domingo. 26.05.2024
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS 10.04.2010

El presidente de Polonia, Lech Kaczynski, de 60 años de edad, ha fallecido este sábado junto con otras 95 personas --entre ellas su esposa y el gobernador del Banco Central de Polonia-- al estrellarse el avión en el que viajaban tras una maniobra de aproximación fallida al aeropuerto de Smolensk (oeste de Rusia), según informa la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

El avión, un Tupolev TU-154 que salió desde Varsovia, se estrelló a unos 400 metros de la pista de aterrizaje del aeropuerto militar. Las primeras investigaciones apuntan a un aterrizaje fallido a causa del mal tiempo por la niebla que rodeaba al aeropuerto.

La catástrofe se produjo cuando el aparato iba a tomar tierra en ese aeródromo, al parecer bajo una espesa capa de niebla. El avión topó contra los árboles de los alrededores del aeródromo, tras lo cual se incendió. Las primeras imágenes del lugar del siniestro mostraban restos humeantes del aparato entre los árboles. El siniestro se produjo a las 10.50, hora local, y casi inmediatamente se dio por hecho que no habría supervivientes.

Un funcionario polaco en Smolensk confirmó a la agencia de noticias Reuters que no se han rescatado supervivientes del siniestro. "El avión se incendió después del choque y los equipos comenzaron a intentar rescatar a los pasajeros de la gravemente dañada aeronave", declaró por su parte el portavoz del Ministerio de Exteriores polaco desde Varsovia.

Acompañando a Kazcynski se encontraban su mujer, la economista Maria Kaczynska, y el gobernador del Banco Central de Polonia, Slawomir Skrzypek. El presidente encabezaba una delegación oficial que tenía previsto conmemorar el 70 aniversario de la masacre de ciudadanos polacos a manos de las fuerzas soviéticas en Katyn, durante la primavera de 1940.

Lech Kaczynski nació en Varsovia, el 18 de junio de 1949, y tenía con su esposa Maria una hija, Marta. Llegó al cargo en 2005 y colideraba con su hermano gemelo Jaroslaw el partido Ley y Justicia. Graduado en Derecho y Administración por la Universidad de Varsovia, Kaczynski fue designado ministro de Justicia el 12 de junio de 2000, cargo que abandonó el 4 de julio de 2001. Después, ocupó la alcaldía de Varsovia desde noviembre de 2002 a diciembre de 2005.

El Gobierno polaco ha decretado una semana de luto oficial. Mientras el primer ministro, Donald Tusk, covocó urgentemente a su Gobierno, centenares de ciudadanos se acercaron a la sede presidencial a depositar flores. Tusk convocó de inmediato a los miembros de su Ejecutivo, algunos de los cuales se encontraban fuera de Varsovia, y se puso asimismo en contacto con el presidente del Parlamento, Bronislaw Komorowski, que de acuerdo a la Constitución polaca, le corresponde, en tanto que jefe de la cámara de diputados, asumir la presidencia en funciones.

PRIMERAS CONDOLENCIAS

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) ha enviado las primeras condolencias por el accidente a través de su presidente en funciones, el ministro de Exteriores kazajo, Kanat Saudabayev, quien expresó sus condolencias "al pueblo polaco y las familias de los fallecidos, entre ellos el presidente Kaczynski", según reza la nota oficial.

"Ofrezco mis más sinceras condolencias al pueblo polaco y a las familias de los fallecidos en este trágico accidente. Nuestros corazones os acompañan en estos tiempos difíciles", expresó Saudabayev.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha expresado en un comunicado su "gran emoción" y su "profunda tristeza" por la muerte de Kaczynski.

"En este momento doloroso, da su pésame a la familia del presidente Kaczynski, así como al conjunto de las familias de las víctimas de este accidente y quiere expresar sus condolencias en su nombre y en nombre del pueblo francés", dice la nota del Elíseo.

Ante esta "trágica prueba que pone de luto a toda Polonia", Sarkozy recordó "los sentimientos excepcionales de amistad que unen a Francia y Polonia, así como al pueblo polaco y al pueblo francés".

El presidente francés destacó el "apasionado patriotismo" de Lech Kaczynski, que "consagró su vida a su país". "Incansable defensor de las ideas en las que creía, siempre luchó con convicción por los valores en los que basó su entrada en la política: la democracia, la libertad y la lucha contra el totalitarismo", manifestó.

"Con su desaparición, Francia pierde un amigo profundamente dedicado al desarrollo de las relaciones entre nuestros dos países, como el presidente de la República pudo apreciar durante sus numerosos encuentros", concluye el comunicado.

El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó este sábado que "el mundo entero se entristecerá" por la "trágica muerte" del presidente de Polonia.

Brown interrumpió un acto de campaña electoral en Escocia para recordar al presidente polaco. "Creo que el mundo entero se entristecerá por la trágica muerte, en un accidente de avión, del presidente Kaczynski, de su esposa Maria y de la delegación que iba con ellos", dijo el primer ministro, citado por la BBC. "Sabemos las dificultades que ha atravesado Polonia, los sacrificios que él mismo ha hecho como parte del movimiento Solidaridad", añadió.

El líder del Partido Conservador británico, David Cameron, aseguró, por su parte, que hoy es "un día muy negro para Polonia". Lech Kaczynski fue "un patriota polaco muy valiente que defendió la libertad". "Sufrió enormemente durante el comunismo y siempre defendió sus opiniones y su gran fe en su país", destacó.

Conmoción en Polonia y luto oficial por la muerte de su presidente