viernes. 19.04.2024

Del 4 al 6 de Octubre la presidencia española de turno de la UE celebra en Granada la reunión cumbre del mandato español, es decir el encuentro más político e importante del mandato europeo de Sánchez y todo su Gobierno.

La izquierda de Granada o al menos una parte importante se ha arremangado. Es ya la segunda cumbre europea en la ciudad granadina y la segunda por tanto cumbre alternativa. La izquierda más consciente y comprometida de Granada se está organizando y preparando una cumbre social “Otra Europa es posible”en la que humildemente colaboro. Sin exclusiones, abierta y unitaria se han juntado diversas visiones políticas, desde las más alternativas a las más moderadas en su concepto de la UE pasando por quienes están en el plato y en las tajadas, es decir en el Gobierno que estará en la Alhambra y en la calle a la vez, lo harán sin rubor y sin que nadie se lo echemos en cara, porque toda piedra hace pared y allá cada cual con su conciencia.

La izquierda más consciente y comprometida de Granada se está organizando y preparando una cumbre social “Otra Europa es posible”­

Pero la pregunta que algunos lanzamos a la cumbre social es si de verdad otra Europa es posible en la actual situación, es decir, `plantearse la reforma de las instituciones de Bruselas en una UE sometida a los intereses de poderosos, multinacionales, bancos y fondos, los globalistas y Davos además de a los dictados de Biden y la OTAN, es decir una Europa sin soberanía y dependiente del “amigo americano” a todos los efectos. Y sumida en la financiación de una guerra en Ucrania además de metida de hoz y coz en la guerra económica global del Norte caduco, frente al Sur emergente ¿Es posible?

O analizamos la situación mundial o estamos haciendo un acto onanista frente a un espejo. Las izquierdas gubernamentales europeas están pilladas por los globalistas en lo ideológico y lo económico. La influencia de Soros y su equipo les mandata su agenda. La cumbre Europea de Granada está pensada para:

  • Expandir la UE/OTAN a los Balcanes, las fronteras de Rusia y apostar por una Europa en guerra.
  • Ser parte de la guerra económica y militar contra China y Rusia.
  • Hacerle el trabajo sucio a los EEUU poniendo buena cara a África y América Latina tratando de que estos dos continentes converjan con los intereses económicos y militares de la OTAN. 

Las izquierdas gubernamentales europeas están pilladas por los globalistas en lo ideológico y lo económico

La UE no está buscando ni el bienestar de sus pueblos, implementar la soberanía alimentaria o expandir la democracia. La UE además está cada día más desprestigiada e ignorada por las potencias euroasiáticas, asiáticas, africanas o americanas, que no entienden el tiro que se está dando en el pie renunciando de boquilla a energías baratas, desmontando su industria y alejada de los BRICS, financiado además una guerra. Obligada por los EEUU a cortar la ruta de la seda con China, depende sin embargo de China. Dejando sabotear los oleoductos de crudo y gas ruso, comparando sin embargo energía rusa en la reventa o estadounidense mucho más cara. Un ridículo espantoso. Pero un ridículo que pagan las clases trabajadoras europeas, los agricultores y agricultoras europeas y la pequeña empresa europea. Un ridículo pagado a costa de escandalosas subidas de alimentos, vivienda o abonos y combustible a causa de las subidas de precios por las sanciones impuestas contra Rusia, China, Irán… y muchos más. ¿Qué futuro nos espera frente al mundo del Sur cada vez más organizado y fuerte económica y militarmente? Esa pregunta hay que hacérsela a la UE y sus dirigentes, pero también a las izquierdas de gobierno y verdes europeos. Al postmodernismo progresista europeo de clase media.

La UE además está cada día más desprestigiada e ignorada por las potencias euroasiáticas, asiáticas, africanas o americanas

Nadie políticamente correcto ha plateado nada en favor de los movimientos de liberación e independencia africanos en especial de la zona del Sahel aunque sean militares los que los encabezan en África, ante la ausencia de elecciones limpias. Que lejos le pilla a la izquierda europea caviar Nasser, Amílcar Cabral o Sankara. Ya los han olvidado. Tienen miedo a hablar contra el neocolonialismo francés que Borrell avala. Los africanos negros o subsaharianos que dicen ellos, merecen nuestro apoyo en las pateras o los cayucos, pero si se atreven a poner el destino en sus manos y controlar sus riquezas, ah, otra cosa es. Necesitamos su oro, su uranio o su petróleo pero ya está, que se han creído. 

Europa depende de África, Asia y Eurasia, que no al revés.

Todo este debate estará presente en Granada y los días 30 de Septiembre y 5 de Octubre saldremos a la calle. Pedimos vuestro apoyo, pedimos que quien pueda vengar por Granada o al menos nos apoye y difunda. Yo solo pretendo plantear debate e interrogantes. Solo la organización internacional, la movilización y el internacionalismo lograran traer otra Europa. Todo esto sin olvidar, al contrario, sacar a la luz la agenda secreta de la UE que va a volver a obligar a los gobiernos europeos a privatizar, recortar e imponer de nuevo la austeridad. La desigualdad está servida en un continente cada vez más desigual e injusto. La cumbre UE debe decirnos cuál es su agenda económico social alto y en público y eso le requerimos desde Granada e instamos a olvidarse de esta.

Cumbre de la Unión Europea en una alcazaba árabe