viernes. 01.03.2024

Albania se ha puesto de moda por ser un territorio para descubrir y que hasta ahora estaba fuera de los circuitos turísticos. No piensen en descubrir grandes edificios y cosas extraordinarias.

Hoy le voy a mostrar Tirana 

¿Me acompañan a desubrirla?

  1. La Plaza Skanderbeg
  2. El Museo Histórico Nacional
  3. La Torre del Reloj de Tirana
  4. El BunkArt 2
  5. El Castillo de Tirana
  6. La Catedral de la Resurrección de Cristo

La Plaza Skanderbeg

Es la plaza principal de Tirana, llamada así en el año 1968 en honor del héroe nacional albanés Skanderbeg. Un Monumento a Skanderbeg se puede encontrar en la plaza.

En los tiempos de la monarquía albanesa, la plaza se componía de una serie de edificios que con el tiempo serían derribados durante el período comunista. La plaza se compone de una rotonda con una fuente en el medio.

Skanderbeg
Plaza Skanderbeg.

El Antiguo Bazar de Tirana estaba en los terrenos del actual Palacio de la Cultura, mientras que donde estaba el antiguo edificio municipal ahora se encuentra el Museo Nacional de Historia.

El Museo Histórico Nacional

Está situado en unos de los extremos de la plaza Skanderbeg, siendo el museo más grande del país y que se ha convertido en uno de los lugares más interesante de Albania.

Fue diseñado por el arquitecto albanés Envér Faja y fue inaugurado en el año 1981 y ocupa un espacio de 18.000 m2. Está presidido en su fachada por un mosaico que muestra figuras célebres de la historia de Albania,

En el interior del museo encontramos miles de objetos que van desde el Paleolítico superior pasando por la Edad Media y de la independencia del país, hasta la época comunista.

Entre sus imprescindibles también se encuentra un pabellón dedicado a la vida y obra de Teresa de Calcuta, que tenía un origen albanés.

La mezquita de Et`hem Bey

Se encuentra situada en el centro de la ciudad. La construcción del edificio se inició en el año 1789 por orden de Molla Bey, siendo acabada en el año 1823 por su hijo, Haxhi Ethem Bey. Durante el régimen comunista, tras la II Guerra Mundial, fue cerrada al culto pero sobrevivió.

En el año 1991, y durante las revueltas que terminaron por ocasionar la caída de la República Popular de Albania, unas 10.000 personas penetraron en el interior sin permiso, pese a la prohibición oficial.

Esto significó el inicio del fin del comunismo en el país. Desde el punto de vista artístico, destacan algunos frescos en el pórtico, con representaciones de árboles, cascadas y puentes, motivos generalmente inhabituales en el arte musulmán.

Haxhi Et’tem Bey era un descendiente del pacha Suleyman, que era un general del imperio otomano que fundó la ciudad de Tirana en el año 1614.

En esta época la capital albanesa albergaba una mezquita, los baños públicos y una panadería. Estas tres construcciones cubrían las tres principales necesidades, comer, mantenerse limpio y rezar.

La Torre del Reloj de Tirana

Fue levantada en el año 1822, por orden de Haxhi Et'hem Bey. La realización de la torre del reloj fue obra de la familia Tufina. El Estado albanés compró en el año 1928 un reloj alemán más moderno y la altura de la torre se amplio. Aparece en el escudo de armas de Tirana.

En su interior existe una escalera con noventa peldaños en espiral que permite ascender a su cima. Tiene una altura de treinta y cinco de metros de alto, fue, en el momento de su construcción, el edificio más alto de Tirana.

Tuvo una campana procedente de Venecia, que marcaba las horas. El reloj fue reemplazado en el año 1928, tras la II Guerra Mundial, y de nuevo en el año 1970. La torre fue restaurada entre los años 1981 y 1999, y en la actualidad, está siendo restaurada desde el año 2010.

Hay una tradición musulmana que los que tienen más dinero tienen que dar normalmente el 10% de sus ingresos anuales a proyectos de bien común, o a los pobres de la ciudad que necesitan más.

Debido a estas limosnas fueron muchos los edificios que pudieron ser construidos en los Balcanes, porque las haciendas del Estado siempre estaban vacías y nunca podían terminar las obras.

El BunkArt 2

En el centro de Tirana encontramos la entrada al Bunk’Art 2 lleva a un refugio antibombas subterráneo de la época comunista que se ha convertido en museo de arte e historia.

La entrada se construyó para que se pareciera a uno de los búnkeres de artillería de dos personas presentes por toda Albania. El dictador Enver Hoxha ordeno construir un bunker cada cuatro habitantes por miedo a una invasión de sus vecinos. Se construyeron 750.000 búnkeres.

Tras la caída de la dictadura, la gran mayoría fueron abandonados y otros fueron destinados a almacenes, mientras que unos pocos como el BunkArt 2 y el BunkArt 1 fueron transformados en espacios para recordar esta época histórica.

Tienen una longitud de tres kilómetros de túneles claustrofóbicos donde se exponen fotos, documentos y videos de la época.

El Castillo de Tirana

El castillo bizantino conocido como la fortaleza de Justiniano fue construido en el del año 1300 y es donde se cruzan las principales vías romanas.

Dentro de las antiguas murallas defensivas, hay muchas instalaciones turísticas, incluidos restaurantes y hoteles. El diez de junio del año 1973, la fortaleza fue declarada monumento de primer grado.

El castillo de Tirana fue el principal bastión de la capital albanesa. Los restos de las fortificaciones, conservados hasta el día de hoy, son principalmente tres torres en proceso de renovación y un muro de la época otomana.

La muralla turca de seis metros de altura cubierta de hiedra es prácticamente el único fragmento del castillo que ha sobrevivido en la superficie de la fortaleza.

