<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 06.10.2022
EDMUNDO FAYANÁS ESCUER

¿Existe el pueblo judío?

Si leemos a los historiadores oficiales israelíes sí existe el pueblo judío, pero ha surgido recientemente una corriente histórica que niega dicha existencia.

Se calcula que la población judía era de unos 18 millones de personas antes de la Segunda Guerra Mundial. Se estima que actualmente son unos 15 millones. De los cuales, unos cinco millones se asientan en el Estado de Israel. Otros cinco millones de judíos viven en los Estados Unidos, formando una poderosa comunidad, con una gran influencia en el poder político y económico, debido a que tiene una amplia representación en ellos. Los otros cinco millones se distribuyen entre Francia con medio millón, en Canadá unos 400.000, en Reino Unido unos 300.000, en Rusia unos 250.000…

Los premios Nobel han sido pródigos con los judíos (179), sirvan como ejemplos, Harold Pinter (2005) en Literatura. Premios nobeles de la paz están Henry Kissinger (1973), Menachen Beguin (1978), Simón Perés (1994) actual presidente de Israel, Yiyzhak Rabin (1994), todos ellos muy contestados. En Economía, Paul Samuelson (1970), Milton Friedman (1976), Franco Modigliani (1985), Joseph Stigliz (2001), Paulk Krugman (2008), y numerosísimos son los nobeles en Física y en Química.

Si leemos a los historiadores oficiales israelíes sí existe el pueblo judío, pero ha surgido recientemente una corriente histórica que niega dicha existencia. Veamos lo que dice cada una de ellas.

La corriente oficial dice que el pueblo judío es un grupo étnico que proviene de los antiguos israelitas

La corriente oficial dice que el pueblo judío es un grupo étnico que proviene de los antiguos israelitas, que estuvieron asentados en Judea desde hace mil años antes de Cristo, hasta el año cien después de Cristo. La religión constituye un aspecto fundamental en la pertenencia al pueblo judío, junto a unas determinantes formas culturales, sociales y lingüísticas.

En la historia oficial se dice que los judíos fueron expulsados por los romanos. Esto no es cierto, los habitantes de Judea eran mayoritariamente agricultores, si se produjeron procesos emigratorios fue en escasísimo número y se extendieron por toda la cuenca del mar Mediterráneo, al igual que había sucedido con otros pueblos como los fenicios o griegos.

Los romanos nunca llevaron a cabo expulsiones de pueblos, y esto fue así entre otras razones porque no tenían capacidad de hacerlo. Sostener que los romanos expulsaron a los judíos es una mentira histórica. Cuando los romanos destruyeron el Templo, en el año 70 d. C., no expulsaron a los judíos por la fuerza. Sin embargo, sí era práctica de otros pueblos como los asirios y babilónicos con algunas elites.

Se engloba en la palabra “judío” en primer lugar, a aquellos que tienen origen étnico judío. En segundo lugar, aquellos que practican el judaísmo y por último aquellos que se sienten como tales por su identificación cultural e histórica. Cabe destacar, por ejemplo, que el humanismo judío, considera judío a aquel que se siente judío. Para las corrientes reformistas, es judío aquel que su padre o madre lo es.

Una vez que se es judío, no existe forma de perder el judaísmo, según la ley judía (Halaja). Se conoce como idioma hebreo, la lengua litúrgica del judaísmo “la lengua santa”, el lenguaje en el que el TANAJ fue escrito, y la lengua de los judíos durante siglos. E actualmente idioma oficial de Israel.

El hebreo moderno es fruto del lingüista Eliécer Ben Yeluda, que llegó a Palestina en el año 1881, y dió forma al lenguaje que se utilizaba sólo en los servicios religiosos, pues durante 1.600 años fue una lengua no practicada.

El judaísmo tradicionalmente no ha fomentado la conversión de otros pueblos. Para ser judío es preciso conocer ampliamente la Torá, dirigido por un Moré. Con ello se pretende que la conversión sea sincera y real.

Hay diversos grupos étnicos, destacando.

- Los ashkenazim que es el nombre que reciben los judíos en Alemania. Su lengua es el yidish, que es un dialecto germánico con influencia hebrea y eslava. Estos judíos adoptaron las interpretaciones de las mitzrot de las escuelas rabínicas de Israel, mientras que los judíos orientales europeos, las interpretaban de las escuelas babilónicas.

- Los sefaradim, que es el nombre en hebreo para la península Ibérica. Sefardí señala a los judíos de España y Portugal. Estos judíos hispánicos hicieron grandes aportaciones a la cultura ibérica, destacando tanto en el Califato omeya de Córdoba, como en la escuela de traductores de Toledo.

Sin embargo, fueron expulsados por los Reyes Católicos en 1492, por motivos religiosos, como también lo fueron los árabes, para unificar el país bajo la hegemonía cristiana.

