lunes. 22.04.2024
Foto de archivo

La Unión Europea tal y como bien relata Joan Garcés en su libro “Soberanos e intervenidos” no nace tal y como se nos cuenta de la voluntad política de europeístas ilustres, es cierto que había un movimiento europeísta, pero con escasas posibilidades de lograr una organización internacional a escala europea rápidamente. Europa como ente político organizado nace en la mente de dos tenientes coroneles de estado mayor, uno británico y otro estadounidense durante la II Guerra Mundial, cuando los aliados (EEUU-UK) les encargan un trabajo al objeto de organizar el poder político en el territorio ocupado por la Alemania Nazi y la propia Alemania, hecho este al que ya me he referido en varias ocasiones. 

La Unión Europea es un mercado común, una organización que tiene como fundamento crear un mercado único y las reglas del mercado capitalista son las que en ella imperan. Es cierto que con los años, la burocracia de Bruselas ha ido convirtiéndose en una Eurocracia y en ello en parte es porque a los estados les viene bien, pero también porque confían en unos eurócratas neoliberales, conservadores, férreos partidarios del capitalismo político, no solo económico y controlados por las multinacionales, siendo más fieles a intereses empresariales y de los EEUU que a intereses públicos, jamás a intereses sociales. El Mercado Común Europeo hoy Unión Europea es una construcción conservadora-liberal-democristiana y lo demás son mentiras para engañarnos y dominar a los pueblos. 

La burocracia de Bruselas ha ido convirtiéndose en una Eurocracia y en ello en parte es porque a los estados les viene bien

La UE hoy a pesar de que ni los EEUU ni la Gran Bretaña son miembros es un agente de la ANGLOSFERA y una filial de la OTAN. No es democrática pues el Parlamento Europeo carece de competencias políticas y nadie controla a la eurocracia, con demasiadas historias de corrupción oculta a sus espaldas.

La propia UE se encarga de perseguir y difamar a quienes cuestionamos sus decisiones con el “grave insulto” de antieuropeos lo cual tiene gracia pues ellos han vendido los intereses de Europa Unión a los EEUU, el globalismo de Soros y Davos así como a otros poderes reales extra-europeos. Por cierto Meloni ya es europea, nadie cuestiona ya el neofascismo italiano, ha sido normalizado, así que atentos, si VOX gobernará en el estado español la UE haría lo mismo.

La UE además es beligerante en la guerra que tiene lugar en Ucrania, entre Rusia y la OTAN. Esto es muy grave, pues la escalada del envío de los Tiger, perdón Leopard, (me equivoque de felino al citar los panzer), puede acabar llegando a la destrucción de Europa, que está a diferencia de los EEUU, en primera línea del frente. Nadie va dispara un misil nuclear contra Bolivia o Chile o Colombia o Namibia, o el Malí o Bután… Pero nosotros estamos delante, lo cual no evalúan nuestros dirigentes más atentos a defender los intereses extra europeos que la paz que requieren los pueblos de Europa.

La guerra provocada por una invasión de Rusia, ha sido inducida por la OTAN durante varios años y a EEUU le interesa al objeto de debilitar a Rusia

La guerra provocada por una invasión de Rusia que nunca se debió producir, ha sido inducida por la OTAN durante varios años y a EEUU le interesa al objeto de debilitar a Rusia. 

Mientras la UE se pliega a la voz de su amo, el mundo cambia: los BRICS aumentan y se consolidan, América, la América hispana, originaria y Latina se reúne en la CELAC su organismo de contacto con un programa independiente; en Asía se crean grupos de contacto sin aliados de la OTAN. Las sanciones a Rusia la mayor parte del mundo no las aplica y las sufren los pueblos sancionadores. El mundo camina por otro lado. Pero claro necesitamos sus materias primas, sus minerales y por eso apoya la UE golpes de estado y asesinatos a cambio de controlar el litio, el gas o el petróleo americanos. Por eso cada vez el mundo nos odia más, nos ignora más. Pobres europeos comprando de “extranjis” petróleo ruso que los hindúes les revenden o a petroleros de bandera de conveniencia en alta mar. Pobre Europa, solo tenía carbón y hierro pero ya no lo quieren producir, por eso han de comprar acero chino…

Que fabriquen otros y mientras tanto somos parque temático turístico y fabricantes o donantes de chatarra para una guerra.

Tras estas líneas muchas y muchos pensaran demagogo, loco, estúpido… Mi conciencia me llama a ser cada vez más claro y a no renunciar a los ideales de Jaures, Pablo Iglesias el de verdad o Engels y apostar siempre por la paz, no apoyar a sucedáneos del sistema que luego acaban como los verdes alemanes y europeos que se han hecho más atlantistas que Trump.

Pobre Europa tan lejos de sus pueblos y tan cerca de los EEUU