También se puede admirar el antiguo edificio otomano, cuya principal ventaja son sus valores extremadamente arquitectónicos.

Los fragmentos recientemente descubiertos de los cimientos del castillo y los restos de varios muros de la fortaleza se van incorporando gradualmente al trazado de las modernas calles de la capital albanesa.

Una atracción turística es el mosaico del castillo, que se inauguró cerca del parlamento de Albania en el centenario de la independencia de Albania.

El Castillo de Petrele

Su historia se remonta a los tiempos de Justiniano I. El castillo de Petrelë está situado a 329 metros sobre el nivel del mar. Tiene una historia rica y cuenta con una torre construida en el siglo VI.

El castillo tiene una estructura de madera, es en la actualidad un restaurante. Está colgado de un pedregoso cerro sobre la localidad homónima. Tiene forma triangular con dos torres de observación. A pesar de que su origen se remonta al siglo VI, el actual edificio data del siglo XV.

Formaba parte de un sistema de señalización y defensa del Castillo de Kruje. Los castillos se comunicaban gracias a señales de humo. Durante la guerra de Skanderbeg contra los otomanos, el castillo de Petrele estaba al mando de Mamica Kastrioti, hermana de Skanderbeg.

El castillo ofrece unas vistas espectaculares del valle de Erzen, de los cerros, los olivares y las montañas circundantes.

La Mezquita Namazgah es uno de los símbolos de la capital albanesa, Cuando esté terminado, se espera que incluya una biblioteca, un centro cultural, un lugar para el curso de Corán, una sala de exposiciones. Al mismo tiempo, más de 5.000 fieles podían orar simultáneamente en la mezquita.

En septiembre de 2008, el Gran Mufti Shaban Salihaj de Albania solicitó la construcción de una mezquita central en Tirana. Su solicitud fue ampliamente publicitada y los musulmanes albaneses se sintieron discriminados por el gobierno. El primer ministro de Albania, Sali Berisha, no concedió permiso para la construcción.

Al final, el gobierno de Berisha donó tierras a la comunidad musulmana, con la condición de que se usaran para la construcción de la mezquita.

Ofreció el edificio para la mezquita, aunque la comunidad musulmana albanesa lo rechazó porque afirmó que la tierra no pertenecía a la comunidad y que las reclamaciones de propiedad quedarían sin resolver.

El diez de noviembre del año 2011, el gobierno estableció una comisión para la construcción. La comunidad musulmana propuso que la mezquita se construyera en el parque Namazgah, que les pertenecía, y no en el centro, donde proponía el gobierno.

El veinte de marzo del año 2012, se anuncia que se construiría la mezquita en el parque. En abril del año 2012, se pidió al gobierno que finalmente colocara el primer ladrillo y pusiera los cimientos de la mezquita.

Ya está totalmente construida y ha sido financiada íntegramente por Turquía. Tiene cuatro minaretes de cincuenta metros de altura y su cúpula central tiene treinta y cinco metros y otras cúpulas menores que nos recuerda a la mezquita Azul de Estambul.

La Catedral de la Resurrección de Cristo

La Catedral de la Resurrección se encuentra en el centro de Tirana, cerca de la Plaza Skanderbeg. Es una iglesia moderna construida en planta cuadrada con una cúpula brillante.

Junto al edificio hay una torre que parece cuatro cirios pascuales conectados. El interior está decorado con mosaicos y dorado. Hay un centro cultural ortodoxo en la catedral.

La construcción de la catedral se completó en el año 2014. Es la tercera iglesia más grande de los Balcanes. Está rematado con minimalismo, que es raro en Albania, y sin excesiva ornamentación.

Una cúpula se eleva sobre la nave cuadrada. Sus huecos interiores y laterales están llenos de mosaicos. Una puerta dorada decorada con relieves conduce al interior.

El techo de la catedral y la cruz que corona su cúpula inclinada están cubiertos con pan de oro color cobre. Las cuatro columnas principales de la catedral y los huecos entre las ventanas de la cúpula están decorados con bajorrelieves bíblicos.

Fachada de la catedral está decorada con mármol, realizada en forma de lazo gigante y decorada con inserciones de vidrio azul. Hay una gran cruz de cuatro puntas sobre la entrada principal. En el nivel superior de la catedral hay una logia y dos balcones laterales.

El púlpito y el iconostasio son visibles desde cualquier punto en los niveles superior e inferior. El candelabro original consta de muchos círculos de bronce y hay ciento veinte lámparas ubicadas a lo largo del perímetro que son las encargadas de iluminar el espacio interior.

En la parte noroeste del conjunto se erigió una capilla cuadrada, con un techo inusual, estilizado como tantas cúpulas y revestido de cobre. Pero quizás el más inusual de todo el edificio es el campanario de 46 metros, que consta de cuatro columnas que simbolizan a los evangelistas.

Las columnas están interconectadas por un eje central, dentro del cual hay una escalera de caracol que conduce a un campanario de dos niveles con dieciséis campanas. El edificio administrativo alberga la sede del Santo Sínodo, la residencia del beato arzobispo, una biblioteca y dos pequeñas capillas.

El complejo arquitectónico de la catedral también incluye dos niveles subterráneos con una sala de reuniones para ochocientos lugares para reuniones de la iglesia y diversos eventos culturales. Además de ellos, también hay refectorio, museo y sala de exposiciones. En la catedral hay una biblioteca y una escuela dominical.

La nueva Catedral de la Resurrección de Cristo en Tirana se construyó entre los años 2004 al 2012. Su consagración y apertura se programaron para coincidir con el vigésimo aniversario del renacimiento de la Iglesia ortodoxa albanesa y la elección de su jefe, el arzobispo Anastasio.

Tirana, una novedad turística