martes. 05.03.2024

El presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, todavía no ha renunciado al poder, aunque sí ha mostrado su "disposición" a apartarse, según ha aclarado una fuente de Naciones Unidas, después de que un documento interno de la organización y citado por Reuters confirmase la salida del mandatario.

Dicho documento menciona, según la agencia, que "el presidente Gbagbo se ha rendido y ha pedido la protección de la UNOCI", siglas por las que se conoce a la misión de la ONU en Costa de Marfil. La fuente, que ha pedido no revelar su identidad, ha desmentido que la dimisión ya se hubiese producido, aunque sí ha confirmado la solicitud de protección.

Ha explicado que las negociaciones continúan en Abiyán para determinar el futuro del mandatario saliente. La comunidad internacional ha pedido a Gbagbo que entregue el poder a quien consideran el presidente legítimo y vencedor de las elecciones presidenciales de noviembre, Alassane Ouattara.

"GANAMOS LA BATALLA"

Por su parte, las fuerzas leales al presidente electo de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, han dado por ganada la "batalla" en Abiyán, donde el presidente saliente, Laurent Gbagbo, está rodeado y estaría presuntamente negociando su salida del poder.

"Ganamos la batalla", ha señalado a la BBC el 'número dos' de las fuerzas de Ouattara, Cissé Sindou, asegurando que en Abiyán "no hay combates intensos" aunque todavía se puedan escuchar algunos disparos.

Según Sindou, Gbagbo está negociando con la ONU y Francia para ver "cómo va a dejar el país" y no para negociar un alto el fuego puesto que "su ejército está reducido a nada".

"Para nosotros lo más importante era reducir su ejército a cero", ha insistido el responsable de las fuerzas de Ouattara, aclarando que lo que ocurra ahora con Gbagbo es "alta política". "El siguiente paso será consolidar la paz", ha remachado.

También el representante del secretario general de la ONU en Costa de Marfil, Y. J. Choi, ha confirmado que los combates en Abiyán han cesado. "La guerra ha terminado", ha asegurado tajante en declaraciones a Al Yazira. Según el responsable de la ONU, no hay un alto el fuego sino que las fuerzas leales a Gbagbo "han desaparecido".

Cesan los combates mientras Gbagbo negocia su rendición