<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 04.02.2023
BRASIL PRIMERO DE ENERO 2023

Toma de posesión como Presidente de Lula da Silva

El rey Felipe VI, la vicepresidenta Yolanda Díaz y el ministro de Exteriores José Manuel Albares asisten en nombre de España

El rey Felipe VI ha viajado a la capital brasileña para asistir en representación de España a la ceremonia de toma de posesión como nuevo presidente de Brasil de Luiz Inácio Lula da Silva.

En el avión de la Fuerza Aérea Española, se desplaza también el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, no así la vicepresidenta y ministra de trabajo, Yolanda Díaz.

El rey forma parte de la docena de jefes de Estado que va a estar presente en el relevo de la presidencia brasileña, que pasa a ocupar Lula después de cuatro años de mandato de Jair Bolsonaro, a quien derrotó con un ajustado 50,9% de los votos en las elecciones celebradas el pasado mes de octubre.

Además del monarca, se esperan al menos 19 jefes de Estado y de Gobierno, entre otros, los de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, Alemania y Portugal.

También estaba prevista la presencia del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, después de que el Gobierno brasileño anulara este viernes un decreto que impedía su entrada al país. A última hora Venezuela ha informado que no asistirá Nicolas Maduro y acudirá en su lugar el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Jorge Rodríguez.

Es la primera ocasión en la que Felipe VI viaja a Brasil desde que relevó en el trono a Juan Carlos I en junio de 2014. La última vez que lo hizo fue en 2011, tres meses antes de la abdicación de su padre, cuando asistió como príncipe de Asturias a la investidura de Dilma Rousseff, quien sucedió a Lula da Silva tras ser presidente entre 2003 y 2010. Felipe VI también estuvo en Brasilia en 2003 cuando Lula da Silva asumió el poder en su primer mandato. En la toma de posesión de Bolsonaro hace cuatro años, España estuvo representada por la entonces presidenta del Congreso, Ana Pastor.

La mala relación que el Gobierno de Pedro Sánchez ha mantenido con Bolsonaro ha provocado una paralización en el intercambio de visitas de máximo nivel que el Ejecutivo espera reanudar con la nueva etapa de Lula da Silva.

Bolsonaro no dará el relevo a Lula da Silva y se ha marchado a Estados Unidos después de una grotesca despedida en la que lloró abundantemente y en la que siguió sin reconocer su derrota.

Don Felipe ya ha mantenido varios encuentros con el nuevo presidente, el último en diciembre de 2015, cuando le recibió en el Palacio de la Zarzuela con motivo de su visita a España. En 2003, el príncipe entregó a Lula da Silva el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación en Oviedo en reconocimiento a su trabajo en favor de los trabajadores y de erradicar la pobreza tanto en su país como en el resto de América Latina. 

Por otra parteLa presencia del presidente de Bolivia, Luis Arce, en la investidura de Luiz Inácio Lula da Silva, permitirá que ambos mandatarios ajusten la agenda de colaboración entre ambos países.

“Hay muchos temas importantes y muchas coincidencias en lo que se refiere a la patria grande, y estamos seguros de que eso se va a ir consolidando”, afirmó en declaraciones a la prensa la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón.

Arce compartirá la agenda este 1 de enero con al menos 20 mandatarios, será recibido por la diplomacia brasileña y participará en el acto solemne del Congreso Nacional, donde ocurrirá el juramento del dignatario electo.

Brasil es socio comercial estratégico de Bolivia, pero durante el gobierno de Jair Bolsonaro esos nexos se ralentizaron debido a las diferencias político-ideológicas del exmilitar derechista con la Administración de Evo Morales (2006-2019) y con la de Arce.

Tras la victoria electoral de Lula, el actual mandatario boliviano proyectó el fortalecimiento de las relaciones de integración con el coloso de América Latina. Hay que subrayar que Brasil es el socio comercial mayoritario de Bolivia por la venta de gas, y además los une un proyecto de importancia para la integración regional como la construcción del corredor bioceánico.

Otros asuntos de interés común son el ingreso del país del altiplano al Mercado Común del Sur, la reconstrucción de la Unión de Naciones del Sur y el fortalecimiento del programa de estatus migratorios, este último de mucha importancia porque más de 500 mil bolivianos residen en Brasil.

De acuerdo con medios de prensa internacionales, en la ceremonia del Palacio de Planalto estarán presentes en el primer día de 2023 el presidente de Argentina, Alberto Fernández; de Bolivia, Luis Arce, de Chile, Gabriel Boric; y el vicepresidente de Cuba, Salvador Valdés.

Igualmente, asistirán los presidentes: Guillermo Lasso (Ecuador), Irfaan Ali (Guyana); Mario Abdo Benítez (Paraguay), Gustavo Petro (Colombia) y Luis Lacalle Pou (Uruguay).

El acto de toma de posesión de Lula se celebra en un día de alto valor simbólico para toda América Latina. Hace 64 años Fidel Castro y sus compañeros derrotaron a la dictadura de Fulgencio Batista y llegaron al poder en Cuba.

Toma de posesión como Presidente de Lula da Silva