Su idioma era el ladino, que es un dialecto del castellano. Muchos judíos expulsados acompañaron a los conquistadores a América, de ahí que haya una potente colonia judía en Sudamérica (Brasil, Argentina y México). Otra parte se refugió en Estambul, donde todavía son visibles en su Gran Bazar.

- Los mizraji son las comunidades judías que se asentaron en Yemen, Iraq e Irán, toman todos sus preceptos de las escuelas rabínicas de Babilonia.

Es a partir del siglo V, cuando el cristianismo es hegemónico en el Imperio romano. Sin embargo, el judaísmo prevalece sobre todo en Palestina, Babilonia y en el norte de África. En el siglo VII, cuando llega el Islam al norte de África son los judíos bereberes dirigidos por la reina Kahina de Mauritania quienes les hacen frente hasta que muere a finales del siglo VII.

El historiador musulmán Ibn Jaldum menciona que en estos territorios había tribus judías muy populosas. El conquistador de España en el año 711 era el bereber Tariq Ibn Ziyad y muchos testimonios cristianos españoles hablan de conquistadores judíos y musulmanes. Tariq pertenecía a la tribu Nafusa, la misma de la que era la reina Kahina. Tariq fue un soldado en el ejército judío de Kahina, siendo pues un judío convertido al islamismo. Los testimonios cristianos españoles de aquella época acusan conjuntamente a los musulmanes y a los judíos de la conquista de España, de ahí que fuera tan importante la comunidad judía en España.

Es la religión judaica la que se expande y no los judíos

El pueblo jázaro situado en las llanuras de Asia Central se convirtió al judaísmo. Los pueblos mongoles los expulsaron hacia Europa y se instalaron en su zona Este en los siglos XII y XIII, lo que hace que los judíos de esta zona sean originarios jázaros y no de Alemania como difunde la historia oficial judía. Demostrando una vez más que es la religión judaica la que se expande y no los judíos.

En el año 1918, el historiador judío Yitziak Ben Zvi y el que fuera segundo presidente del Estado de Israel, David Ben Gurión, escribieron juntos un libro donde se afirma que los palestinos son los auténticos descendientes de los judíos. Esta mención desaparece a partir de 1928 cuando se impone la historia oficial del sionismo.

A lo largo de la historia, los judíos han sido oprimidos o simplemente eliminados. Han sufrido desde expulsiones a genocidios. Cabe recordar de forma somera las persecuciones en el Imperio Romano, las cruzadas, las expulsiones de judíos en España por los Reyes Católicos o en tiempos franquistas se usaban las denominadas “conspiraciones judeo-masónicas”, las expulsiones en Inglaterra y Francia, las masacres de Ucrania por los cosacos de Chmielnicki ,los pogromos en Rusia y el más terrible de ellos, el holocausto nazi, con sus campos de concentración y exterminio en los que murieron seis millones de judíos, de lo cuales millón y medio era niños.

Actualmente, se está abriendo paso y cuestionando el origen étnico del pueblo judío. Ello da lugar a que la inmensa mayoría de los judíos carecen de cualquier conexión histórica con el actual territorio que forma parte del Estado de Israel.

Esta aseveración cuestiona primero la propia existencia del pueblo judío como tal pueblo y en consecuencia sus reivindicaciones territoriales carecen de veracidad. En segundo lugar, la necesidad de una nación judía es un mito inventado hace menos de un siglo para justificar la fundación del Estado de Israel.

Sholomo Sand es catedrático de historia de Europa en la universidad de Tel Aviv y ha impartido clases en otras universidades como Berkeley y Paris. Con la publicación de su libro “The invention of the Jewish People” (la invención de un pueblo) pone en cuestión todo el planteamiento histórico del pueblo judío, rechazándolo como una etnia.

Shlomo Sund

Destaquemos las palabras de reconocido historiador E. J: Hobsbawn dice “hay que darle la bienvenida a “the invention of the Jewish People” de Shlomo Sand y, por lo que se refiere a Israel resulta necesario como ejercicio de desmantelamiento del mito histórico nacionalista y como alegato en favor de un Israel que pertenece por igual a todos sus habitantes. Tal vez los libros que combinan la pasión y la erudición no cambian las situaciones políticas, pero sí lo hiciera, esto debería considerarse un hito”.

En sus estudios historiográficos y arqueológicos, asegura que los judíos fueron expulsados de Tierra Santa. En aquellos tiempos, los judíos de Palestina eran mayoritariamente campesinos y todos los indicios sugieren que permanecieron en sus tierras.

El exilio fue un mito promovido por los primeros cristianos para atraer a los judíos a la nueva fe

El exilio fue un mito promovido por los primeros cristianos para atraer a los judíos a la nueva fe. Los cristianos pretendían que las generaciones futuras de judíos creyesen que sus antepasados habían sido exiliados como un castigo de Dios.

Sand defiende que en los siglos siguientes a Jesucristo el judaísmo fue una religión proselitista, que buscaba desesperadamente extenderse y esto se comprueba en fragmentos de la literatura romana de la época.

