sábado 4/12/21
CRÓNICAS DE AMÉRICA LATINA | JAVIER M. GONZÁLEZ

La hora de Ollanta Humala

La cantante Susana Baca será la primera persona de raza negra que accede a un ministerio en dos siglos de historia independiente de Perú
Susana Baca

Dos mujeres fueron las últimas en la lista del gabinete de Ollanta Humala. Susana Baca, la más conocida de las intérpretes de la música negra peruana, con un premio Grammy en su haber, asumirá en Cultura, siguiendo la senda ya trazada por Gilberto Gil en Brasil y Rubén Blades en Panamá. La otra mujer es Patricia Salas, que será ministra de Educación. La tercera mujer en el gabinete será Aída García Naranjo, ministra de la Mujer.

El gabinete completo se conoció 48 horas antes de que Humala asuma la presidencia. Y está integrado por una variedad de personalidades entre las que no hay ningún peso pesado del partido Gana Perú, del propio presidente. Está encabezado por un empresario judío, Salomón Lerner, que será el presidente del Consejo de Ministros (o Primer Ministro) un estudiado nombramiento de cara a reforzar su imagen de moderado, y dejando atrás un nacionalismo extremo que había provocado gran desconfianza

Este giro al centro de Humala se ha visto confirmado con los nombramientos en el área económica, muy bien acogidos por el stablishment. Sobre todo después de confirmar al presidente del Banco Central, Julio Velarde. Además de calmar a los mercados, este gabinete sirve para asegurarse el apoyo de Perú Posible, el partido del ex presidente Alejandro Toledo, que le permitirá tener una mayoría (escasa) en el Congreso.

Justamente por eso ha suscitado desconfianza entre algunos de sus propios hombres, que temen que con estos ortodoxos no se pueda cumplir con el programa de mayor inclusión social vía un aumento del gasto social.

Después de ganar las elecciones con un 55,44 % de los votos en la segunda vuelta, Ollanta Humala empezará su mandato con un repentino descenso en su nivel de aprobación (de 70 a 41 puntos porcentuales) como consecuencia de una controvertida gestión de uno de sus hermanos, Alexis, durante un viaje a Rusia. Aparentemente se había presentado como enviado del todavía presidente electo, para discutir oportunidades de inversión. Estas gestiones fueron desautorizadas por el mandatario, llegando a lanzar una advertencia para que nadie de su familia pueda volver a actuar en su nombre.

Entretanto, los 130 nuevos congresistas ya juraron sus cargos y su primera función será tomar juramento al nuevo presidente. Los diputados utilizaron diversas fórmulas. El veterano dirigente de la izquierda Javier Díez Canseco, juró “por un Perú justo, solidario y sin corrupción”. En esa misma línea, Heriberto Benítez, de Solidaridad Nacional, juró deseando que los corruptos vayan a la cárcel. Kenji Fujimori, hijo menor del ex presidente Alberto Fujimori y hermano de la ex candidata presidencial, Keiko, lo hizo refiriéndose a la Constitución de 1993, herencia del gobierno de facto de su padre. Y la fujimorista Martha Chávez juró lealtad a Fujimori, preso y condenado por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

La hora de Ollanta Humala
Comentarios