sábado 24.08.2019
PRISIÓN A LOS DUEÑOS DE UNA EMPRESA ITALIANA

Histórica sentencia en Italia contra los dueños de Eternit por exposición de los trabajadores al amianto

CCOO se congratula de esta sentencia, que supone la condena a 16 años de prisión y al pago de decenas de millones de euros de indemnización por parte de los propietarios de la multinacional Eternit, y que abre el camino a reclamaciones similares de afectados por el amianto en la Unión Europea y el resto del mundo.

Histórica sentencia sobre la exposición al amianto

Reconoce las exigencias de las víctimas y que abre el camino para que se atiendan reclamaciones similares en otros países de la Unión Europea y del resto del mundo

La sentencia dictada por el Tribunal de Turín condena a los propietarios de Eternit, el magnate suizo Stephan Schmidheiny y el barón belga Louis de Cartier de Marchienne, a 16 años de reclusión por desastre doloso y omisión dolosa de medidas de seguridad. Asimismo, les impone el pago de indemnizaciones a los afectados y sus familiares, a los ayuntamientos y regiones afectadas, a los organismos oficiales que han tenido que hacer frente a las consecuencias y a las organizaciones personadas en el proceso, que ascienden, al menos, a 170 millones de euros. Durante más de tres horas el juez Giuseppe Casalbore ha leído las sentencias de indemnización de cada uno de los más de 4500 afectados, entre la emoción y las lágrimas de las víctimas asistentes a la sala y la presencia de medios de comunicación de todo el mundo.

El origen del proceso está en la lucha abierta por los trabajadores de Eternit de la fábrica de Casale Monferrato (en la región italiana del Piamonte) y por los vecinos de la localidad, que vio como varios miles de sus ciudadanos enfermaron y murieron por la exposición al polvo de amianto procedente de la fábrica. El relato de estos hechos puede consultarse en la novela “La lana de la salamandra”, de Giampiero Rossi, traducida y editada por CCOO.

CCOO se congratula por la decisión de la justicia italiana, que reconoce las exigencias de las víctimas y que abre el camino para que se atiendan reclamaciones similares en otros países de la Unión Europea y del resto del mundo. En España nos encontramos con situaciones similares en Sevilla y Cerdanyola (Barcelona) y está pendiente de conocerse la sentencia por la demanda presentada por 40 trabajadores y sus familiares de las fábricas de la empresa Uralita en Getafe y Ciempozuelos (Madrid).

CCOO viene reivindicando desde hace años la prohibición mundial del amianto, impulsando una alianza internacional para la prohibición total mundial del uso y la comercialización de esta sustancia y a favor de una transición justa que minimice el impacto sobre el empleo. Asimismo ha exigido la creación de un Tribunal Penal Internacional del Trabajo donde comparezcan y se diriman las responsabilidades de quienes convierten el trabajo en lugares de inseguridad, enfermedad y muerte.

Histórica sentencia en Italia contra los dueños de Eternit por exposición de los...
Comentarios