatura socialista, Francois Hollande.

Por su parte, el exministro socialista Pierre Moscovici, un hombre próximo a Hollande, afirmó que las estimaciones solo daban a Borloo entre el siete y el nueve por ciento de los votos, y que no hay motivos para pensar que todos esos votos sean para Sarkozy.

Las encuestas de opinión otorgan a Hollande la victoria en la primera ronda de las elecciones presidenciales del 22 de abril y predicen que Sarkozy quedará en segunda posición y concurrirá, pues, a la segunda vuelta del 6 de mayo.

No obstante, las distancias entre Sarkozy y Le Pen son relativamente estrechas y, por tanto, dejan un margen de duda de cara a la segunda vuelta. Aparte, el presidente probablemente se encuentre con otros candidatos conservadores en la primera ronda, de forma muy particular con el ex primer ministro Dominique de Villepin.

La retirada del centrista Jean-Louis Borloo allana las posibilidades electorales de...
Comentarios