Yemen fue un reino judío durante ciento veinte años, desde finales del siglo V a los inicios del siglo VII, porque la tribu dominante se había convertido al judaísmo.

Otro ejemplo sería que las tribus bereberes del norte de África en el siglo VII eran también mayoritariamente judías.

El reino de Kazar situado en el sur de Rusia en la zona del Caucaso, se convirtió masivamente al judaismo y esa fue la génesis de los judíos ashkemazim que se extendieron posteriormente por la Europa central y oriental. El historiador judío Isaak Markus Jost fue quién en el año 1820, publicó el primer estudio histórico sebre los judíos “The history of the Israelites”. En dicha obra, inicia un recorrido histórico en el reino de Judea y pasa por alto los tiempos biblicos, pues es consceitne de que los judíos no tienen una continuedad étnica.

El historiador y teólogo Heiwich Graetz, escribe durante 23 años once tomos de “historia de los judíos desde los inciios a nuestros días”. Defiende que la historia judía no era una mera historia religiosa, sino que se encuadraba en un contexto suprareligioso con especial mención a la epica, lo que le da un contenido nacional, transfiriendo la idea moderna de estado nacional de los siglos XVIII y XIX a épocas muy de otros tiempos. De este modo Heiwich Graeetz se convierte en el precursor del sionismo.

El sionismo acude a la arqueología para intentar dar una base científica a su cuerpo doctrinal y justificar que Jerusalén es la capital del mundo judío. Es decir, convierten a la arqueología en un fin justificativo. Las investigaciones arqueológicas llevadaas a cabo echan por tierra todos los dogmas sionistas. Es totalmente imposible demostrar la veracidad del relato histórico con las pruebas arqueológicas, forenses, etc. Estas pruebas poenen en evidencia que la Biblia es un realto de innovadora literatura de ficción y demuestra la no existencia del pueblo hebreo en Palestina.

Sand describe como la mayoría de los judíos son descendientes de conversos que nunca conocieron la Tierra Santa. Esto provoca acidez estomacal en muchos judíos, removiéndoles sus más antiguas creencias y una afrenta colosal al poderoso sionismo hegemónico y a la ideología nacional de Israel.

La mayoría de los judíos contemparáneos están totalemtne convencidos de que sus antepasados son los siraelitas biblicos, pero esto es totalemten falso. Los judios contemporáneos no tienen un origen común y su procedencia semita es un mito, pues son conversos de otras altitudes y regiones.

Israel fue creado bajo la exigencia de un pueblo judío y como una nación unificada establecida en tiempos biblicos y sufriendo el exilio durante más de dos mil años, hasta el regreso a la tierra prometida. Los nuevos judíos, los retornados a Israel, los judíos israelíes son originarios palestinos y su denominado “retorno a la tierra prometida” debe considerarse como una invasión ejecutada por un clan ideologico tribal.

Israel fue el mito de los origenes étnicos en un reino biblico establecido en torno a Jerusalén

El sionismo trabaja para la construcción nacional judía. Sigue el patrón con el que se forman las identidades nacionales europeas a lo largo de los siglos XIX y XX. Sus elites intelectuales expandieron unos mitos que se basaban en las ideologías profundas de su cultura y su sociedad. Israel fue el mito de los origenes étnicos en un reino biblico establecido en torno a Jerusalén.

Los detractores de Sand ven en su libro un ataque a la identidad judía y a la legitimidad de Israel. El aduce que es un intento de rescatar la identidad judía de Israel de un abismo intelectual y de redimir a la sociedad israelí de una saludable dosis de racionalismo secualr.

Sand intenta con su libro, democratizar el Estado para que sea una república real. Cuestiona la tendencia predominate en eljudaismo moderno, la de hacer de la etnia compartida con la base de la fe. Según Sand, eso es peligroso y alimenta el antisemitismo. Trata de nromalizar la presencia judía en la historia y en la vida contemporánea..

El Estado de Israel dice que es el Estado del pueblo judío y que es un estado democrático y judío, siendo esto una contradicción. Más de un 35% de su población actual no es judía, pero el Estado pertenece solo a los judíos. Hay leyes que dicen que el Estado es judío y que no está abierto a los demás. El sionismo no reconoce a los israelies no judíos y eso no puede continuar pro más tiempo. Los palestinos están viviendo en un Estado que dice que no es de ellos y en cuyo himno nacional se habla de espiritu judío.

¿Cuánto pude durar está situacion?

Shlomo Sand abre campos de investigación histórica increibles y cuestiona la versión oficial, logrando la desmitologización del Díos biblico y en consecuencia de la Biblia, tarea que ya fue realizada por los teólogos exégetas científicos de los siglos XIX y XX, todos ellos amantes de la verdad.

¿Existe el pueblo judío?

¿Existe el pueblo judío?
Comentarios